[ AMEN CORNER ]

Blogs de MqM

NO DIGA ABRIL, DIGA MASTERS

Todos los años por estas fechas, escribo siempre el mismo artículo (entraduca, como diría el genial pezuco), porque ayer jueves comenzó el Masters de Augusta, el único “grande” (major, para los angloparlantes) que se juega siempre en el mismo campo. Y todo el mundo, sepa o no de golf, entorna la mirada o aguza el oído para ver qué pasa en el Masters. ¿Por qué el encanto de este torneo? ¿Por qué es tan atractivo y prestigioso? ¿Qué tiene Augusta National para que todos los grandes jugadores vivan una historia de amor con él? Los golfistas americanos quieren ganar su campeonato nacional, el US Open. Los británicos quieren ganar el British Open, por la misma razón. Pero todo el mundo quiere ganar el Masters. ¿Por qué?

El Augusta National Golf Club fue fundado por Clifford Roberts, socio capitalista neoyorquino, y Robert Tyre Jones, Jr. Bobby Jones, como era universalmente conocido (aunque sus allegados siempre le llamaron Bob), es una de las figuras más destacadas en la definición del deporte que hoy vemos y disfrutamos: caballerosidad, respeto por las reglas, aun injustas, deportividad, compañerismo… Se podría escribir un tratado sobre la vida de Jones, sus citas y sus logros. Fue amateur toda su vida y el primero en conseguir el Grand Slam (ganar los cuatro grandes el mismo año, que en su época eran el US Open y el British Open, tanto amateur como profesional). Su modo de ganarse la vida fue el Derecho (era abogado) y se retiró del golf ¡con 28 años! Luchó en la Segunda Guerra Mundial, donde llegó a alcanzar el empleo de Teniente Coronel, participó en el desembarco de Normandía e incluso permitió que el ganado pastara en su campo de golf durante los años de la guerra.

Bobby Jones fundó el Augusta National Golf Club en 1933, para poder disfrutar del golf tranquilamente con sus amigos, huyendo de la popularidad que le perseguía y agobiaba. Eligió para ello la pequeña ciudad de Augusta, cerca de Atlanta, Georgia (uno de los estados más bellos de la Unión) porque su mujer era de ahí. El campo fue diseñado por el maestro Alistair MacKenzie y el propio Jones, y la primera edición del torneo que hoy conocemos como Masters Tournament, llamado entonces Augusta National Invitational, se jugó en 1934. Fue un éxito rotundo, puesto que la sola presencia de Bobby Jones generó un gran poder de convocatoria. Todos los grandes golfistas de la época participaron: Walter Hagen, Gene Sarazen, Craig Wood o el ganador Horton Smith, que se embolsó la bonita cifra de… 5.000 dólares. Bob acabó a diez golpes del campeón. 

El Masters Tournament ha evolucionado desde aquellos primeros años, pero la esencia del torneo continúa siendo la misma: tradición. A pesar de las recientes ampliaciones, el campo mantiene el espíritu del diseño de Bobby Jones. No es de los recorridos más largos del Circuito, y los grandes pegadores pueden llegar al green de los pares 5 en dos golpes sin dificultad. Sin embargo, los greens son endiablados, con la atracción magnética de Rae Creek, el arroyo que fluye al este del campo, como un elemento importantísimo a la hora de leerlos. En la mente de cualquier aficionado al golf resuenan los nombres de Amen Corner, donde confluyen los hoyos 11, 12 y 13 con vientos impredecibles (y que da nombre a este rincón de MqM donde ahora nos encontramos); Eisenhower Tree, en el hoyo 17, llamado así por la cantidad de veces que el Presidente Dwight Eisenhower, miembro del club, mandaba ahí la bola (incluso pidió cortarlo); Magnolia Lane, que es la avenida de entrada al club; el “nido del cuervo” (The Crow’s Nest), que es donde se alojan los jugadores amateurs (Bobby Jones una vez más); los puentes de Hogan, Nelson y Sarazen, en los hoyos 12, 13 y 15, respectivamente; los aullidos de los “patrons” (en Augusta no hay “fans” o “gallery”) cuando cualquier jugador emboca un putt o se saca un buen golpe, o su silencio cuando el jugador se prepara para darle a la bola. 

