[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

TRISTE MADRID

Sólo cuando comprobemos que CR se abstiene de tirar faltas –cosa que, de ocurrir, sin duda será porque el entrenador por fin se ha subido los pantalones y ha dicho que ya basta–, y sólo entonces, uno volverá a plantearse la posibilidad de creer en Benítez. Entre la trayectoria del equipo y el cariz cenizo que presenta a día de hoy el juego que despliega, la ilusión por que este señor fuera lo que realmente necesitábamos se ha desvanecido definitivamente. Para volver a creer, para vislumbrar un mínimo rayo de esperanza, sólo nos queda un tratamiento de shock en forma de patada en el culo de la diva caminante, o sea, en forma de mensaje inequívoco por medio del cual quede claro que vuelve a haber alguien que manda en el vestuario.

Esta historia de Ronaldo y las faltas es tan surrealista como la de los dos últimos años de Casillas. En fútbol, sin duda que hay muchas cosas, la mayoría, que son discutibles; pero igualmente hay alguna que otra que no lo es, e igual que el esperpento Casillas se produjo por oscuros motivos alojados en una cuarta o quinta dimensión por nosotros desconocida, lo de CR7 con las faltas, producto de sumar el absurdo, la falta de autoridad y la soberbia desbocada, debe de encontrar su morada en niveles astrales de similar calibre. Si los porcentajes de efectividad de Ronaldo ejecutando faltas son no ya ridículos, sino de auténtico chiste, la cuestión se hace absolutamente insoportable al pensar que en el equipo hay cuatro jugadores, al menos, que son especialistas de primera fila (Bale, James, Modric, Kroos). Que este entrenador se permita el lujo de desperdiciar falta tras falta, en este caso con un partido en el aire y jugándose el todo o nada en la liga, porque no quiere incomodar a su señoría resulta sencillamente inaceptable. Como parece evidente que CR7 no es ni la mejor ni la enésima mejor opción (números cantan) para sacar provecho de una de las jugadas de mayor transcendencia que hay en un partido, habrá que pensar que aquí prevalecen los intereses particulares de la vedette, con grado de mando superior, sobre los intereses del equipo. Cuestión de números, exclusivamente. Y eso, a quien hay que reclamárselo es a quien lo consiente. ¿Se imagina alguien que le permitieran al mismo CR7 tirar los penalties si tuviera un porcentaje del, por ejemplo, 50% de errores? Estaríamos todos tronchados de la risa. 

El caso es que en el partido de Éibar volvió a ocurrir, en una situación especialmente delicada, dado el resultado y la transcendencia del mismo. Con el Barcelona a nueve puntos de diferencia, saltaba el equipo al campo con la imperiosa necesidad de ganar los tres en juego, pues no podía permitirse sumar una derrota ante un tercera fila después del bochorno del 0-4 del Bernabéu: el hundimiento no sólo sería el que marcaría la diferencia cuantitativa, sino que alcanzaría dimensiones psicológicas irrecuperables. Y así, con estas premisas, ustedes,  como yo, pensarían que iban a ver a un Madrid concienciado, aguerrido y entregado a la causa, hoy más que nunca por necesidades del guión, ¿verdad? Un Madrid que saldría mordiendo desde el minuto cero, consciente de la necesidad de reinventarse y no hundirse en el fango definitivamente, ¿no? Pues no. Lo que salió es este equipo triste, de trantran acomodado y evolución tediosa, de juego cuyo grado de previsibilidad no es superable. El Madrid, además de definitivamente aburrir a las ovejas, presenta una actitud como de apatía plomiza, como de que le resbala un poco todo. Seguramente no será porque se trate una plantilla aburrida de haber ganado muchos títulos, no. Visto lo de hoy, yo, en Liga, no doy un duro por este equipo.

