[ LA PIEL FINA ]

Blogs de MqM

LASO ES EL EJEMPLO

Después de que los últimos ilusos madridistas abrieran los ojos para despedirse de la competición liguera de fútbol en Málaga, las miradas se dirigieron al baloncesto. Este fin de semana se jugó la Copa y el Real Madrid se proclamó campeón por tercera vez de manera consecutiva. Un logro jamás antes conseguido –y difícilmente repetible a corto plazo– desde que esta bonita competición se juega en este formato, logro que señala el incontestable éxito de la sección pobre del Real Madrid, elevándolo al máximo nivel mundial.

Fue un fin de semana intenso, pues para ganar este torneo hay que superar tres batallas seguidas en tres días, y el nivel de exigencia es máximo, ya que un descuido te envía directamente a casa. El viernes tocó el Fuenlabrada, que no fue rival. Sus bajas, la diferencia de calidad y la seriedad de los nuestros no dieron opción a los vecinos del sur  madrileños. Lo mejor fue que dos grandes rivales como Valencia y Barcelona quedaron apeados a las primeras de cambio y con ello parecía despejarse el camino madridista.

Pero pocos contaban con el Baskonia, para muchos de nosotros el rival a batir por estado de forma y por fortaleza como equipo. Por eso, la verdadera final la jugamos el sábado frente a ese equipo vasco, y a fe que no erramos el vaticinio. Fue una final de poder a poder, durísima, por momentos a cara de perro, que se decantó de nuestro lado en el último instante gracias al talento y la garra de unos jugadores que se dejaron la piel en la pista. Para muchos quedó la magia del chacho y el coraje de Llull derrochados en el último cuarto; algunos, además de eso, valoramos el trabajo más oscuro e ingrato de otros jugadores menos talentosos y más luchadores. Ver a Felipe partirse la cara por capturar un rebote, a Maciulis jugar al máximo nivel con tres dientes rotos, al bravo Chapu darlo todo con un hombro dolorido o a Carroll sacando su metralleta para acribillar el aro rival en un momento de bloqueo mental no tiene precio.

No nos pusimos nerviosos cuando los vitorianos nos remontaron para ponerse por delante en el marcador, apretamos los dientes, seguimos luchando y elevamos la intensidad defensiva. Este equipo tiene un gen madridista, ganador, y está hecho para no fallar en las grandes citas, por eso en los partidos de máxima dificultad se crece y juega las finales con el mismo desparpajo que nosotros tomamos una cerveza.

La final no tuvo color. Aun siendo cierto que el Granca no se rindió nunca y dio guerra hasta el final, el triunfo no peligró en ningún momento, y si bien no pudimos despegarnos en el marcador de una manera cómoda en todo el partido, tampoco tuvimos nunca el agua al cuello. Estaba escrito que la Copa se venía para Madrid y así se cumplió el vaticinio, que, por cierto, no acertó ninguno de los entrenadores de la liga Endesa que no jugaron la Copa, al contrario que las casas de apuestas. Craso error menospreciar las posibilidades de este Real Madrid.

Se pueden realizar muchas lecturas de este incontestable triunfo, hacer variopintos análisis o extraer sesudas conclusiones más o menos ciertas, pero para nosotros el responsable y “culpable” absoluto de todos los triunfos y derrotas de este equipo es Pablo Laso y sólo él. Sólo hay que mirar unos años atrás y ver en dónde estaba el equipo antes de él y dónde se encuentra ahora. Las comparaciones son odiosas, pero hemos pasado de ser un cero a la izquierda a ser el equipo más laureado fuera de la todopoderosa NBA. Laso aprendió de sus errores. Quizá el principal que subsanó fue dejar de creer que sólo con talento alcanzaría la gloria. Los duros reveses en la Euroliga le hicieron comprender que además de talento, baloncesto rápido, run-gun, y espectáculo, se necesita una importante dosis de "testiculina" para ganar los partidos top en las finales que dan títulos. En otras palabras, tan importante es el Chacho como Llull, Nocioni como Felipe, Rivers o Carroll. El talento por sí sólo no basta y, sin embargo, mezclado con garra, se crea una mezcla explosiva.

Viendo la final de esta Copa en un bar con unos amigos, me preguntaron la razón por la que la sección futbolística no se parece a la de baloncesto. Demasiado difícil de explicar al abrigo de unas cañas, pero en este artículo podemos señalar que en el deporte de la canasta tenemos un proyecto deportivo, con un estilo de juego y un entrenador que sabe lo que hace y disfruta de plenos poderes en el vestuario. Nadie le dice a quién fichar, ni quién debe jugar, ni cómo enfrentarse a los partidos. Y en fútbol tenemos... bueno, según Forbestimo, tenemos dinero, presupuesto, muchos posibles económicos, pero fuera de ahí no existe nada. Por resumirlo al máximo y de manera que se entienda, nuestro baloncesto es Pablo Laso y nuestro fútbol es Florentino Pérez.

