[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

ES EL DINERO, EL DINERO

Estamos en el siglo XXI y los románticos tiempos de Don Alejandro Dumas (padre) y su famosa frase, Cherchez la femme, pardieu, están casi olvidados. Las mujeres, justa y merecidamente, han ido subiendo puestos en la escala social y ya cuando uno observa ciertas conductas, erráticas y poco coherentes, en algún destacado ejemplar del género tradicionalmente llamado masculino no piensa que hay algún asunto de faldas por medio, sino que se trata de alguna relación, poco confesable seguramente, con ese poderoso caballero, Don Dinero, del que parece que todos deseamos tener abundantes y billeteros recuerdos en nuestros monederos. Y si alguien piensa que me quiero meter con el iluminado y, aparentemente, expodemita, acierta. Ese rojo predicador al que financiaba el Chávez difunto con el dinero que robaba a su querido pueblo venezolano –y que, como buen padre, también destinaba una parte nada despreciable a convertir a su hija en una ejemplar millonaria bolivariana, que, oye, está bien hacer la robolución pero, primero, siempre el robo, y luego ya veremos si hay solución para el querido pueblo- es otra muestra de que el desmedido amor por el dinero es la verdadera, y quizás la única, transversalidad que existe en la sociedad española de hoy. Y si alguien piensa que uso ese “palabro” que me disgusta para reírme del éxito que, de su uso y abuso, obtuvo la formación de exRosita Díez, acierta también.

Pero bueno, a lo que vamos, que el cabreo político siempre nos desvía de lo importante: ¿qué pasa con el fichaje-renovación del mejor central del mundo? ¿No estaba todo cerrado? ¿No se miraron, en China, a los ojos, con amor y deseo – por firmar el contrato, que se me entienda, que Sergio tiene muy buen gusto- mutuos? ¿No daban todos los medios de la península ibérica – hay que irse acostumbrando a que España puede desaparecer- por hecha la renovación, al alza, del camero? ¿Qué ha pasado entonces? Pues no lo tengo completamente claro. A veces me parece que estoy viviendo una versión futbolera de aquella gran película de Mankiewicz, “Sleuth”, protagonizada por los geniales Olivier y Caine y en la que nada de lo que parecía cierto lo era. Los dos protagonistas se engañaban mutuamente con una habilidad que ya quisieran para ellos Pérez y Ramos, pero mientras que allí, detrás de todo, había una femme aquí, creemos, que sólo hay un problema, un enorme problema de money-ego: Ramos quiere más dinero, no importa que tenga un contrato en vigor por una suma nada despreciable, y Pérez que cede, y mucho, en otras cosas, en esta ocasión no quiere, aparentemente, ceder demasiado ante los Ramos si no se asegura que ha comprado también la omertà sevillana. Y en esas estamos.

Cito la película de Mankiewicz, además, porque aunque para el público hispano se llamó “La huella”, el título original ( en inglés, un “sleuth” es una especie de detective amateur) se acerca más a lo que debemos hacer para tratar de adivinar lo que puede estar ocurriendo realmente y también, por qué no decirlo, a lo que somos: unos simples aficionados, en todos los sentidos del término. Y es por ello que quiero empezar desde atrás, cuando Pérez salió por la puerta de escape, en el año 2006. Voy a citarlo tres veces pues en aquella ocasión servidor se creyó, a pies juntillas, las declaraciones presidenciales: "Es una decisión meditada, un ejercicio de coherencia porque en estos años de presidente hay momentos en los que un club como el Real Madrid necesita un impulso de renovación y debo aplicármelo a mi mismo. Los socios me encomendaron encauzar el destino y rumbo de una institución que vivía momentos difíciles, han sido seis años duros y apasionantes y esta junta directiva ha colocado al Real Madrid en el liderazgo y a los socios para decidir el futuro de la institución, son los únicos propietarios". ¿Era sincero el Sr. Pérez cuando decía estas cosas en el 2006? ¿Se puede presumir de coherencia en el 2006 y vivir en la permanente incoherencia en el 2013, en el 2014 y en el 2015? Lo digo porque añadió, en esa misma comparencia de despedida, una declaración más que a mi, tengo que reconocerlo, me gustó, porque no era –ni es- frecuente entre los directivos del mundo del fútbol y, entonces, Don Florentino nos confesó: “Quizá yo he maleducado a los jugadores y lo que quiero ahora es decirles que lo único importante es el Real Madrid”. Y, valientemente, añadió: "En ese sentido, el único culpable soy yo". Pues sí, totalmente de acuerdo, y lo que entonces aplaudí de Don Florentino es lo que desprecio hoy de Pérez. ¿No fue dar un mal ejemplo a los jugadores permitir el chantaje de Casillas y Ramos pidiendo la cabeza del mejor entrenador que ha tenido el Madrid en los últimos años? ¿No es dar un mal ejemplo al vestuario haciendo que el club que preside siga pagando la mayor parte de la ficha de un jugador que ya no juega en el Madrid? ¿No fue dar un mal ejemplo a los jugadores la forma en la que se trató a Diego López? ¿No es malcriar a los jugadores hacer una renovación -tan larga como innecesaria- como la que se ha hecho a Marcelo? ¿Fue sincero Pérez entonces? ¿No nos engañaba entonces, con ese discurso soso y buenista, como nos quiere engañar ahora?  Pues yo creo que no. Rectifico: quiero creer que no. Quiero creer que entonces era sincero y el Real Madrid estaba por delante de todo. Hoy, sin embargo, creo que los intereses de Pérez están por delante de todo y de todos y, ojo, que ya lo he dicho otras veces, no quiero decir que se trate sólo de dinero o poder, el Real Madrid, en mi opinión, se ha convertido en el mayor entretenimiento de un poderoso semi-jubilado, y es por ello que ahora la coherencia va por otro camino, el de mantener la presidencia a cualquier coste –para el club, por supuesto, que a Pérez le sale gratis. 