Habrá quien haya visto en este partido un Madrid solvente que ha sabido llevarse los tres puntos en un campo muy difícil y tal y tal. Es posible, pero lo que yo vi fue un equipo que durante 80 minutos estuvo en el fiel de la balanza entre irse al carajo definitivamente y salvar los muebles para seguir remando, pero frente a un equipo de medio pelo, dicho sea con todo el respeto que me merece el Éibar. Y tanto el juego anodino como la alineación y los cambios que se produjeron a mí no me auguran nada esperanzador. Todo es triste gris ceniza: gris Danilo, lateral oficinista de rango mayor; gris la zona de generación de juego, excepto los pocos chispazos de James y Modric, de ellos el primero premiado con una sustitución, que aquí el entrenador sí que parece querer dejar claro quién lleva los pantalones; gris Kroos, o sea, Kroos Kroos; gris la delantera, con un Ronaldo insufrible como nunca… Pero ganamos, eso sí. Un resultado francamente alentador, sin duda, sobre todo por cómo se produjo y ante quién. En Barcelona deben de estar frotándose las manos.

Y para rematar la faena, otra lesión muscular, esta vez de Carvajal. Vamos cabalgando hacia las veinte, quizás estableciendo este año un nuevo récord. A ver si es que, entre unas cosas y otras, va a ser que se está haciendo algo mal en la preparación física de ese vestuario…

COMENTARIOS [0]
[ elcapita ] ha dicho:
02-12-2015

CR7 lleva años haciendo el RIDÍCULO más espantoso con el tema de las faltas, y ya este año es de auténtica traca. Está haciendo que Roberto Carlos ( otro inútil en lo que a lanzamientos de falta se refiere) en poco menos que una mezcla de Maradona y Baggio.

Sólo ha tenido , Ronaldo, tres años correctos en cuanto a comportamiento  y respeto a compañeros, e incluso un cierto grado de humildad: curiosamente, qué casualidad, coincide con los 3 años que Mou estuvo al frente del equipo y le dejó claro que, por mucho compatriota y jugador top que fuera, el que manda es el entrenador y si hace el gilipollas lo sienta y santas pascuas.

Antes y después de Mou ha demostrado ser un ególatra insoportable, y falta al espeto de compañeros y público cuando se empeña en tirar todas las faltas sabiendo que es una nulidad total en esta materia, y que hay compañeros que las lanzan mucho mejor. Aunque hubiese coincidido con Beckham ( no sé si en el Manchester United llegó a concidir un año, el 2002-2003), consumado especialista, el niñato de Madeira se hubiera emperrado igualmente, porque yoooo soy el núuumero uuuno síiiii síii, en lanzar todas las faltas, desaprovechando clarísimas opciones para su equipo mientars todos los entrenadores ( y esto es lo más abracadabrante e inaudito), en lugar de ejercer su autoridad y prohibirle lanzar todas las faltas ( al menos, las decisivas, que le dejen lanzar al nene si ya van 3 o 4-0 en el marcador) se han bajado los pantalones, salvo Mou.

Por eso Mou acaba fuera del Madrid. De todos modos por mí que siga lanzándolas todas claro..:) , peroes que la imagen que da es patética, está el tío empeñado en competir sólo con Messi, el equipo le da igual, todo son aspavientos, numeritos, gestitos de vedette insoportable y nula colaboración con sus cpmpañeros, la inmensa mayoría de los cuales son técnicamente muy superiores a él.

Cuando un jugador basa casi todo su potencial en una descomunal condicion física y atlética, empieza a declinar con el paso de los años , pues por mucho que se cuide,  todos esos derroches hacen que se queme un poco antes de lo normal, y son recursos técnicos ni intelectuales ( pues es un cabeza de buqye como él solo), se inicia de pronto un bajón considerable.

Aun con todo, sí, ya sñe que  muchos otros quisieran tener un bajón como el de CR7, un bajón de 14 o 13 goles en todas las competiciones cuando apenas se ha cubierto el primer trimestre de las mismas. Pero  es que, sin quitar méritos a los grandes números del portugués en los años que lleva en el madrid, yo sigo pensando que la gesta es muy relativa en tanto en cuanto las diferencias entre equipos son ahora abismales, todos los equipos tienen uno o dos jugadores de notable nivel técnico sí ( a diferencia de los años 70 , 80 u hasta mediados de los 90 en los que los modestos apenas los tenían) , pero colectivamente la diferencia es astronómica, y se hace aún más grande por la actitud generalmente timorata de todos ellos cuando visitan el Bernabéu o el Camp Nou. Antaño, los pequeños tenían mucha menos calidad que ahora pero lo compensaban con unos huevos como los del caballo de Espartero, y no salían derrotados de antemano ni mucho menos, aunque fuera colocando  a veces el autobús. Ahora parece que van a pedir autográfos a los galácticos del Madrid o del barcelona.

