[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

LA RESULTAGRADA BLANCA

Dicen los entendidos que las gradas del Bernabéu están ocupadas por un público especialmente difícil, a lo que yo, según están las cosas últimamente y con la intención de ser más preciso, respondo que no es que sea difícil, sino que más bien es insoportablemente estomagante.  

Desde que me alcanza el recuerdo, el Bernabéu se ha caracterizado por asumir el papel de dama dominante y exigente, y ello, bien mirado, con muy buen criterio, sobre todo si atendemos al estatus de sus jugadores, que resultan ser de los mejores cobrando como los mejores. Parece justo que el personal se rebote cuando ve que el equipo, es un decir, sale a pasear, como con frecuencia ocurre, contra el Logroñés de turno, con el consiguiente tropiezo resultado de la desidia.  Con los años, se ha ido marcando cada vez más una gran diferencia de relación entre la afición y el equipo dependiendo de si los partidos son de liga o de cualquier otra cosa (Copa o Copa de Europa). El público que se hace realmente insufrible es el que acude a los partidos de liga, o sea, el que llamaríamos acomodado, frente al más esporádico que asiste a las eliminatorias de los otros dos campeonatos, que suele ser más entusiasta porque, a fin de cuentas, comer caviar lo come una vez en la vida, o cada mucho tiempo al menos. Los glotones de la Liga son otra cosa mucho más áspera.

Pero, admitida esta diferencia, en los últimos años (¿diez, quince?), a la actitud pasota cuando las cosas van bien y la actitud insoportablemente exigente cuando empiezan a torcerse en el partido de turno, se ha sumado un componente que, creo yo, es un reflejo de la sociedad en general que, Logse mediante, ha conformado la ideología reinante, que no es otra sino la de izquierdas genuina y la de izquierdas segunda marca, que representarían los socialistas y los populares respectivamente, los primeros ajustándose a lo que realmente son y los segundos en su faceta claudicantemente más acomplejada y viscosa. 

Gran parte de la sociedad ha crecido en un clima donde los derechos se han tragado a los deberes, y donde la posesión de las cosas se da por supuesta sin mediar esfuerzo, o, si acaso, mediando el mínimo. Además, desprovista de valores morales definidos e inyectada en su lugar de valores legales, ha sido educada para atender sólo a lo que flota en la superficie, con cuyo producto es mucho más fácil saciar sus reivindicaciones más banales. Este nuevo componente centra la atención en las cuestiones superficiales y más primitivas, las que calman la sed a corto plazo como el agua de mar que el náufrago bebe en su desesperación, desatendiendo a las cuestiones más relevantes, que son las de fondo y las que, en último término, impulsan al club conformándolo de una manera u otra. El grito más primitivo de la grada, además, en muchas ocasiones viene claramente marcado por el paso que dictan ciertos medios de comunicación, de forma que son estos los que van señalando con sus campañas la dirección a la que enviar el concierto de viento correspondiente, en astuto aprovechamiento de una masa fácilmente maleable por su propia simplicidad de planteamientos.

Ejemplo de lo anterior lo vimos en el partido post derby (vaya batacazo), donde la grada la tomó con Casillas y con Ancelotti. ¿Por qué? ¿Por haber hecho el primero la guerra a su propio entrenador, por haber traicionado a su propio equipo yendo a llorar a las faldas del enemigo eterno por amor al hijo de Don Pantuflo, por chantajear a su presidente con un ultimátum, por hacerle la cama a un compañero hasta echarlo del equipo, por filtrar información con caudal digno de manguera de bombero? ¿O quizás, el segundo, por plegarse a las damas del vestuario, o por comerse cada capricho de su presidente en forma de fichaje, o por forzar toda la estructura del equipo para no tocar a los muchachos de Elliot Ness, o por poner a los pies de los caballos a uno de los supuestos intocables –flagrante contradicción… ah, no, que era porque lo mandó el superintocable–, diciendo que se tomarán medidas porque es un chupón, Doña Balón de Oro dixit? Qué va. No fue por ninguna de esas cosas. Fue, simplemente, porque se perdió un partido y porque el “portero” “capitán” se tragó un balón muy al estilo Casillas, más la pimienta, eso sí, de una semana de martilleo mediático. Porque aquí, mientras el equipo gane y esté arriba, a los de la grada, a los de debajo de la grada y al del palco todo les va a parecer estupendo, estupendo.  El Bernabéu es, de arriba abajo, resultadismo en estado puro, es decir, es el hijo del minuto 93, que le sacia y le da vida sin importar qué haya detrás. O sea, gato blanco, gato negro, lo importante es que cace ratones. 

