[ LA PIEL FINA ]

Blogs de MqM

UN ORO PARA LA ETERNIDAD

Se cumplieron los pronósticos y la selección española de baloncesto se alzó con el oro en el Eurobasket. Y esta vez la hazaña se produjo sin sufrimiento para los aficionados que tanto padecimos a lo largo del campeonato; de hecho, este partido de la final frente a Lituania no ha tenido historia ni emoción. Fuimos muy superiores y el equipo del Báltico sólo alcanzó a ser un digno finalista y justo merecedor de la medalla de plata. No se rindieron nunca, pero chocaron con el transatlántico español que tras dejarse literalmente la piel en anteriores batallas deportivas, no se iba a conformar con otra cosa que no fuera el oro.

Quizá esta final tan plácida fuera un homenaje del baloncesto a nuestra selección, que se merecía algo de tranquilidad después de los durísimos enfrentamientos previos a esta final, o quizá fuera que después, de tanta guerra de guerrillas, hoy tocaba disfrutar sin sobresaltos de una selección que ha vuelto a escribir una imborrable página de su historia. En cualquier caso, empezamos a jugar la final con una intensidad que desbordó por completo a los lituanos, que se vieron avasallados por un vendaval en ataque y maniatados por una intensidad defensiva española que casi convertía cada canasta que encestaban en una heroicidad. El resultado al final del primer cuarto ya reflejaba la diferencia entre ambas selecciones: 19-8. Y para bien de los nuestros, tras el frío comienzo de los lituanos, cuando quisieron meterse en el partido ya estaba decidida su suerte. España no bajaría los brazos y su intensidad defensiva nos llevaría en volandas al triunfo final: 80-63.

Pau volvió a ser el mejor de los nuestros y del partido con 25 puntos, 3 tapones y 12 rebotes, y fue elegido merecidamente el MVP del Eurobasket. Nadie le ha hecho sombra a lo largo de todo el torneo. A sus 35 años, dijo que había vuelto con la selección para ganar el oro y lo ha cumplido con creces, y hay que valorar en su justa medida que, faltando su hermano Marc e Ibaka, sólo él podría ocupar el puesto de cinco, con un enorme desgaste físico. Por lo visto hoy, todavía le queda cuerda para rato. Pero esta dorada medalla no ha sido un monólogo del jugador catalán. Estuvieron junto a él los Llull, Chacho, Ribas, Felipe, Niko, Rudy, Claver y San Emeterio para echarle garra y coraje. Una plantilla muy corta, y todavía más si tenemos en cuenta los problemas físicos que arrastran Gasol y Rudy.

Muchos estamos convencidos de que esta selección nacional es menos talentosa que sus precedentes, que las notables bajas que padecimos han mermado nuestro potencial e hilando más fino, en este Europeo selecciones como Grecia, Francia o Serbia están un peldaño por encima de nosotros. ¿Cómo se explica el triunfo de una selección tan corta de efectivos, con menos calidad, con sus figuras renqueantes y en un ambiente hostil desde el primer partido? La respuesta la dio hoy Sergio Scariolo: "Hemos sido los más duros mentalmente". Y es entonces cuando nos acordamos de todo lo que los jugadores han luchado en este torneo. Las derrotas frente a Serbia e Italia, y las victorias agónicas in extremis frente a los germanos, polacos, griegos, franceses. Sólo una selección que sabe sufrir lo indecible con la fortaleza mental que señala nuestro seleccionador puede levantarse así después de cada golpe recibido. Ese agarrarse a la pista cuando el partido está perdido para seguir luchando por cada balón con el cuchillo entre los dientes no ha tenido respuesta de nuestros rivales, alcanzando el cénit en la épica victoria vivida contra el equipo galo. Ese triunfo ante Francia tan al límite pasará a la historia de nuestro baloncesto. Tiene un mérito enorme y probablemente haya dejado marcados para bien a nuestros jugadores.

Con este oro, España ha ganado tres de los cuatro últimos Eurobaskets, algo que hasta el momento sólo había logrado la extinta Yugoslavia, y volvemos a recuperar la corona continental. Somos la referencia baloncestística a nivel europeo, y lo más importante es que tenemos futuro. Cuando España está por encima de "Rojas", cuando nuestro buque insignia se enorgullece de ser español y el seleccionador trabaja con honradez, los triunfos llegan para quedarse. Los españoles nos sentimos orgullosamente representados por nuesta selección.

Da para pensar que mientras muchos barcelonistas se dedican a llamar "botifler" (traidor) a Gasol, los madridistas hayamos tenido el mejor año baloncestístico de la historia, habiéndolo ganado todo a nivel nacional y europeo. Ladran, luego cabalgamos, amigos madridistas.

Notas al margen:

Felipe Reyes dijo que nunca había visto al Speaker de un campo instando a que el público abucheara a otro equipo. Estos franceses destacan siempre por su mala educación y peor perder cuando se enfrentan a España. Ya va siendo hora de que maduren o les hagan madurar con sanciones. 