Y es por eso que creo que la solución del “affaire Ramos” se está extendiendo más de lo que nadie había previsto. El Sr. Pérez, acostumbrado a las situaciones win-win, tiene ahora entre manos un asunto que parece de tipo lose-lose, es decir, perdemos todos: Flóper, Sergio, el club, los socios y los aficionados, y los cito en el orden que creo que importa al presidente. La salidas de Mourinho, Diego López y Casillas han dividido, por motivos diferentes en cada caso, al madridismo más activo y Pérez lo sabe. Sergio Ramos es otro jugador, como Casillas, que profundiza y aumenta la división de la afición blanca. Adorado por los que sólo ven el gol salvador del minuto 93 de la final de Lisboa y repudiado por los que vemos en él a un jugador sobrevalorado, que nos cuesta goles y tarjetas a promedios inadmisibles y que pastorea el vestuario en una línea personalista y matona que no va en el sentido del puro interés del club (no olvidemos, porque le retrata muy bien, el incidente de la camiseta de Özil. Y ya entonces era el segundo capitán). Venimos, además, de una temporada desastrosa y que tiene muy cabreada a casi toda la afición, y eso no es positivo para los intereses continuistas de Pérez, y lo sabe muy bien, por eso le cortó el cuello, deportivamente hablando, al ahora prácticamente olvidado por la prensa que lo utilizó como arma anti-Mou, Ancelotti. Sabe perfectamente el presidente Pérez que cada vez somos más los que pedimos su dimisión y quiere, sobre todo, ganar tiempo y, lo que es más importante para su prestigio, comprar el silencio de Ramos en el asunto más controvertido y oscuro, para el madridismo, de los últimos tiempos: la salida de Mourinho. Con Casillas lo solucionó del modo que ya conocemos, pero con Ramos es mucho más complicado, porque Ramos sí que quiere seguir en el Madrid, y quiere seguir mandando en el vestuario, a su aire, y quiere –y esto es lo decisivo- una cantidad de dinero que esté a la altura de la generosa opinión que tiene de sí mismo… y si no obtiene lo que quiere, Ramos, que no tiene el perfil bajo y cobardón de su amigo Iker, sí que puede empezar a largar cosas que podrían dejar a Pérez sentenciado para siempre. Es por eso que yo pienso que están condenados a entenderse, que Ramos se quedará en el Real Madrid hasta que él quiera, como hizo su amiguete, y que lo que está demorando el anuncio de la renovación es la complicada tarea de encontrar una cifra que deje satisfechos a todos los egos involucrados en este pecuniario diferendo…y eso lleva su tiempo. Lo siento por De Gea, que es el primero que está pagando por todo lo que está ocurriendo. Y no es que yo quiera que venga el que una vez fue rojiblanco, que no lo quiero, sino que me molesta que siempre paguen otros, mientras que los de siempre se van de rosas y rositas.

COMENTARIOS [0]
[ NickAdams ] ha dicho:
09-08-2015

A las 17:51: Completamente de acuerdo con Marcus48. Y ahora que no me vendan que el Valerenga es un equipazo y lleva x meses de temporada. 

El Real Madrid ha jugado 7 partidos de pretemporada y en 4 de ellos se ha quedado sin marcar. ¿O es que Benitez todavía no ha dado las lecciones de puntería? 

¿Y lo que dice Benítez es que faltaba los jugadores que hacen goles? Goleadores del Madrid en la Pretemporada: Benzema, CR7, Pepe, Cheryschev, Jesé, Varane, James (2) y Bale. Sólo faltaban tres. Los mismos que faltaban contra el Tottenham y en el post-partido no habló de eso. Flóper debe estar cada vez más nervioso. 

[ Marcus48 ] ha dicho:
09-08-2015

A las 17.08 horas. ¿Para cuándo un delantero centro que meta goles?

[ Pailán ] ha dicho:
09-08-2015

 

El amijo Floren va a apurar hasta el último segundo del plazo de fichajes, como hizo con Figo y con Beckham, a ver si se ablandan y bajan el precio. Pero, claro, es como si me quiero comprar un Audi a precio de Ferrari y me proponen el de un Jaguar. Total, como la pasta no es suya... Lo que más me solivianta de todo este asunto es ver al impresentable payaso incapaz de Van Gaal venirse arriba y ponerse gallito. Ay, Señor, llévame pronto, mi cuerpo pide tierra.