COMENTARIOS [0]
[ chinchin ] ha dicho:
18-02-2015

Tranquilos, chicos, ya estamos en cuartos. Partido de Lucas Silva que deja buenas sensaciones.

A CR7 le pasa algo y no  es sólo lo de Irina.

[ Galego49 ] ha dicho:
18-02-2015

Ayer vi un rato el partido del PSG y el equipo de Mou y la verdad comparar la actitud del Zampachicles con la de esos entrenadores que transmiten tensión a sus jugadores y están continuamente dando instrucciones y corrigiendo los desajustes naturales que se producen en momentos puntuales del partido es que no tiene comparación posible. Y ya para comparar, ver a nuestro espantapájaros colgado del larguero y ver a Courtois, es que me da una envidia que cada día que pasa me doy cuenta que estamos jugando todos los partidos con varios jugadores de menos y sin entrenador.

Me uno a la invitación a Fernando_poo a hacer alguna entrada en el blog de MqM.

[ pezuco ] ha dicho:
18-02-2015

 

Al hilo de lo que tan bien describe Fernando Poo, y sólo con la intención de poner un ejemplo voy a señalar lo que escuché en una emisora de radio hace un par de días. Concretamente en Radio M-arca(das), y sientiendo no poder identificar a los periolistos de turno (no sigo esas tertulias), sí pude escuchar que el tema era el topo.

Un periolisto dijo que era una vergüenza la falta de apoyo del club a su capitán y otro que la culpa de que se escuchen silbidos hacia el topo en el Bernabeu la tienen los mourinhistas, que han esperado a que lleguen los malos resultados (siempre el resultadismo), para salir de sus madrigueras como ratas.

Después de esto, como es lógico cambié el dial a otra emisora radiofónica pensando el daño que esta gentuza puede hacer a los niños y adultos sin criterio propio. Sentí vergüenza ajena, asco y pena, esta gentuza tiene abiertas las puertas del RM, flojoytimo necesita a la prensa (él mismo lo dijo) y ésta nos apuñala por la espalda.

Y hoy jugamos en Alemania, con Carleto diciendo que no le gusta la autoridad sino tratar a los jugadores de igual a igual (a fé que se nota) y que no va a cambiar el sistema. O nos ponemos las pilas o que Dios nos coja confesados.

 

[ zarpi ] ha dicho:
18-02-2015

Lo de ahora con el resultadismo es el habitual método de confusión para pastorear a la despistada masa pipera; achacar al otro el problema propio, ahora que los resultados no acompañan y el piperío resultadista puede ponerse a protestar. No hay mejor anestesia en este momento para esa masa confusa que inocularles que eso lo hacen los mourinhistas…

El partido de ayer del Chelsea me pareció un partidazo entre dos equipos en un momento opuesto: el inglés saliendo ya del bache físico habitual a estas alturas, y un PSG con sus figuras en el mejor momento de la temporada (impresionante Cavani, muy bien Ibra, Verrati, Matuidi, Luiz…

Debido a ello, Mourinho apostó por su doble pivote habitual (Matic-Ramires) cuando no se debe arriesgar nada de nada para intentar resolver más adelante en Stamford Bridge, y Blanc respondió muy bien poniendo a David Luiz de mediocentro para darle la pelota al Chelsea y salir rápidamente a la contra aprovechando la no tan buena salida de balón cuando ese doble pivote londinense carece de Cesc. Los ajustes de Mou durante la primera parte se limitaron a retrasar algo a Cesc para intentar mejorar la salida del balón, y a cerrar aún más el partido cambiando a William y Hazard de banda para tapar mejor al lateral que no paraba de subir, Van der Wiel.

La diferencia física se notó en la segunda parte, el PSG subió líneas y el Chelsea optó por dejar libre a david Luiz para que sacara el balón el menos dotado, pero en un partido tan táctico Mourinho se salió nuevamente con la suya obteniendo un gran resultado a domicilio contra un equipazo que realizó un gran encuentro.

