[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

MIÉRCOLES RARO

Creámoslo o no, con este espantoso modelo de club, con cambio de entrenador y con un vestuario dirigido por las vedettes, volvemos a meternos en una final de CHL. Es lo que tiene tener pasta y comprar jugadores de élite. Uno, claro, se alegra como madridista, pero también como madridista se vuelve a contrariar pensando qué no sería de este equipo si funcionase deportivamente de manera medianamente coherente. En cualquier caso, ahí estamos tras el extraño partido del miércoles, extraño por muchas razones... 

Primero, por el hecho de haberme pasado todo el partido repanchingado en una silla de un restaurante, comiendo pizza a dos carrillos sin la menor tensión o preocupación por el resultado dada la desidia del contrario, que pastaba como vacuno por el campo. Jamás había visto un partido de esta importancia con tanta pachorra. Pierde interés la cosa porque es como quitarle la sal a la comida, sin duda, pero también se agradece la tranquilidad de ver un partido de la máxima así, sin sobresaltos. Y el agradecimiento va, directamente, a Pellegrini, ese entrenador capaz de amariconar al equipo más aguerrido del mundo. Estoy seguro de que si coge al Atleti, lo convierte en una cosica fofa y blandiblú en un par de meses, quizás semanas, o quizás días. Parece inconcebible que un equipo que está eliminado desde el minuto 20 tire a puerta dos veces, una de jugada propiamente dicha y otra desde la pampa argentina. Como consecuencia de jugada elaborada, por lo tanto, en realidad una sola ocasión. Jamás se vio un equipo más flácido en una semifinal como este City, que más bien parecía una Shitty, mirando cómo los jugadores del Madrid se pasaban tranquilamente la pelota, que presione otro. Claro que qué otra cosa va a ser este equipo si, después de semejante partido, su entrenador hace las declaraciones que hace. Los chicos del Shitty se habrán quedado satisfechos y felices con esas declaraciones, y supongo que el próximo partido lo afrontarán con el mismo espíritu para recibir el mismo premio: una derrota y una palmadita de ánimo por lo bien que lo han hecho. En fin.

Otra cosa rara es lo de Kroos, que en este partido se dejó la sábana blanca en el vestuario y volvió a materializarse. Es muy raro lo de este jugador, que nos enseñó mucho y bueno en sus primeros partidos y que de pronto se gasificó en ectoplasma, y ahora, de vez en vez, deja de ser un ente flotante indefinido y se vuelve a materializar en jugador de fútbol. Aquí yo me pierdo definitivamente. No tanto con lo de Modric, que ayer, salvo en un par de ocasiones, estuvo a gran nivel, aunque he de discrepar del blogger wh, que en su magnífico artículo del jueves hablaba de que ha de ser el croata, junto con Bale, la guía de este equipo para el futuro, olvidando que Modric, lamentablemente, empieza a tener más edad que los arrojadores de aceite del castillo de La Mota, no siendo posible, por lo tanto, que tenga mucha proyección de futuro. Eso sí, por calidad y, ojo, carácter, desde luego que lo podría ser. 

Más raro aún fue ver a los centrales centrados, cuando normalmente son entre excéntricos y centrífugos. Esto sí que es asunto para Cuarto Milenio, nivel psicofonía por lo menos. Quizás fuera el propio Shitty cobardón y arrugado la razón de tanto equilibrio con elementos tan desequilibrados, pero el caso es que no hubo ramadas que se vieran, excepto un manotazo sobre la cara de un rival que, de haberlo visto el árbitro, igual hubiera terminado con el sevillano en el vestuario. Pero el caso es que tanto uno como el otro estuvieron sobrios y con sus zonas bajo control, que es mucho más de lo que nos tienen acostumbrados. 

Raros también los cambios de ZZ, que da la sensación de ser un entrenador con planes predefinidos, como la platos precocinados que se meten en el microondas. Parece este entrenador desatender a las necesidades de cada momento concreto del partido, haciendo de forma mecánica los clásicos cambios que todos sabemos de antemano, cambios que, incrustados en la realidad del partido, no encajan ni a martillazo limpio. El miércoles, entre ellos, el de James… Lo de este chico es raro también, presentando como presenta un escandaloso estado de forma que, según se le ve, debería hacerle estar sentado en la grada comiendo pipas o en la bodega de un avión camino de Colombia para no volver. Apuesto definitivamente a que este enorme jugador venido a nada está ya fuera del club, lo cual constituirá sin duda uno de los fracasos deportivos más sonados de los últimos años. 

Y lo único que no fue raro, porque ya lo sabíamos todos, es, por un lado, lo de Bale, que a día de hoy es nuestro nuevo estandarte (mientras no se lesione, uf); y, por otro, la solvencia de Lucas – a pesar de esa tarascada absurda que le pudo costar la expulsión–, que es lo mejor que ha salido de la cantera en mucho tiempo. No siendo un jugador de máximo nivel, el que ofrece, junto con su actitud, lo convierte en una joya de banquillo de esas que son, al final, tan imprescindibles como las estrellas rutilantes de turno. Es jugador que hace equipo, de profesionalidad intachable, preparado para asumir un papel complementario –que no secundario–, con mucho desparpajo y grandes, aunque no geniales, cualidades. Es, en definitiva, un nuevo Arbeloa, y, como es sabido, por estos pagos eso es mucho. Tanto que me atrevo a proponer que sea su figura la que adorne nuestro banner de entrada cuando Arbeloa nos deje definitivamente.