Vamos, que de haber jugado hace 15, 20 o 30 años, yo estoy seguro de que ni CR7 ni Messi habrían sido capaces de lograr unos registros goleadores tan portentosos. De hecho, dudo que hubieran superado al macho más macho de todos los machos, el macho mejicano. ÉSte , pormuchos humos que siga teniendo, lo cierto es que debía vérselas con equipos aguerridos y que daban hostias comopanes.

Ahora, sobre todo a Messi ( que eso sí, lanzando faltas es un maestro de los mejores que se han visto, no como el niñato luso) , pero tb a Ronaldo cuando juega en el Bernabéu, es que a los rivales sólo les hace falta ponerle una alfombra al tiempo que le dicen "adeante caballerocuanto honor, pase pase Vd "

[ Pailán ] ha dicho:
30-11-2015

 

Nah. Más de lo mismo, con la diferencia de que teníamos delante a los de Hierros Servando y no a un transatlántico. A Caminante (no hay camino, se hace camino al andar, etc) hay que darle boleto pero ya. Hasta en las fotos con sus compañeros sale enfurruñao. Sobre el porcentaje de faltas que mete, traje un día una estadística: 59 faltas para marcar un gol. Como dice nuestro buen bg_rules: ¿alguien se imagina que marcara un penalty de cada dos y siguiera lanzándolos? Yo tampoco.

A mí tampoco me gusta Benítez. Igual sus sistemas (o así) y métodos de interacción con los jugadores son avanzados, innovadores y hasta modernos, pero me da la impresión de que a los usuarios (los jugadores) y los beneficiarios (los aficionados) no les gustan ni un pelo. No hay más que ver la euforia que están viviendo en Nápoles estas semanas o los suspieros de alivio cuando se fue de Milán.

Y lo del Calderón gritando "¡Benítez, quédate!" ya lo vivimos el año pasado. ¿O es que ya nadie se acuerda del mismo antro gritando aquello de "¡Iiiiiiikeeeer! ¡Iiiiiiikeeeer!"? Yo sí me acuerdo. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto.

[ NickAdams ] ha dicho:
30-11-2015

Un poco de oxígeno para Benítez, no sé si merecido o no, visto lo visto. Lo que me resulta difícil de tragar es lo que está haciendo con James, para mi, la joya de la plantilla. Me temo que va a desquiciar al colombiano y tendremos un problema más. 

No me gustaba Benítez, y ahora me gusta todavía menos. 

[ bipo66 ] ha dicho:
30-11-2015

Tampoco creo que el partido contra el Eibar haya sido tan malo. Creo, sinceramente, que si hubiésemos venido de una buena racha se evaluaría de modo más positivo. El problema es que estamos como estamos y no veo a Benítez en condiciones de arreglar el asunto. Diría yo que, tal como lo vislumbro, las cosas irán, desgraciadamente, a peor. No sólo será un año en blanco, otro más a la cuenta del Sr. Pérez, sino que podemos quedarnos fuera de la Champions para la próxima temporada. Me llamarán cenizo, y tendrán razón, pero a esa desmesura me han llevado Florentino, Benítez y los que mandan en el vestuario. 

Hasta la próxima visita.

[ pezuco ] ha dicho:
30-11-2015

 

Lo del tema de las faltas lo explicó hace pocas semanas Benituco, Cristiano tira las faltas porque en los entrenamientos las tira muy bien y no hay debate. Yo añado que el portugués no saca los saques de esquina porque no le da tiempo a rematarlos... en caso contrario no dudo que los lanzaría él. Yo diría que es un síntoma inequívoco acerca de quien lleva los galones en el vestuario.

Del partido de hoy podemos sacar alguna conclusión. Es triste pensar que con los jugadores que tenemos los que destaquen sean los currantes, Kovacic y Casemiro principalmente. Benituco va a salir del conjunto blanco con el triste handicap de convertir a estrellas de la talla de Modric o Bale en jugadores vulgares, y eso es para hacérselo mirar. Pura sangres tirando de carros.