Asimismo, todo el mundo recuerda el increíble chip de Tiger Woods en el hoyo 16 del Masters de 2005, cuando la bola entró “llorando” en el agujero e incluso mostrando el logo de Nike en la última media vuelta, para regocijo de los publicitarios de la firma; el putt de Jack Nicklaus, el más grande, en el hoyo 17 del Masters de 1986 y el “Yes, sir!!” de Verne Lundquist en la tele, antes de ganar su sexto Masters con 46 tacos; Tiger ganando su primer Masters en 1997 por doce (¡¡doce!!) golpes; los caddies vestidos con mono blanco; el concurso de pitch & putt del miércoles, con los hijos de los jugadores haciendo de caddies (sí, también vestidos con mono blanco); los “honorary starters” del jueves por la mañana (Arnold Palmer –con 86 años y el hombro roto-, Jack Nicklaus y Gary Player, nuevamente); la chaqueta verde impuesta al campeón por su antecesor; la cena de campeones, con menú elaborado por el campeón del año anterior; Severiano maldiciendo su suerte cuando, en cabeza con dos golpes de ventaja, mandó la bola al agua en el hoyo 15 del domingo del Masters de 1986, después de esperar 10 minutos a que se fuera todo el mundo del Green (¡con lo impaciente que era!); las flores de temporada alrededor de los greens; o Rory desperdiciando una renta de cuatro golpes el último día del mejor Masters de los últimos tiempos, el de 2011.

En conclusión, el espíritu de Bobby Jones, alma mater de este deporte, habita cada rincón de Augusta National y es por ello que todo jugador, profesional o aficionado, o simplemente seguidor del golf, quiere jugar y ganar el Masters. 

El primer día de competición de este año ha visto a Jordan Spieth defendiendo el título conseguido de forma espectacular en 2015. Le siguen a dos golpes los sorprendentes Danny Lee y Shane Lowry y, a tres golpes, Justin Rose, Paul Casey, Ian Poulter y Soren Kjeldsen. El presidente del CF Borriol, un equipo de fútbol del Grupo 1 de Regional Preferente de la Comunidad Valenciana, que también está a tres golpes, no supone ninguna amenaza, porque siempre la caga en alguna de las rondas. Sergio García, que así se llama el tal directivo de fútbol, garantiza fuegos artificiales, caritas de prurito anal y declaraciones a la prensa que le persiguen durante el resto de la temporada. Rory está a cuatro golpes y otros “hombres Masters”, como Mickelson, Stenson o el favorito Jason Day, a seis. El otro españos participante, Rafael Cabrera Bello, que se ha convertido en el animador de los circuitos americano y europeo, se encuentra a ocho golpes del líder. Lamentablemente, este año no pueden ir el gran Chema Olazábal, por problemas de salud, ni Miguel Ángel Jiménez, jugador muy querido por la afición y la prensa locales por su forma de entender este deporte… y por su característica rutina de calentamiento, sin dejar el puro.

No me atrevo a hacer pronósticos, porque siempre puede venir alguien del zú, tan osado como ignorante, a señalarme con el dedo, pero dado que anuncian viento para los próximos días, apuesto a que algún británico o irlandés aparece por las primeras posiciones de la tabla.

Ya han comenzado estas cuatro jornadas de sencillas y emocionantes tradiciones, que son las que perduran. Como el respeto y seguimiento mundial del Masters.

Fore!

COMENTARIOS [0]
[ Pailán ] ha dicho:
09-04-2016

 

Por cierto, Tiger no juega por problemas de espalda. Lleva parado un montón de tiempo y no se sabe cuándo podría volver a jugar de forma competitiva.

[ Pailán ] ha dicho:
09-04-2016

 

Divertidísima la segunda jornada del Masters, con un ventarrón que impidió buenos resultados. Sólo cuatro jugadores bajaron del par y el mejor resultado (3 bajo par) lo hizo (yoyalodije) un irlandés: Rory McIlroy. Spieth sigue de líder, pero no pudo adaptarse a las condiciones meteorológicas y tiene a Rory a un golpe, pisándole los talones. Pero es que sólo hay siete jugadores bajo el par y los demás candidatos andan apretados como huevos de torero.

No han pasado el corte Phil Mickelson (45 años), a quien le han calentado la cabeza comparándole (¡anatema!) con el Jack Nicklaus que ganó su sexto Masters con 46; Zach Johnson, que ganó el Masters de 2007 en condiciones similares de viento y frío; y los ex-campeones Mike Weir, Charl Schwartzel y Trevor Immelman. Tom Watson, uno de los grandes de los últimos años, número 1 del 78 al 82, ganador de dos Masters y que mantuvo gran rivalidad con Jack, jugó ayer su última ronda. No va a volver a jugar el torneo por respeto a sus tradiciones (¡olé!). Como él mismo dijo, no es que no llegue a green de dos, es que no puedo dar a la bola una trayectoria que la ponga cerca del hoyo. Considerando que, hasta ayer mismo, con 65 años, ganaba torneos en el Champions Tour, esta decisión engrandece la figura de un jugador querido y respetado.