Nótese, por otra parte, que a Cristiano, ni nombrarlo. Cuando se recupere del todo, ya si eso…

COMENTARIOS [0]
[ pezuco ] ha dicho:
07-05-2016

 

Pues al hilo de lo que cuenta en su artículo el blogger, el otro día leí por el ciberespacio algo parecido a un mamut por el Bernabeu, y cuando abro la noticia pincho en el enlace de un vídeo del partido en el que aparece Touré Yayá deambulando por el campo al trote cochinero y ya iban perdiendo la eliminatoria...

Un servidor, que no pudo ver el partido, pensó que si esa es toda la garra que puede emplear el City, yo quiero siempre que el el RM se enfrete a un equipo dirigido por Pierdegrini, aunque me temo que ningún equipo de nivel desee sus servicios y no pueda disputar la Champions. No he visto menos sangre en las venas de un entrenador en mi vida y supongo que esa pachorra se contagia a sus equipos.

Y otro asunto que me planteo es el nivel de la Premier. Cómo estará la cosa para que un perdedor nato como el ingeniero Pierdegrini ganara la liga inglesa con el City, después de cientos de millones de petrodólares árabes y tropecientos fracasos, eso sí. Claro que casi peor lo de este año, que un equipo casi descendido se proclamó campeón de esa competición. Menos mal que el independista catalufo meacolonias abandona su fracasado proyecto en el Reich para poner rubo a la pérfida Albión. Que se preparen en Manchester, llega el tiki taka.

Cosas del fútbol, supongo aunque yo no veo tan claro que ganamos la final al Atleti, pero esa es otra historia, y ya habrá tiempo para contarla.

 

P. D. Doy suerte si dudo de la victoria madridista, de aquí a la final paeceré Descartes.

 

[ MG ] ha dicho:
06-05-2016

Siempre paso por aquí para leer estas interesantes reflexiones y de paso felicitarlos, tanto a los del Madrid como a los del Atlético.

 

Saludos...

[ NickAdams ] ha dicho:
06-05-2016

No sé si hoy será también un día raro, bg_rules, pero para mi bonito y soleado pues tenemos de nuevo a diezenel93 entre nosotros. 

Muy bueno el análisis de la parte oculta del partido. Creo a muchos madridistas es eso lo que nos cabrea, pensar lo que harían estos habilidosos soldados bajo el mando de un gran general.

El test del Valencia, el domingo, quizás nos permita formarnos una idea de cómo andan.

[ diezenel93 ] ha dicho:
06-05-2016

Hola a todos. Apenas sin presencia por tumultos laborales, de los que pude sacar como pequeña recompensa el estar el miércoles en Madrid, viendo a este equipo de nuestros amores que tantas sensaciones contrapuestas nos produce. No puedo dejar de señalar, con lo que nos quejamos de los piperos, el canto del himno a capela al acabar el partido, que para la amiga a la que lleve al campo por primera vez (también madridista catalana) fue algo que la ha cautivado profundamente.

Y, para las que somos madridistas duras en esta tierra culé, un recuerdo enorme para nuestro espartano, ahora que también se nos va. No ha sido el mejor jugador, ni el mas técnico o atletico, pero en los momentos mas duros muchos y muchas nos reconocimos en su defensa de este escudo y estos colores. Gracias Arbeloa, siempre en nuestro corazón.

Estamos otra vez en una final, pese a haber hecho una temporada "pa matarlos", con partidos bochornosos y actitudes impropias de este club. Pero, como ya habeis indicado, el miércoles vimos un equipo muy centrado, pese a las lesiones, con una defensa que pensaba nos la habían cambiado, y una sensación de que los jugadores quieren que creeamos en ellos y que desean hacernos felices.

Òjala sea así, y acabemos el año con un alegrón. Aquí, en Cam Desfalco y pa la saca, no pueden dormir pensando que podamos ser otra vez campeones de europa.

Un beso para Arbeloa.

[ wh ] ha dicho:
06-05-2016

Excelente reflexión sobre este partido tan importante para el Real Madrid. Estando de acuerdo completamente con el análisis del blogger, por alusiones, no me queda más remedio que precisar sobre mi referencia a Modric:

Es cierto que Lukita ya ha alcanzado la treintena y que tiene mucho menos recorrido que Bale (si las lesiones respetan al galés), pero lo que quise decir es que en los dos o tres años que le queden de jugador de nivel A, liderando el equipo, puede ayudar a consolidar un grupo ganador en torno a la figura de Bale y, quizás, hasta ayudar a formar a su sucesor. Esto, como todo en el fútbol, es una mezcla de deseos incontrolables con una realidad que sí puede ejecutarse con una politica deportiva, coherente, en el club. Cierto que para eso necesitamos un giro radical de Florentino que, ya lo hemos dicho, si se gana la Champions, no se producirá, pues la victoria lo reafirmará en su política de cromos vende camisetas.

El futuro del Madrid, para lo bueno y para lo malo, pasa por la continuidad o no de Forbestino I de ACS en el trono. A mi, sinceramente, su proclamado delfín me parece peor que él... lo cual no es más que otra muestra de maquiavelismo florentino al cuadrado. El deseado cambio, por tanto, tendría que venía de una opción no florentina.