El fuerte golpe que recibió Rudy Férnandez en un brutal bloqueo ha encendido las alarmas en el Real Madrid. Teniendo como tiene la espalda, la cosa no pinta bien, pero es un jugador de raza y, como Gasol, arriesga su carrera cuando defiende a su selección española.

COMENTARIOS [0]
[ pezuco ] ha dicho:
23-09-2015

 

Y siguiendo con el baloncesto, nuestros héroes del Eurobásket, esos madridistas que se dejaron la piel para traer el oro de Francia, sin tiempo para descansar en sus casas con sus familias ya están viajando a Brasil para jugar la Copa Intercontinental, supongo que otra milonga para maltratar el descanso de los jugadores y sacar unos euros. 

Habrá que trasnochar el sábado (2:00 de la madrugada) para ver el primer encuentro, sin embargo el segundo será el domingo a las 17:00 horas. Ambos enfrentamientos serán en el mismo escenario brasileño contra idéntico rival: "Bauru". De momento no está confirmado la tv que lo emita, como siempre, un servidor de Uds recomienda usar internete y que les vayan dando a las tvs progres.

 

P.D. Y luego está la Supercopa, el enfrentamiento con los Celtics, el comienzo de la Liga, Euroliga... ya se sabe, "Show must go on". Ya llegarán las lesiones que paren esta locura.

 

[ bg_rules ] ha dicho:
22-09-2015

Esta vez sí vi el partido. Siendo una final, había que intentarlo, y dado que España se paseó, la cosa resultó suave y una gran alegría. Igualito que la coja...

En otro orden de cosas, menudo escándalo las declaraciones de Keylor. ¡En manos de quién está nuestro Madrid!

[ NickAdams ] ha dicho:
21-09-2015

También opino yo que hay que darle a Scariolo su mérito, no olvidemos el "orengazo" del pasado año. Este equipo parecía más unido que las últimas versiones de la selección que, como bien dice el blogger, tenían más calidad individual.

Me gustó ver a Navarro y a Garbajosa celebrar el título. 

Bien por el Rey bajando al ruedo, aunque algunos, como la presentadora de Telecinco, no saben guardar las distancias que dicta el protocolo más elemental.

Y grandes los 4 cracks del Madrid: Felipe, Chacho, Rudy y Llull... sin olvidarnos que en el otro bando estaba otro nuestro, Maciulis, que hizo un buen partido también.

Ahora que se recupere Rudy rápido y que descansen los 5, porque Laso los va a necesitar, y mucho.

[ wh ] ha dicho:
21-09-2015

Nadie pensó que el partido contra la dura Lituania -que finalmente nos daría el oro- sería un partido tan tranquilo, sin la peligrosa tensión -para los viejos corazones- de los partidos contra Alemania, Polonia, Grecia y Francia. 

Ayer, los scariolos salieron concentrados y acertados desde el primer minuto, liderados, en esos primeros momentos por dos de los que no habían estado a un gran nivel hasta este decisivo partido: Llull y Rudy. El primero jugó su mejor partido del Eurobasket; el segundo, a pesar de sus molestias también lo estaba haciendo hasta el brutal bloqueo lituano que lo sacó definitivamente del partido. Estamos los madridistas preocupados por el alcance su lesión, pero orgullosos de tener un jugador como él. Mucho.

Gasol, como siempre, el mejor; el que asumió más responsabilidades, justo ganador del MVP del torneo. 

Felipe, grandísimo capitán. No excluyo que sea mérito suyo que sólo hubiese una bandera en la celebración y que esa bandera fuera la única que podía estar, la de España. Una pena que no tengamos un español como él en la sección de fútbol del Madrid. En la floja Roja del Marqués del Nabo eso es imposible, Arbeloa ya no está.

Mirotic se está contagiando del virus bueno. Ayer estuvo mejor, a buen nivel, aunque hay que reconocer que el viento soplaba a su favor: España nunca estuvo por detrás de Lituania en todo el partido.

El Chacho bajó un par de escalones respecto al partido anterior, pero el otro Sergio, Llull, sacó la cara por él. Lo eligieron en el quinteto titular más, creo yo por sus toques de genio, que por su regularidad durante todo el torneo.

Claver y Pau Ribas, en su papel. El primero muy bien, sobre todo, en defensa. Como esperábamos fue un partido de 8 jugadores en el la ventaja en el marcador le dejó algunos minutos a San Emeterio en medio del partido y la posibilidad de tocar balón, al resto, en los minutos finales. De uno de ellos, “Billy” Hernangómez, esperamos que sea otro Gasol en el futuro cercano.

Y para terminar, creo que toca disculparse con Scariolo, al que al principio vimos un poco indiferente y titubeante. Una buena parte del éxito es también suya.

Me apunto al grito de chinchin: ¡Hurra por la selección española de baloncesto!

Esta sí que es española.