[ Marcus48 ] ha dicho:
18-02-2015

Nada que decir a lo dicho por mis anteriores comentaristas. Lo del sr. de "El País", no merece ni perder un segundo más, viniendo de donde viene, ¿qué se podría esperar?

[ bg_rules ] ha dicho:
18-02-2015
Citando a fernando_poo :: No. 4 :: 18-02-2015

Hablando de la prensa canallesca, hoy el experto en nazismo Diego Torres decía que para los mourinhistas lo más importante son los resultados. No he podido resistirme hacer un comentario, a pesar de que suelo boicotear estos artículos, ...

Cuando uno se cruza con cosas como esta que nos comentas, fernando_poo, lo primero que pensaría, de no ser las cosas como son, es que este Diego Torres es tonto de baba, porque no haberse enterado aún de la relación inversamente proporcional que existe entre eso que llaman mourinhismo y eso otro que llaman resultadismo es de lelo sin solución. Pero, claro, entre lo que uno ha visto y lo malo que es el personaje, no vamos a caer en semejante ingenuidad, de manera que vamos a pensar que, una vez más, el progreta de turno utiliza argumentos contradictorios al gusto. La contradicción es una de las armas que mejor utilizan estos especímenes, y de ella se sienten orgullos -en vez de avergonzados, que es como debería sentirse cualquier persona con sentido del ridículo y medianamente lógica-, y por eso es estrategia inútil empeñarse en descubrirles que caen en ella. A mí me ha costado bastantes tiempo aceptar que tener razón no es lo importante, pero la realidad es terca. Lo que sí me sorprende aún es que un tipo como este, que directamente se inventa noticias y chismes de todo tipo, siga escribiendo a nivel profesional.

Y, hablando de escribir, aprovecho el momento para secundar la invitación de NickAdams.

[ NickAdams ] ha dicho:
18-02-2015

No puedo aportar nada a la entrada de bg_rules porque, desgraciadamente, nunca he estado en el Bernabéu (ni siquiera he visto ese famoso salón de trofeos que tan cachondo pone a FP).  Sin, tras habler leído mucho sobre el asunto, todo parece verosímil.

Y a todo esto, empezaron los octavos de la Champions: los guardiolos se quedaron en cero ante el equipazo, es un decir, ucraniano. Será por el frío.

El Chelsea de nuestro querido Mou sobrevivió a un segundo tiempo muy flojo gracias a Courtois ( ese sí que es un portero y no lo que tenemos nosotros bajo el alero) y la pura suerte. Esperemos que en le vuelta suban el pistón y resuelvan la eliminatoria. 

Y del PSG me impresionó Cavani. Ese sí que baja a defender.

[ NickAdams ] ha dicho:
18-02-2015
Citando a fernando_poo :: No. 4 :: 18-02-2015

Hablando de la prensa canallesca, hoy el experto en nazismo Diego Torres decía que para los mourinhistas lo más importante son los resultados. No he podido resistirme hacer un comentario, a pesar de que suelo boicotear estos artículos, ...

Muy buena respuesta, Fernando_Poo. Excelente. En la línea de todos tus comentarios. Te digo lo mismo que, en su momento, le dije a Zarpi y a Santagueda, ¿por qué no te animas a escribir una entrada cuando te apetezca?

 

[ fernando_poo ] ha dicho:
18-02-2015

Hablando de la prensa canallesca, hoy el experto en nazismo Diego Torres decía que para los mourinhistas lo más importante son los resultados. No he podido resistirme hacer un comentario, a pesar de que suelo boicotear estos artículos, por deleznables. Les dejo parte de mi aportación por si juzgan interesante algo de lo que comento:

"[...]Es totalmente al contrario. Los "mourinhistas" que conozco (entre los que me encuentro) opinamos exactamente lo mismo de Ancelotti y de su Madrid en el minuto 92:47 de la Champions que en el 92.48. Lo mismo. Y ese juicio se la teníamos dado de antes, sobre todo cuando se consintió a los niños perder una liga que se tenía en la mano.

Pensábamos igual cuando batíamos récords contra equipos patrocinados por Hierros Servando y opinamos igual cuando somos incapaces de superar a un atlético, que como el Barça ha demostrado, no es del año pasado.

