[ LA PIEL FINA ]

Blogs de MqM

EL LASO TEAM DESCARRILA

Parece que fue hace siglos cuando Felipón levantaba el trofeo de la Euroliga brillantemente ganado frente a los griegos de Spanoulis, pero han transcurrido unos pocos meses. Eran tiempos de vino y rosas y, sin embargo, ahora el camino madridista en la presente competición continental se ha complicado enormemente. Para los que no sigan demasiado el baloncesto madridista, diremos que en la actualidad vamos últimos de grupo, con tan solo dos victorias -una de ellas tras increíble remontada y triplazo de Carroll, al final- y 5 derrotas, no conociendo el triunfo en campo ajeno todavía.

Las causas de esta trayectoria tan desastrosa son varias y complejas, pero las podemos resumir en dos:

A) La ausencia de una pretemporada. Los jugadores este año terminaron el campeonato liguero ganándolo de manera incontestable y, sin apenas tiempo para celebrarlo, ya estaban embarcados en la preparación del Europeo de selecciones. Esta competición que tanto nos hizo disfrutar a los españoles (el triunfo en semifinales sobre la anfitriona gala pasará a los anales del baloncesto) exigió un enorme desgaste físico y mental a los nuestros, y que nadie olvide que si juegan cinco jugadores, los dos Sergios, Felipe y Rudy vienen a ser las 4/5 partes del equipo nacional. Eso sin contar a Nico, porque emigró a la NBA (ya volverá), ni a Willy, porque apenas jugó (ya crecerá). Sin tiempo para celebrar la hazaña, justo al día siguiente, embarcaron rumbo a Brasil para traer a casa la Copa Intercontinental. Toda esta interminable lista de partidos y competiciones pasan factura: muchos de los nuestros arrastran lesiones y molestias, y a nivel mental cuesta desprenderse de los triunfos y coger el ritmo para seguir ganando cuando las fuerzas están mermadas.

B) La planificación de la plantilla. No hemos sabido cubrir las bajas de Slaughter y Rivers. Quizá porque nos sorprendieron -o por falta de previsión-, pero algunos echamos de menos a "masacre" Slaughter. Su lucha bajo los aros, su capacidad de sacrificio por el equipo, ese plus defensivo que suponía el americano, ahora se ha evaporado en el Laso-Team. Su sustituto es Trey Thompkins, un gran jugador, pero la antítesis de su predecesor. Thompkins es un jugador de ataque, y aunque alto, es más alero que pivot. Contra equipos de medio pelo puede jugar de 4, pero en partidos duros emergen sus carencias defensivas: sus dificultades para postear y evitar los puntos de los rivales. El sustituto de Rivers es Taylor, al que parece faltarle un hervor de acoplamiento, pero que ya está empezando a enseñar su clase. Su caso es sólo cuestión de paciencia; el sueco apunta a buen fichaje. Y las otras novedades de este año son los chavales Doncic y Hernangómez, pero con 16 y 19 años están muy verdes, y el Madrid no es un equipo para madurar futuras estrellas, aunque posean un talento descomunal.

Es cierto que tenemos opciones de clasificarnos para el Top 16, pero no va a resultar tarea fácil. Restan 3 encuentros decisivos que tenemos que ganar. Los dos primeros muy complicados, frente al Fenerbahce de Obradovic, en el Palacio, y frente a los alemanes del Bayern, en Alemania (sí, a esos que ganamos milagrosamente con el triple de Carroll). El último, frente al Estrasburgo, que ya nos ganó en tierras galas, lo vemos muy asequible.

Resulta cuanto menos curioso que el actual campeón de la máxima competición continental se encuentre contra las cuerdas y con tantos problemas para colarse entre los 16 mejores equipos de Europa, pero no es menos cierto que los que tanto disfrutamos con los triunfos de este equipo no dejaremos ahora de apoyarlo, pues comprendemos los problemas que padecemos. Creo que a estas alturas nadie puede cuestionar a Pablo Laso, que ha cambiado la manera de entender el baloncesto fuera de la NBA y lo ha ganado todo. Con sus errores y aciertos, Laso es la piedra angular de la sección de baloncesto del Real Madrid y sobre sus espaldas recae todo el peso y la responsabilidad del proyecto. Creemos que intentar cuestionarle aprovechando esta coyuntura adversa es tan dañino como indigno y poco serio. ¿Alguien piensa que a Pablo no le gustaría dar descanso a Rudy, Llull o Felipe, confeccionar el calendario de partidos de manera diferente o mantener en su equipo a Slaughter y Rivers?

