[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

SCHALKE, MARIA

Debido al resultado del partido de ida (1-6), asistimos anoche en el Bernabéu a un partido de puro trámite. Con un equipo plagado de suplentes, se trataba de divertirse un poco sin forzar la máquina para cumplir con la obligación, y desde luego hacerlo evitando lesiones. Fracaso. A los tres minutos, Jesé sufrió los rigores de un trolebús bosnio que le sacudió un viaje para mandarlo al hospital con altas posibilidades de tener que ser operado por una rotura de ligamentos cruzados, o sea, adiós a la temporada y veremos cómo se recupera, que nunca se sabe tras una lesión de esa envergadura.

Desde ese punto de vista, pues, el partido fue una verdadera calamidad. Desde lo estrictamente futbolístico, el enfrentamiento no ofrecía a priori grandes esperanzas, con un equipo alemán derrotado y de un nivel de media tabla de la liga española. Por lo tanto, el interés se redujo a observar la evolución individual de nuestros jugadores. A destacar en defensa la sobriedad de Nacho, jugador de necesariamente de banquillo que normalmente cumple con rigor profesional y sin estridencias; el buen partido de Varane, al que vinos menos exigido pero más solvente que en el partido de Málaga; por delante de la defensa, Alonso, que sigue anunciando un declive físico preocupante, y que fue sustituido en la segunda parte por un Casemiro sencillamente irrelevante, en animado tándem con otro que tal baila, que es Illarramendi. Así, el centro del campo anduvo gris pero suficiente para lo que tenía enfrente. 

Arriba, muy buen partido de Bale, que se puede convertir en un jugador clave en este final de temporada si se confirma la línea ascendente de los últimos partidos; muy bien Isco, sobre todo en la primera parte, moviéndose con más libertad por diferentes partes del campo y haciéndolo con acierto y peligro; CR7 a lo suyo, como siempre, y Morata, que tras una calamidad de partido lleno de ocasiones marradas finalmente consiguió marcar su gol, para alborozo y felicidad de sus compañeros  y del mundo entero, siendo como es un chaval tan majo que sin duda terminará viviendo en Getafe o así. En definitiva, suficientes mimbres para  enfrentarse a un equipo alemán de medio pelo que vino a conocer el museo del Prado y la sala de trofeos del Bernabéu, en ambos casos con gozo indescriptible. 

Aún así, a quien sí echamos de menos hoy es a Di María que, bajo las órdenes de nuestro entrenador, es como una de esas cartas en manos de un prestidigitador que, para hacer su truco, hace que aparezca y desaparezca de la baraja con rápidos movimientos de manos y ayudándose con esa verborrea que utilizan los del gremio para desviar la atención del espectador y así poder engañarlo adecuadamente. Porque no se puede negar que el vaivén interpretado por jugador y entrenador la semana pasada es para nota. Y, atención, el caso es que el espectáculo ha pasado desapercibido, se supone que a causa de la buena marcha del equipo en lo que a resultados se refiere. Todo sopla a favor mientras se sumen las victorias, juegue el equipo mejor, peor o rematadamente mal. De esta manera, el show ha quedado difuminado por los tres puntos de Málaga, por la intranscendencia del partido de CHL de anoche y por la atención que atrae el encuentro del próximo domingo contra el Barcelona.

Porque hay que reconocer que la sucesión de disparates del dúo dinámico no tiene desperdicio, aunque tampoco es para sorprenderse teniendo en cuenta los antecedentes del  jugador y la manera cariñosa, como de algodón de azúcar, que le dedicó el entrenador a cambio de sus espantadas y tocadas de genitales. Lo que para unos ha sido motivo de alabanza para el entrenador por una supuesta sabiduría para recuperar al jugador díscolo, faltón y refunfuñón para la causa, a otros nos pareció un pan para hoy y hambre para mañana. Y ahora resulta que la cabra y sus pelotas tiran al monte, claro. El lunes, 10 de marzo, tras el partido contra el Levante, el  as argentino se descolgó con lo siguiente: 

"Es difícil pensarlo, por mí prefiero no jugar, estoy en un buen momento, voy a chocar y a meter y puedo ver una amarilla y quiero jugar el Clásico". 

Ante esto, hay quienes se ven asaltados de manera abrumadora por una batería de preguntas. Entre ellas, esta: ¿qué le hace pensar a un jugador profesional del mejor equipo del mundo que tiene patente para, públicamente, hacer explícitas sus preferencias respecto a ser alineado o no en un partido determinado para jugar otro que al señorito le apetece más? Y entonces uno se acuerda del chico deambulando por Pamplona enfurruñado porque no era titular, o tocándose los huevos con dedicatoria a todo el campo, o del entrenador ganándole para la causa con tanta habilidad y mimo.

