Nuestros Blogeros:

[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

“VINI”, VIDI, VICI.

Afirma Vinicius, tras el escándalo de ayer en Valencia, que España es ­—así, en general— un país racista. Que Vinicius está errado lo demuestra el hecho de que, del 2015 al 2022, más de 270.000 ilegales han entrado y, presumiblemente, residen en España, muchos de ellos de otras razas, respaldando los votantes mayoritariamente a los partidos que propician el descalabro, que son todos menos uno. Por otra parte, la inmigración legal asciende a casi siete millones, casi el 15% de la población española. Lo que realmente sí es España es un país de políticos irresponsables y ciudadanos descerebrados, y no por lo de la inmigración legal, precisamente, sino por la ilegal, que nos está llevando a un punto de no retorno como el que sufren ya algunos países europeos.

Los insultos de la afición valencianista en Mestalla, de tinte racista unos y otros muchos de cualquier otro tinte, son algo que siempre hubo en los campos de fútbol. Como el pensamiento único sólidamente establecido es hipersensible con ciertos temas, cualquier desviación del discurso obligatorio es acusada de x-fobia/x-ismo, y, por eso, el único partido que está denunciando el escándalo de la inmigración ilegal y sus consecuencias tiene adosada la etiqueta de racista, además de muchas otras. Lo más paradójico de todo esto es que, en un alarde de hipocresía sin límites, muchos de los adalides hipersensibilizados con la multiculturalidad, la inmigración y todas esas gaitas, en el caso Vinicius se nos ponen de perfil, y hablan más de lo provocador que es el muchacho que de los monos descerebrados, estos sí, que habitan en las gradas y fuera de ellas. Del asunto Vinicius, además  del ruido de moda anteriormente aludido, se pueden afirmar dos cosas más, una de carácter futbolístico y otra de carácter social.

Vinicius, en realidad, no es el principal protagonista de esta historia. El principal protagonista es el Real Madrid. Ese es el objetivo. Vinicius es el instrumento que el antimadridismo utiliza para ejercer su ataque. Antes fue Cristiano y después será otro. Dado que Vinicius en dos años ha pasado de ser percibido como un meme, del que se reían a carcajadas, a ser, si no el mejor, sí uno de los tres mejores jugador del mundo, ha sido el elegido para dinamitar la estabilidad del Club. Para ello, se están aprovechando de su forma de jugar y de su carácter. El arma letal que está siendo utilizada es el estamento arbitral, cuyos árbitros ­—a medias, claro es, con las furcias mediáticas­— son los principales responsables que nos han llevado a la deriva en la que nos encontramos. La cantidad de injusticias cometidas sobre el jugador en los arbitrajes es tan apabullante que ni puede ser consecuencia del azar ni puede carecer de un objetivo concreto. Lo que activa todo el proceso violento en el que nos han metido no es la entrada criminal en sí del animal de turno o la agresión fácilmente comprobable y sancionable con el VAR. Si a cada entrada y a cada agresión hubiera una sanción por parte del árbitro, ni la canalla rompe-piernas se aplicaría con tanto ahínco ni Vinicius manifestaría sus protestas. Todo lo demás deriva de esto.

Ahora, dado el Negreirato mediante, la envidia que corroe al antimadridismo por nuestros éxitos y todo lo demás, lo que hay que cuestionarse ya no es el porqué de esta persecución, sino el porqué de la ausencia de respuesta del Club. Y no me refiero a manifestaciones (ayer Ancelotti se puso en su sitio) más o menos contundentes, sino a acciones concretas. ¿Y qué puede hacer el Madrid? Bueno, ese es el trabajo de quienes lo dirigen, supongo, pero pueden hacer lo que sea menos el Don Tancredo. Desconociendo las posibilidades reales de llevarlo a efecto, se me ocurren tres cosas: iniciar las gestiones para marcharnos de la Liga solicitando la participación en la Liga Portuguesa u otra; abandonando el terreno de juego cada vez que se produzcan escándalos como los repetidamente sufridos, o presentar sistemáticamente alineaciones de medio pelo en la Liga y renunciar a la misma directamente, o sea, tomarnos en serio exclusivamente la Copa de Europa. Con ello, a los estamentos y a las furcias mediáticas se le vendrían las bragas abajo, pues las tres acciones tendrían consecuencias económicas, que son las únicas a las que atienden estos hipócritas sin escrúpulos si tenemos en cuenta que están desprovistos del más mínimo sentido ético y que desconocen la decencia.