Y así nos va en uno y otro deporte. Pablo domina el baloncesto y Flojoytimo convierte a nuestro club de fútbol en un hazmerreír. Y para su desgracia, mientras se le diluye el efecto Zineduco, los trofeos canasteros no se llevan a la Cibeles, como tampoco los balances contables del club. ¡Ay, si serán ingratos esos socios, abonados y aficionados madridistas que van al campo con un pañuelo en el bolsillo con aviesas intenciones de dirigirlo al palco de autoridades! ¡Oh, Dios mío, si incluso algunos se atreven a silbarle! ¿Comenzarán a "extraditar" a los disidentes? Ya veremos... Mientras tanto, servidor aplaudirá a rabiar a esos "ingratos": la dignidad no tiene precio.

COMENTARIOS [0]
[ pezuco ] ha dicho:
23-02-2016

 

Para chinchin:

En el artículo no dije que la final resultase fácil. Al menos no lo quise decir, ya que una final siempre es una final y ocurren millones de cosas, incluso puede pasar que no gane el mejor de los dos que la disputan. Cosas más raras hemos visto y las que nos quedan por ver. Además el Herbalife se dejó la piel, jugó todo el partido al 120% y dirigido por el viejo zorro de Aito, estuvo siempre esperando nuestro bache para dar la sorpresa.

Lo de la abueluca potemita es de traca, son pura bazofia y lo saben, hay que ponerse las pilas para sacar a esa basura de comunista de los cargos públicos y no es Rajao el más indicado ara tal menester.

Curioso el efecto Zidane, salir del Castilla y mejorar los resultados del filial a la vez que empeoran los del primer equipo... como cualquier bluf, no hay que esperar demasiado tiempo para que se le vean las costuras. Otro juguetuco roto en las manos de FP,y que pase el siguiente.

 

P.D. Y rezad para que Forbestimo siga despreciando al básquet o... eso.

 

 

 

[ NickAdams ] ha dicho:
23-02-2016

Genial Álvaro Ojeda con su "Marichocho de España", la Carmena. No se lo pueden perder: http://okdiario.com/espana/carmena-ceniceros-al-real-madrid-usted-es-la-marichocho-de-espana-76047

¡Hasta los huevos estamos en Madrid de esta y toda su tropa podemita!

[ Galego49 ] ha dicho:
23-02-2016

Nos seguimos preguntando los madridistas, como puede haber una diferencia tan abismal entre las dos principales secciones deportivas del Real Madrid, es decir fútbol y baloncesto y la respuesta no es más que una. Mientras en baloncesto la sección es el niño pobre y aquí no interviene para nada el Floojoytimo y quienes fichan y desfichan son profesionales con sus aciertos y errores pero profesionales. En la otra sección, el juguetitto del presidente, quien hace y deshace a su antojo es él y solo él, por lo que se ve la diferencia en rendimiento de una sección y de la otra y mientras una está compuesta por un equipo superprofesional que se deja la piel en la cancha, en la otra el vestuario está lleno de unas divas que se creen el ombligo del mundo y eso no lo entiende ni lo entenderá nunca Sin Coj..s Pérez, por lo que en tanto en cuanto este hombre siga presidiendo el club, seguiremos así ganando un tituliyo muy de tarde en tarde. Que se vaya de una puñetera vez para ACS y deje al Real Madrid en paz si de verdad es un madridista, cosa que ultimamente estoy dudando cada vez más.

[ NickAdams ] ha dicho:
23-02-2016

Asqueroso y ridículo, al mismo tiempo, lo de los ceniceros de la Manola. Una lástima que ninguno de los jugadores del Madrid hubiese rechazado el regalo. No creo que se haya visto nunca que una celebración deportiva se utilice para progaganda partidista. 

Y si malo fue lo de la Manola, el discurso rancio y aburrido del Florentinolo fue peor que malo: una contradicción manifiesta con lo que hace él al frente de la sección perdedora. De verdad es que es necesario que reciba pañolada tras pañolada a ver si al final de esta temporada nos deja para siempre. 

 

[ bg_rules ] ha dicho:
22-02-2016

Nueva gesta del Laso Team. Tuve que apagar la TV en el último minuto porque soy gafe y casi la fastidian. Esto es muy fuerte para mí, demasiada intensidad.