Obviamente, a cualquiera con dos dedos de frente este comentario del sabio argentino le resulta como de Vitigudino, algo así como digno de un inmaduro de pocas luces. No creo que sea necesario desarrollar los argumentos para respaldar esta opinión. Fíjense si la cosa estaba clara que hasta el recuperador de causas perdidas aparentemente se molestó cuando se lo contaron. Y así, cuatro días más tarde, Ancelotti se descolgaba con lo siguiente refiriéndose a esas declaraciones de Di María:

"Si ha dicho eso me sorprende porque no hay un partido más importante que otro. El partido más importante hoy para todos es el partido del Málaga. Para mañana pondré el mejor equipo posible sin pensar en si al jugador le van a sacar la tarjeta y se va a perder un partido contra el Barcelona. Tengo confianza en toda la plantilla. Si Di María juega y le sacan la tarjeta, no juega contra el Barcelona y juega otro jugador".

Parecía, pues, que el entrenador se posicionaba esta vez adoptando una línea más contundente de lo habitual con respecto a este jugador, que es un verdadero pelmazo. Y todos dedujimos que se trataba de un tirón de orejas y llamada de atención, así como una pieza con carácter informativo según la cual el listillo argentino iba a ser puesto en su sitio. Quedaba pues anunciada la alineación de Di María como titular, porque era Di María quien venía siéndolo, y de manera protagonista, en los últimos partidos. Albricias. Quedaba el chico en su sitio y el entrenador en el suyo.

Y en esto, contra todo pronóstico, nos enteramos de que “el mejor equipo posible” de Ancelotti de pronto ya no incluye a Di María, porque finalmente jugó Isco en su lugar. ¿Tenía necesidad Ancelotti de hacer esas declaraciones para actuar en sentido contrario de las mismas al día siguiente? ¿No resulta una contradicción el contenido de esas impecables declaraciones con la solución final? ¿Es ahora Isco el nuevo titular o es este con su presencia “el mejor equipo posible” sólo contra el Málaga, por razón de… el clima, quizás? ¿Di María se quedó sentado en el banquillo porque, de saltar al campo, no iba a meter la pierna no fuera que le sacaran la amarilla que le impidiera jugar contra el Barcelona? ¿Entonces qué hacía en el banquillo? Al final, la mala suerte quiso que Benzemá se lesionara y Ancelotti, que con su contradicción primera no se sentía satisfecho, hiciera saltar al campo a Di María para volvernos locos definitivamente, momento en el que teníamos a un jugador que dice que no quiere jugar, un entrenador que le afea la conducta y rectifica y dice que sí va a jugar, al mismo entrenador que va y, desdiciéndose, finalmente no lo alinea, quizás porque manda el jugador, para terminar con el jugador en el campo con la pierna encogida. Mamarrachada mejor pensada no la hubo nunca, desde luego.  

COMENTARIOS [0]
[ pezuco ] ha dicho:
19-03-2014

 

Sobre el partido apuntar varias cosas:

-Queda claro que Casemiro es suplente de los suplentes, un jugador que no pinta nada para su entrenador que confía en otros jugadores. A partir de esto, yo creo que anoche y casi siempre que le dan una migaja de minutos cumple más que sobradamente, y le echa muchas más ganas que otros compañeros que tienen la confianza del entrenador y le pagan desperdiciando esa conconfianza.

-Se confirma que Varane debería ser titular en el RM, con él en el campo nos aseguramos que no habrá cruzada de cables neuronal ni una cantada de guitarrista. Además aporta mucha salida del balón, y con criterio, nada de rifarla.

-Morata está para los leones. El chaval tiene clase, calidad, pero está negado de cara al gol, que es lo que alimenta a un delantero. El otro día con la sub21 desperdició 3 ocasiones rematando al palo, y anoche... pues eso. Algunos dicen que es una racha, pero yo entiendo que esas rachas malas se curan metiendo goles.

-Lo de Jesé nos afecta más de lo que parece. Yo lo llamo el desatascador de partidos, le veo muy útil para los partidos complicados, ante rivales que defienden bien, él aportaba una chispa, una electricidad que daba mucha guerra a las defensas rivales. Lo peor del caso es comprobar que sus sustitutos son Isco, Morata y el Fideo... en fin.

-Tema Di María-Carletuco, pues es lo que dice BG_Rules, el entrenador va tragando desplantes y al final te tienes que comer lo que el jugador te eche porque ya no puedes frenar la vorágine. Si la primera vez se le sanciona se frena la hemorragia, si se pone una tirita y se le deja jugar con cuchillos... 

-Estoy totalmente de acuerdo en que el sorteo del viernes puede ayudar o perjudicar mucho. Una perita en dulce te mete un chute de optimismo, si te toca el equipo alemán del entrenador que orina nandrolona... 