Todavía recordamos el intento del club por deshacerse de nuestro técnico. Seguramente, si el actual selecionador de Grecia, Katsikaris, no hubiera tenido el compromiso con su selección, ya el año pasado Pablo sería historia para los madridistas y no hubiéramos disfrutado de tantos torneos ganados. Desde aquí pedimos confianza para el proyecto deportivo y apoyo explícito del madridismo para Laso; todos sabemos lo que ocurre cuando las garras del S.S. huelen sangre y lo rápido que tira de gatillo cuando enfrente tiene a uno de sus entrenadores. Las manos de ACS fuera del Madrid, y las de Flojoytimo fuera de la sección baloncestística. Florentino, deja tranquilo a Laso y vete ya.

COMENTARIOS [0]
[ bipo66 ] ha dicho:
29-11-2015

Hay muchos problemas y tensiones en la única sección que interesa al Mandamás Superior, la de fútbol, como para meterse en el charco del baloncesto. No dudo que no comulgue con Laso, pero en el baloncesto mandarán los resultados y el balance se hará al final de temporada.

Mi opinión es que mientras no le pidan mucho dinero Don Floripondio dejará hacer a Herreros y a Sánchez y si Laso gana algún título se quedará. 

En cuanto a la remontada para seguir en la pelea por la Eurocup, pesimismo absoluto.

Hasta la próxima visita.

[ bg_rules ] ha dicho:
29-11-2015

Resulta sorprendente cómo un equipo que lo ha ganado todo un año puede pasar a verse al borde del precipicio al siguiente, incluso habiendo cambiado a ciertos jugadores más o menos clave. Se podría comprender que, por este motivo, el rendimiento se alterara, pero no hasta estos niveles. Que el campeón de la temporada anterior caiga en las previas de la siguiente -como parece que le va a pasar al Madrid (en esto no soy tan optimista)- es muy poco frecuente, excepto cuando se trata de equipos que han llegado arriba de manera digamos que accidental, cosa que no creo que sea el caso del Madrid. ¿O sí? 

No sé, lo que es seguro es que coincido con los comentarios sobre que le dejen hacer a Laso aunque los resultados no sean buenos en este momento determinado. Cuando se trata de un profesional serio, los resultados inmediatos pasan a segundo lugar, y hay que tener paciencia cuando las cosas se tuercen. Así es como se consigue obtener un estilo y una personalidad definidas, además de transmitir tranquilidad para seguir trabajando en buenas condiciones. Esto  es lo que Florentino es incapaz de comprender en el mundo del fútbol y así nos va. Y, visto lo visto en lo que se refiere a la cabeza del club, a Laso, lamentablemente, le quedan dos telediarios. Entre otras cosa, además, le tienen ganas.

[ pezuco ] ha dicho:
29-11-2015

 

Una aclaración para Wh:

No he intentado en ningún momento de culpar a FP de la situación que atraviesa la sección de baloncesto en la actualidad, como tampoco lo hice la temporada pasada cuando arrasamos en todas las competiciones. 

He intentado explicar las causas que nos pueden dejar fuera del top 16 de la Euroliga en el artículo, y son deportivas. Lo que sí dije y me reafirmo en ello, es que antes de la gloriosa temporada pasada, FP urdió una maniobra para cargarse a Pablo Laso y sólo que el elegido fue el seleccionador griego y tenía que jugar el mundial con su selección lo impidió.

Ahora que han llegado las vacas flacas, empiezan a sonar tambores de guerra para Pablito y no me gustaría que su puesto como entrenador madridista corriera peligro si como parece posible, caemos eliminados en esta liguilla previa. Pienso que antes que Laso, el que sobra es flojoytimo, que por cierto, como bien apuntas, in illo tempore quiso cargarse la sección pobre del club.

 

P.D. ¡Qué suerte la nuestra!  A Titofló no le gusta el baloncesto. 

 

[ wh ] ha dicho:
28-11-2015

No he podido ver ningún partido de los de la Euroliga este año. No obstante me fío al completo del criterio de Pezuco

Confío en Laso, espero que podemos ganar los próximos tres partidos y estemos en la siguiente fase. Y ya entonces tendremos tiempo para encarrilar de nuevo al equipo.

En lo que no estoy de acuerdo es en culpar a Pérez. En el baloncesto ni le debemos dar crédito por los triunfos, ni palos por los fracasos. No olvidemos que quiso cerrar esta sección. Lo de él, aunque no sabe nada del tema tampoco, es el fútbol. Y por el fútbol, y sólo por el fútbol, hay que decirle: ¡Florentino, vete ya!