Benítez se ha traicionado tanto así mismo, que cuando quiera parecerse a Benituco no se va a reconocer en un espejo. Copiando al manofloja, hace jugar a sus intocables aun teniendo que colocarlos fuera de sitio y de cualquier lógica, no existe un sistema definido, no saben presionar al rival...para esto no hubiera echado a Carletuco.

Plantilla descompensada (siguen faltando el delantero y el lateral izquierdo), lesiones a tutiplén... esto pinta más negro que el sobaco de un grillo. 

Y sí, ya sé que se sacó el partido de Ipurúa, incluso sin sufrimiento, pero a mi me sonó a la misma cantinela de siempre y la experiencia nos dice que esta historia no tendrá final feliz.

 

P.D. Y Laso sentando a los veteranos para que le resuelva el partido muy complicado un crío de 16 años... igualito que Benituco, oiga.

 

 

[ diezenel93 ] ha dicho:
29-11-2015

Será que hoy ando algo guerrera, pero no comparto la tesis de mis queridos amigos que me preceden. Me parece que el equipo estuvo bien (sin mas, pero bien). Hubo mejor organización, mas equilibrio y mas oficio. Era un partido trampa tras los desastres del Bernabeu y Ucrania, ante un equipo muy motivado. Si no hubiera ocurrido todo lo anterior, mi calificación hubiera sido menos amigable, pero las circunstancias también deben ser evaluadas y, a mi entender, esta vez a favor.

Pero claro, en este Madrid de los sinsentidos, una cosa buena viene rodeada de varias otras absurdas; la primera, y en ello coincido con el autor, el empecinamiento en permiter a CR7 ser el único tirador de faltas, cuando es ya escandaloso su nulo rendimiento. No se puede continuar así. Parece mentira que él mismo, a falta de otras autoridades que parecen haber dimitido de sus responsabilidades, no asume esta decisión.

La segunda, producida con lesión de Carvajal, por lo que me pareció, impidió ver algo excepcional, y era el cambio de CR7. Parecía que Benzema le sustituiría, pero la fulminante caida del lateral, al parecer, hizo imposible este cambio. Lo que no entiendo es que no fuese cambio de puesto por puesto. Seamos benevolentes y creamos que era por falta de tiempo para un calentamiento a pocos minutos del final.

La tercera, el embrollo de James, que me resulta imposible de entender. En todo caso, hace ya semanas que he abdicado de entender a este entrenador.

En resumen, un partido que muestra que el equipo puede hacer mucho mas de lo que hace, donde la eficacia arriba es nuestro mayor debe. Mientras, el Presidente sigue ahí....

[ wh ] ha dicho:
29-11-2015

Lo que menos me ha gustado del partido fue algo que no ocurrió. Me explico: cuando Carvajal se deja caer, lesionado, justo tras el gol de penalti de Ronaldo, pensé que, faltando 8 minutos y con el partido encarrilado, saldría Arbeloa a sustituir, en su posición natural, a Carvajal. Pues Nanay de la China, Benítez saca a Benzema y manda a Lucas Vázquez a la banda. ¿Lo hizo porque Benzema ya había calentado y no querría arriesgar a Arbeloa o lo hizo para mandarle un recadito a Arbeloa pues, con este, lo tiene fácil?  Hacía tiempo que se veía que Carvajal no estaba bien, ¿por qué entonces no mandó a calentar, de nuevo, a Álvaro? 

Tampoco me gustó la sustitución de James, otro con el que parece que también se siente fuerte para mandarle “recados”.

O cambian mucho las cosas o Benítez no pasa de una temporada. Si es así, la serie numérica será correcta: 3-2-1, es decir, tres temporadas de Mou, dos de Ancelotti y una de Benítez y, como la sentencia favorezca al Flóper, en 2016 empezamos una nueva serie. Si no me equivoco, Mou es el entrenador que más tiempo ha permanecido en el banquillo durante los dos períodos de reinado de Florentino I de Forbes: 3 temporadas, todo un récord.