De los españoles, Rafa Cabrera Bello pasó el corte y quedó a siete golpes del líder en su primera aparición en el Masters, lo que ya es un gran éxito. El presidente del Burriol CF salvó los muebles y sigue en liza al par del campo, a cuatro golpes.

Pero el que animó la jornada de ayer fue, sin duda, el amateur Bryson DeChambeau, un estudiante de Física de la Universidad Metodista del Tejas cuyos hierros tienen todos la misma longitud de varilla, algo que no se veía desde que lo hiciera otro amateur. Sí, han acertado: Bobby Jones. DeChambeau luce una imagen similar a la de Robert Redford en "El gran Gatsby", con gorra tradicional (no la espantosa gorra de béisbol) y sin publicidad (es amateur y lo tiene prohibido), polos ceñidos, de cuello ancho y colores claros, y una actitud jovial y divertida, a pesar de las contrariedades. No es un recién llegado: ganó el campeonato universitario y el US Open amateur el mismo año y estuvo a puntito de acabar liderando la clasificación ayer en Augusta, pero un triple bogey en el 18 lo dejó al par del campo. Hay que seguir a este muchacho, que dará mucho que hablar. Igual juega hoy con el de Castellón, fíjate tú.

Hoy predicen las mismas condiciones, luego un resultado bajo par ya sería un éxito. Mi favorito sigue siendo Rory. Sería bonito verle completar el Grand Slam en el campo que le negó el primer "major".Y ni el mejor publicista podría dar más: Spieth y Rory (primero y segundo) saldrán juntos en el último grupo.

Mañana más. Fore!

[ wh ] ha dicho:
09-04-2016

Digo "Masters" y añado que tras la segunda ronda la cosa está muy apretada, apretadísima,  y puede pasar cualquier cosa, así que es hora de que nuestro experto, Pailán, se moje y pronostique. El Presidente del Burriol F.C. aunque ha bajado posiciones mantiene posibilidades. Mi pregunta es: ¿qué pasa con el Tigre del Bosque? 

En otro orden de cosas, lo único bueno del partido de hoy es que no veremos al capitán florentino por el terreno de juego. Pero el otro, el capitán vedette, sí que estará porque, para él, el partido de hoy pueder vital para sentenciar su liga, la pichichi.

Yo sólo espero que el Bernabéu pite, y mucho, a Forbestino I de ACS.

 

[ pezuco ] ha dicho:
09-04-2016

 

Salva, no confíes en los cantos de sirena, Mou no vuelve al RM de Flojoytimo ni jarto vino, lo demás es ruido que curiosamente siempre aparece cuando hay que dar una collejita a los jugadores: "portaos bien, o traigo al demonio Mou".

Que ZZ se ha bajado los pantalones está más claro que el caldo de un asilo. Lo Casemiro por el filigranas y tal se produjo porque el agua ya le llegaba al cuello, por supervivencia, pero el francés sabe que los que en realidad mandan son los muchachos del vestuario y una palabra suya (a Titofló), bastará para "sacarle".

También es cierto que Zineduco actua dentro del modelo flojentimiano, esto es, una casa de meretrices, en donde la madam tiene que cumplir con su papel, y en este caso, quien tiene el mando no es él.

Y que conste que lo anterior no es una excusa exculpatoria de nuestro entrenador, todo lo contrario, yo soy de los que piensan que si hay que morir, mejor con las botas puestas,  y por ende, los pantalones subidos en su sitio.

 

P.D. Y en estas viene el Eibar, y nos pilla con estos pelos, a 3 días vista del finiquito de la temporada y el comienzo del apocalipsis madridista, que viene a ser lo que venimos sufriendo en el mandato forbestiano.

 

[ bg_rules ] ha dicho:
08-04-2016

Cuando Benítez hacía la pretemporada y le preguntaron si CR7 era el mejor y toda esa pollarda, primero dijo que en el Madrid había grandes jugadores, eludiendo la pregunta. Como esto debió de molestar a su señoría, al poco salió diciendo que CR7 no es que fuera el mejor del mundo, sino que lo era de todos los mundos conocidos y por conocer. Entonces dije que había empezado a cavar su propia tumba y que duraría dos telediarios.