Desde un punto de vista más general, este asunto es simplemente el reflejo de una sociedad que, como la española, está en un estado en putrefacción avanzado y creo que irreversible. España es como es actualmente porque ha sido moldeada desde la educación, los medios de comunicación y los políticos en general para carecer de principios éticos y capacidad de raciocinio, sumiéndonos en un relativismo enfermizo donde las emociones y los sentimientos marcan el camino. Por eso, tenemos normalizada la existencia de partidos que quieren entenderse con partidos que a su vez se entienden con otros partidos en cuyas listas pululan asesinos terroristas del mes pasado, totalitarios de hoy y golpistas de hace cuatro días, para, a la vez, desenterrar odios profanando tumbas de muertos de hace cincuenta años por hechos que ocurrieron hace cien, lo que a la mayoría le parece estupendo; por eso, tenemos normalizada la presencia de esperpentos que quieren adoctrinar niños de tres años en comportamientos anormales, lo que a la mayoría le parece estupendo; por eso, tenemos gordas que demandan presencia de más gordas en el parlamento después de habernos dado por retambufa diciéndonos que debemos alimentarnos sanamente, lo que a la mayoría le parece estupendo; por eso, está normalizado que facinerosos ocupen las casas de los demás, lo que a la mayoría le parece estupendo; por eso, nadie osa a levantar la voz contra la invasión de ilegales que asfixia nuestros barrios, lo que a la mayoría le parece estupendo...

Y por eso, en el asunto Vinicius, podemos poner tres ejemplos de cómo funcionan las cabecitas de algunos que bien podrían representar a una mayoría de ciudadanos españoles:

Un niñato con aspiraciones de periodista de un programa de mucha audiencia, que nos dice que los responsables de los insultos racistas —naturalmente, son muuuuy censurables— fueron dos o tres, y no todo el campo, a lo que le contestan con un vídeo de cientos y cientos de aficionados valencianistas llamando mono a Vinicius cuando bajaban los jugadores del autobús, a lo cual el producto de la LOGSE y derivados contesta que sí, pero que estaban fuera del campo.

Baraja, entrenador del Valencia, que afirma que  "Si por una lado se pide respeto a los jugadores del Real Madrid, también hay que pedir respeto hacia nuestra afición. Estás incitando a que el problema no se solucione... Si alguien ha hecho algún comentario que se deba investigar, el Valencia lo va a hacer. Puede haber alguien que se equivoque, hay otra parte que se puede dar. Durante el partido también ha habido gestos que también se puede pedir respeto. Se pueden evitar esas situaciones, gestos despectivos hacia nuestra afición."

Y, finalmente, un individuo, Cristóbal Soria, que ejerce de payaso sin gracia y que se mofaba de Vinicius cuando llegó con 17 años: "Un club histórico y centenario como el Real Madrid no merece que un solo jugador manche su escudo y la institución en todos los campos de la Liga española tal y como ha vuelto a hacer en la tarde de hoy Vinicius Junior."

Aquellos infames llegaron en el 82, vieron lo que había, en el 92 se pusieron manos a la obra y han ganado en el 2023 por goleada: "vini", vidi, vici... Pero, sobre todo, Vini: chico, dile al club, que no está a la altura para defenderte como se merece la situación, que por favor te facilite la salida, y vete a un club de algún país donde la gente sea más o menos normal y te permita seguir divirtiéndote jugando al fútbol, porque el ganado de cerebro espongiforme que pasta por aquí es el que es y no va a cambiar, y esto no tiene remedio.  

VISTO
[1002 veces]
COMENTARIOS [0]
[ topoloco ] ha dicho:
25-05-2023

Un buen retrato de Fraude Ayuso:

[ topoloco ] ha dicho:
25-05-2023

ÂĄHasta cuando vamos a soportar este corrupto sistema bipartidista!

ÂĄHay que auditar cada voto por correo!

[ topoloco ] ha dicho:
23-05-2023

Todo aquel que no se ponga al lado de Vinicius que no se le ocurra abrir su puta boca para hablar de igualdad, democracia, etc, etc. Pura mierda de periodistas vendidos.

[ ocin ] ha dicho:
23-05-2023

Al Real Madrid y su Presidente, ya les vale, han tenido que sacar un segundo comunicado, porque el primero parecía una clase de Derecho Constitucional. Madre Mía. Hay que mojarse de una vez, defendiendo a tus jugadores y aficionados.

https://www.realmadrid.com/noticias/2023/05/22/nuevo-comunicado-oficial

[ ocin ] ha dicho:
23-05-2023

El gran pecado de Vini, no es ser negro, es ser el mejor y jugar en el Real Madrid. lo demás, basura de los periodistas "deportivos", la fef, la liga, y los árbitros.

 ¿Solución ?, solo hay una. La proxima vez que pase un caso igual o parecido, partido perdido al del campo, tres partidos cerrado éste y cinco puntos de sanción. Se acabó el racismo.

HALA MADRID

VIVA LA ESPAÑA VIVA

[ NickAdams ] ha dicho:
22-05-2023

Totalmente de acuerdo con bg_rules. Sólo digo una cosa: quiero ver al club defiendo al Vivi a toda costa y a todo coste.