Claro que fuerte, lo que se dice fuerte, es lo que he oído en la TV. Sin duda, lo del equipo de basket es un ejemplo para las divas del peinado-repeinado por obvios motivos. Pero ahora resulta que es el presidente -sí, sí, el presidente, o sea, Florentino- el que les manda a los figuras el mensaje de que los logros del baloncesto son el producto de la humildad en el trabajo. Moooi foooerte, ¿no? ¿A ver si el fantasma de jugador ensoberbecido en que se ha convertido Ramos tiene algo que ver con una renovación estratosférica que le da licencia para tocarle el bolo, Manolo, hasta que se aburra, producto además de un chantaje? ¿A ver si la motivación que no tienen las divas tiene algo que ver con la política de fichajes y renovaciones que él, el SS, tiene a bien aplicar? ¿A ver si...? En fin, ¿para qué seguir?

[ wh ] ha dicho:
22-02-2016

¡Jajajaja!  Esa es muy buena, Pailán, pero te has equivocado de responsable, el "culpable" del fallo es es nuestro colega memekueme.

Espero que tome nota y participe en los comentarios.

[ Pailán ] ha dicho:
22-02-2016

 

Y ya que estamos pejigueras (uno siempre ha confundido los verbos ser y estar), en el meme del otro día, wh, te sobra una i en el verbo.

http://masquemadridista.com/blogs/los-memes-de-mqm/2016/2/mariano-y-su-cuerda-floja.php

[ Pailán ] ha dicho:
22-02-2016

 

Enhorabuena al equipo de basket, ese que sale al rescate mediático del agüelo Floren. Porque, vaya tela. Suscribo de pe a pa lo dicho por bg_rules en su comentario del domingo y, como se dice en los funerales de gente muy mayor, no por esperado es menos doloroso. Gente había que quería que perdiera el Madrid aquellas dos ligas de Tenerife, para ver si se iba Mendoza. Perdimos las ligas y Mendoza no se fue. En este Madrid del siglo XXI, yo quiero que ganen Y que se vaya Florentino. Hasta en Asunción, Paraguay (nada que ver con el color del vino), donde servidora se encuentra, conocen los defectos de este Madrid. Triste es sacar el llavero del club de mis amores y que le miren a uno con gesto de "muy bien, chaval, pero los títulos se los llevan los otros". Pezuco se encarga de explicarnos que eso no pasa con el baloncesto.

PS: wh, te ha salido una redundancia o pleonasmo no reconocido: ¡Viva el Laso Team, cojones! Qué grandeza.

[ chinchin ] ha dicho:
22-02-2016

Acierto total ha sido el fichaje de Ayón y creo que por aquí se dijo desde el primer momento. Pero por sobre todas las cosas el Real Madrid de Laso es un EQUIPO, así, con mayúsculas.

No estoy de acuerdo con el blogger en que el partido de ayer fue fácil, el Gran Canarias jugó muy bien y estuvo vivo casi hasta el último minuto, no por gusto se metió en esta final.

Una copita más más para el museo del Floren que sólo aumenta en piezas gracias al equipo de Laso, ese mismo al que el quiso echar, y de esa sección que quiso cerrar.

¡LAS MANOS DE FLOREN FUERA DE LA SECCIÓN DE BALONCESTO!!!!!

[ wh ] ha dicho:
22-02-2016

Fue ayer, para los blancos, un día de cara y cruz. Lo de la pesada y molesta cruz, lo ha explicado muy bien bg_rules en la entrada que precede, por poco tiempo, a esta (http://www.masquemadridista.com/blogs/-y-otras-yerbas/2016/2/un-fraude-de-equipo.php); lo de la cara creo que, a pesar de haberlo hecho muy bien, Pezuco se queda corto en halagos. 

No es fácil, tras la exigente temporada anterior, con europeo por medio, y la baja –importantísima- que ha supuesto la lesión de Rudy, que el Madrid mantenga el nivel competitivo y, este año, con altibajos, Laso lo ha ido consiguiendo. Estamos vivos en las dos competiciones más importantes y nos hemos llevado, por tercer año consecutivo, la Copa del Rey. 

Pero es que hay que abundar en el curriculum de Laso desde que está al frente del Madrid (y no olvidemos nunca el “mobbing” al que lo sometió Forbestino): de quince finales disputadas –en todas las competiciones- ha ganado 11; y ha llegado a 15 finales en las 19 competiciones disputadas. Mejor, imposible. Y en todas ellas han estado los dos pilares de este Madrid: Felipón y Llull, dos verdaderos capitanes, dos jugadores que se dejan la piel en cada partido, aunque como humanos que son, no siempre acierten. Con ellos, ese núcleo duro que forman Rudy, Chacho y Carroll y, desde hace un par de años la fuerza y el coraje que aportan Ayón y el Chapu. No sé si ganaremos este año algún título más, pero esperanzas fundadas tenemos… Todo lo contrario que ocurre con las vedettes del equipo de fútbol. ¡Viva el Laso Team, cojones! Con estos si se puede gritar, con orgullo, ¡Hala Madrid!