La verdad es que de Mourinho echamos en falta muchas cosas, pero la primera es que en el Real Madrid manden los socios y aficionados a través de su presidente y éste a través del entrenador. El "pacificar" vestuarios a base de atropellar el mérito y la capacidad a favor de componendas con las "divas"; el hacer un madrid imprevisible porque el que jueguen o no depende del capricho de las niñas es algo que, efectivamente, nos hará a muchos añorar a Don José Mourinho.

Lo de las Champions ganadas de milagro o las copas del rey por la genialidad de un gran jugador (que se quieren cargar, por cierto) o las copillas éstas consolará a los resultadistas no a los mourinhistas."

Saludos

[ pezuco ] ha dicho:
17-02-2015

 

Me ha gustado el artículo, precisamente porque su autor conoce (y sufre) a la fauna que por el Bernabeu pulula como nadie. Son muchos años de experiencia a sus espaldas.

Que la afición del Madrid es exigente para mi es algo lógico si tenemos en cuenta que por su estadio han pasado bastantes de los mejores jugadores del mundo y allí se han visto las mayores gestas deportivas que por el mundo del balompié sucedieron, sin embargo esa lógica y casi exigible exigencia, con el paso del tiempo ha derivado en una mezcla cochambrosa de variopinta gente dificilmente calificable.

Algunos se dejan guiar por los gurús de la canallesca antideportiva, me cuentan incluso que llevan la radio al estadio y sólo aplauden o pitan según lo pide su emisora preferida, por supuesto antimadridista. Otros parecen tener ídolos para venerar y defender a capa y espada entre los jugadores, por muy perniciosos que para su propio club sean. También existen los que acuden al estadio para demostrar que su RM es el club del señorío, no les importa pitar a quien se parte el pecho por su equipo, aplaudir una filigrana, incluso al equipo contrario con tal de demostrar que son la creme de la creme de las aficiones. Lo que importa es el resultado, (qué bien lo explica bg_rules).

Sumémosle una buena ración de pipas, y tenemos que el equipo tiene más gente en su estadio para ser pitado que animado, (la grada de animación parecen los criados del presidente jugando a las casitas).

Y por lo que parece, el futuro de esto no es halagüeño, los abonos y las renovaciones de socios parecen hereditarias (como supongo será la presidencia del RM post Ancelotti), endogámicas y poco transparente. Mal pinta esto y pocos pintores se ven para arreglarlo, si es que hay alguno.

 

P.D. Y dicho todo lo anterior, mi máxima admiración por los socios que van al Bernabeu a animar a su equipo, sin dejarse manejar por la canallesca, valoran los méritos de sus jugadores y pitan cuando creen que deben hacerlo. Que los hay, bg_rules no es una excepción, ni el único que piensa que señorío es darlo todo y morir en el campo.

 

[ Galego49 ] ha dicho:
17-02-2015

Excelente entrada Bg_rules y muy bien lo de recordar que a la grada lo único que le mola es el resultado final y para muestra tenemos el ya famoso minuto 93 de Lisboa, cuando en este blog ya se apuntó por activa y por pasiva que posiblemente ese minuto sería nuestra perdición a largo plazo ya que iba contribuir a enmascarar el cáncer que pulula en las entrañas de ese vestuario y estamos recibiendo los resultados. Esperemos que mañana el Shalke 1-6 del año pasado, no se convierta en un Shalke 4-0 esta temporada.

[ wh ] ha dicho:
17-02-2015

Muy buena y reflexiva entrada de bg_rules, que aplaudo con entusiasmo. Yo, que no soy socio, pero he ido con cierta frecuencia al Bernabéu, noto un ambiemte notablemente diferente entre la afición habitual ( la de los partidos de Liga) y la de las otras competiciones. Y esa, la liguera, es en una buena parte, de juzgado de guardia.

Hay que decir también que el Bernabéu, y su ambiente, es diferente a todo lo demás que he conocido, aquí y en otros países. Me molesta tener que decirlo, pero donde único no me he sentido a gusto en muchas ocasiones -que no siempre- es en el Bernabéu y es, precisamente, a causa de esos a los que apunta bg_rules, que abundan tanto que donquequiera que te sientes, de algún sitio cercano, te lloverán pipas.