 

[ NickAdams ] ha dicho:
19-03-2014

El "Caso Di María" y la forma en que lo trata Ancelotti, me confunde. Si no hay, puertas adentro, un trato duro y ejemplarizante con el argentino el resultado, a la larga será malo. 

Pero Ancelotti tiene sus claroscuros, porque mantener a Diego López con la presión a favor de Casillas también tiene su mérito.

Quizás es más listo de lo que parece y lleva un doble lenguaje dentro/afuera. Ya veremos quá sueltan las vedettes si al final no cae ningún título.

[ NickAdams ] ha dicho:
19-03-2014

Lo de Illarramendi no tiene ya excusas. No me parece justo que esté antes de Casemiro en el ranking de suplentes. No será nunca un Alonso II porque le falta carácter, y eso es algo que no se puede entrenar.

Coincido con Keyser en que Morata hizo cosas buenas, pero un 9 no puede fallar oportunidades tan claras. El Madrid, ayer, jugando a media máquina pudo llevar otros seis fácilmente: dos palos de CR7, dos penaltis no pitados y los fallos de Morata e Isco.

Dios mío, ¡qué lista es la Pepona!

[ danpasses ] ha dicho:
19-03-2014
Citando a pepemore :: No. 5 :: 19-03-2014

Yo creo que Casemiro sabe que como le dan pocas opciones cuando sale intenta hacer lo mejor de lo mejor y está muy presionado. No fué una maravilla de partido pero dejó como siempre cosas muy interesantes.

Estamos hablando de hab...

pepemore, lo que traes a colación del Bayern y la bundesliga no tiene sentido. El Bayern juega una liga él solo, en la que lleva 71 puntos; después, los demás juegan otra liga, y el primero está 23 puntos del Bayern, y el Schalke está a 24. Con esos datos, lo que apuntas no se sostiene.

Además, el Bayern es indiscutiblemente un gran equipo. De hecho, uno de los tres mejores si no el mejor. Y al Schalke lo hemos visto en dos partidos y lo que ha mostrado no es superior a un Español, un Valencia o un Sevilla.

 

[ Keyser_Soze ] ha dicho:
19-03-2014

Yo a Casemiro le vi mejores maneras que a Illarra, lo vi bien. Y también me gustó el partido de Isco aunque estuviera muy mal en el remate.

Incluso disiento con Bg_rules respecto a Morata. Le vi tirar paredes de 9 buenísimas, movimientos de gran delantero, cosas interesantes. Aunque eso sí, no es un detalle menor que un 9 sea tan malo en la definición.

[ pepemore ] ha dicho:
19-03-2014

Yo creo que Casemiro sabe que como le dan pocas opciones cuando sale intenta hacer lo mejor de lo mejor y está muy presionado. No fué una maravilla de partido pero dejó como siempre cosas muy interesantes.

Estamos hablando de haber eliminado al 3º/4º de la liga alemana por 9-2.

Esa liga donde el Bayern es un mosntruo y a algunos se les cae la baba.

Para el partido del Domingo me parece fundamental el sorteo de la liga de campeones del Viernes.

No es lo mismo para cualquiera de ellos que le toque un Manchester que es la breva a que le toque incluso el At. Madrid que es la segunda breva a que les toque el PSG o el Bayern .

Esto lo digo porque segun el sorteo se pueden estar despidiendo de dos competiciones en unas semanas.

[ Galego49 ] ha dicho:
19-03-2014

Del partido de ayer, tan solo ví la última madia hora y lo malo que tienen estos partidos intrascendentes, es que pueden ocurrir cosas como la lesión de Jessé. Una auténtica pena lo del chaval y esperemos de su pronta recuperación.

Que mala suerte tiene Cristiano con los palos pues esta temporada ya lleva tropecientos. Si llega a tener un poquito de suerte con esas jugadas ya llevaría unos números de record insuperables.

[ Vassago ] ha dicho:
19-03-2014

Una verdadera lástima lo de Jesé.

Afortunadamente, es un chaval joven así que seguro que podrá volver a jugar sin problemas.

Desde aquí le mando todo mi ánimo y le deseo una pronta recuperación.

[ wh ] ha dicho:
19-03-2014

Ah, y discrepo en lo de Casemiro. A mi me gustó. 

 

[ wh ] ha dicho:
19-03-2014

Me gustó mucho Isco ayer. Y también Varane y Nacho. Lo de Morata es de psiquiatra, esperemos que el gol regalado por Bale surta efecto. Con Jesé fuera de combate lo vamos a necesitar, y mucho, en esta recta final de temporada.

Y muy bueno - tratándose de un partido de trámite - dedicarle tiempo al sainete Di María - Ancelotti.