Leo que ZZ, después de decir que faltó intensidad en Alemania, dice ahora que se equivocó, que de eso nada y que fue el segundo partido de la CHL en el que más kilómetros se recorrieron, contradiciendo, por cierto, los datos que facilita la UEFA. O sea, a este le han leído la cartilla y acaba de dar su primera palada para cavarse su propio hoyo. Se repite la historia.

[ bg_rules ] ha dicho:
08-04-2016

Dice mi jugador preferido (Ramos) que "juntos podemos superar cualquier reto". No será conmigo, porque con este tipo no voy ni a recoger una herencia. Qué grima. Ahora resulta que el público tiene que desfacer el entuerto, además de pagar, claro. Anda y vete a esparragar, "capitán".

[ Salva ] ha dicho:
08-04-2016

Vuelvo con el tema Mou. Sabía que volverían los rumores habiendo perdido el Real Madrid el partido contra el Wolfsburgo. Florentino Pérez al verse ya tan desesperado es capaz de traerle. Como dije el otro día, apuesto por ello. 

Veremos qué pasa el mártes.

[ santagueda ] ha dicho:
08-04-2016

Ya ves, NickAdams, que no tienes más que poner la muleta. No suelo comentar por razones profesionales, pero os leo a diario. Ahora que llega la primavera, las eliminatorias finales de la Champions y la liga europea de baloncesto os sigo más. Pailán, como de costumbre, no defrauda. Debería escribir más. Me da que o bien es un poco vagoneta o bien es que viaja mucho. O las dos cosas, que todo puede ser.

Excelente entrada, aunque sea repetida. Siempre habrá alguien que se enganche al golf por ella. Por la entrada, digo.

Saludos a todos los MqM-eros. Por cierto, divertidísimas las entradas de Memekueme. A ver si se prodiga más (aunque yo no soy la más indicada para decirlo, claro).

[ Pailán ] ha dicho:
08-04-2016

 

Y que no se me olvide la confesión de parte: no fui yo quien eligió las (excelentes) imágenes del artículo. De ello es culpable el webmaster. Muchas gracias.

[ Pailán ] ha dicho:
08-04-2016

 

...y yo siempre me comprometo a encontrar un día que soy incapaz de hallar, para repetir lo mismo al año siguiente, como el Jesús mío de Lope.

El dominio de Spieth en Augusta se parece cada día más al de Tiger, con la salvedad de que el tejano no arrasa en los torneos, digamos, regulares. También hay que decir que Jordan hizo el resultado que hizo por la mañana, cuando no había viento, que empezó a soplar a mediodía y por eso hay tantos ingleses e irlandeses en lo alto de la tabla. De hecho, el hoyo 15 se conviertió en el coco del día debido al viento. Ángel Cabrera llegó a hacer 9 y Jason Day y Bubba Watson, además, siguieron con sus errores en el 16.

Sí, este año hay que seguir el Masters enterito.

[ NickAdams ] ha dicho:
08-04-2016

Bueno, tendré que pedir disculpas porque a mi el golf no me mueve ni las pestañas. Eso sí, presiento que por su debilidad por Pailán, esta entraduca hará que vuelva del exilio mi admirada santagueda... y ya por eso doy la bienvenida a Abril y al Masters.

Y ahora vamos al madridismo: felicicísimo por el pase a cuartos aunque nos toque el Fenerbahce. Nosotros somos los campeones, y estoy seguro que el Laso Team (que en nada se parece al Floren Team) peleará hasta la extenuación por un puesto en la Final Four. ¡Hala Madrid!

[ wh ] ha dicho:
08-04-2016

A mi, al menos, me parece muy didáctico que mi querido amigo Pailán escriba  todos los años -casi-la misma entrada, pues nos recuerda a los muchos que todavía miramos desde lejos este deporte -individual, individualista y que sirve para medir muy bien el nivel de honestidad de cada jugador- que tiene algo que engancha todos -o a todas, para seguir en la línea de lo politicamente correcto, porque aquí "ellas" cuentan, y mucho-  los que alguna vez deciden dan el primer -y algo costoso- paso. En mi caso siempre me recuerda la reiteradamente incumplida promesa que le he hecho de incorporame a las selectas hordas golfistas -algunas, también, golferas-. Así que, un año más, como en el día de la marmota, prometeré que este año me sumo al golfismo activo (¡hum!) y que seguiré este Masters -y de hecho ya lo estoy haciendo- como Bobby Jones manda.