Y sobre la pañolada, quia. Mientras está la Grada de Sumisión, el tito Flo tiene garantizados los aplausos.

[ chinchin ] ha dicho:
09-08-2015

Pues yo estoy posicionado en la desconfianza total y en el pesimismo más absoluto. Pienso lo siquiente: la renovación está cerrada en una cifra muy cercana a la que ha pedido Ramos y lo van a anunciar en la previa al Trofeu Bernabéu, con lo cual Florentino cree que evitará cualquier pañolada y no me extrañaría ver, confirmando esto, pancartas en la Grada Blanca Presidencial de apoyo a la renovación y más.

¿Y de Gea? Pues me temo que el chico se puede quedar tirado en el United otro año más.

[ NickAdams ] ha dicho:
09-08-2015

Aunque estoy de acuerdo, como Marcus48, con wh en la mayor parte del contenido de la entrada, me cuesta trabajo aceptar de que no podamos librarnos de Zehio esta temporada. De Flóper ya no espero nada, ni una mala palabra, ni una buena decisión. Vamos, que si estuviera en su lugar, lo cambio pelo a pelo por de De Gea y luego vendería al pobre Navas que, aunque no se lo merece, menos se merece seguir en el Madrid de tercer portero, que es lo que sería.

Por cierto, ayer vi el partido del Chelsea. El equipo de Mou tiene un par de porterazos, uno que ya conocía, Courtois, y otro que vi ayer y me dio muy buena impresión: Begovic. Ayer no pudo ganar al Swansea en casa, aunque jugando la mayor parte del segundo tiempo con 10, tras justa expulsión de Courtois. 

Mostró carácter el Chelsea jugando con 10 y me gustó también el Swansea. En España un equipo de mitad de tabla no juega con ese atrevimiento en el estadio del campeón ni de coña. 

[ pezuco ] ha dicho:
08-08-2015

 

De acuerdo en todo lo dicho por Wh, y admirable su capacidad para mezclar y relacionar temas tan distintos como política, cine y fútbol.

Sobre Canelita me gustaría incidir en algo que aquí hemos señalado muchas veces, está jugando una partida de póker de manera muy arriesgada, pues en algunas manos ya le descubrieron apostando de fárol. Supongo que cree que si fue capaz de forzar la marcha de Mou puede con cualquier cosa. Como de cerebro anda más bien justito, quizá sólo un poco por encima de Messi, su representante, asesor áureo y hermano René es quien se encarga de la renovación.

En su haber tiene jugar con las cartas marcadas, si perdiera la partida le quedan 2 años de contrato, y como se dice en el artículo, es un tipo que sabe demasiado, si yo fuera Flojoytimo no dormiría tranquilo. Como en las películas de cine negro, quién cede a un chantaje una vez no puede dejar de hacerlo.

Cuando volvió a la presidencia del RM, flojoytimo se apresuró a decir que había aprendido de sus errores, hoy sabemos que no sólo eso no es cierto, sino que lejos de aprender, sus errores son los mismos y acrecentados.

Creo que está partida, como también se apunta en el artículo, está condenada a terminar en empate para los jugadores, pero perdiendo y mucho el RM. Enquistar un cáncer es lo peor que podrí ocurrirle al club.

 

P.D. Díficil para Canelita ganar la partida con una pareja de cuatros, pero no tanto si las cartas marcadas le dicen que su contrincante flojoytimo no ha ligado nada y no tiene bemoles para levantarse de la mesa y acusarle de hacer trampas.

 

[ Marcus48 ] ha dicho:
08-08-2015

Casi totalmente de acuerdo con "wh" en su comentario. Sólo en una cosa no lo estoy -por eso lo del "casi"-. Si como dice el blogger, el Sr Pérez es un semijubilado........, yo entendería, más bien, que no tuviese miedo alguno en tomar al toro por los cuernos y, por eso mismo de estar -"casi", como muchos estamos totalmente, al margen , las cosas mundanas que nos puedan hacer, a veces, ser prudentes con nuestras acciones, omisiones y, también, palabras, decir y hacer las cosas que nuestra conciencia nos dicte con la mayor rectitud posible, ¡en todos los órdenes de la vida!, y el deportivo es uno más. Y creo que me estoy haciendo entender perfectamente.

Pues bien, en este caso y siguiendo mi argumentación -por otra parte discutible- lo que pienso que debería hacer el Sr Pérez es dejarse de "templar gaitas" y si, como dice y se cansa de decir por encima del Real Madrid, ni hay nadie -él, tampoco-, mandar al señorito "cantor de camas" a esparragar y dar por cerrado el asunto. Quizá éste fuese el último servicio que hiciese al Club el Sr. Pérez -a lo peor, después tendría que dimitir por inane-, pero ¡qué gran servicio!, y qué gran recuerdo dejaría, después de otros desastres que ya han sido suficientemente comentados