[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

SAMPAOLI ZAMPADO

Había mucha expectación por ver la reaparición del ZineMadrid tras la victoria en el Mundialito y las siempre relajantes vacaciones navideñas. El rival, elegido por inmaculado sorteo, no podía ser –en teoría- más rocoso: el celebrado Sevilla de Jorge Sampaoli y Juan Malillo –o Juanma Lillo, que es otra opción válida para nombrar al celebrado gurú-, tercer puesto en Liga, clasificado para octavos de la Champions y campeón vigente de la Europa League. Ellos, Sampaoli y Malillo, ya  habían declarado antes del partido que querían el balón por sobre todas las cosas; vamos, que venían preparados para rendir otra jornada de culto a la bendita posesión… Pero, ¡ay!, la vida es muy dura y casi nunca la realidad es como la pintan los poetas del fútbol, y los chicos de Zidane, sin la BBC y prescindiendo de experimentos tipo Legia de Varsovia, salieron a presionar desde el minuto uno del partido completando una primera parte de las mejorcitas de esta temporada. 

Es imprescindible comentar el planteamiento de Zidane –al que no sabemos si las bajas le facilitaron el diseño-, que tuvo una decisión valiente: dejar fuera de la convocatoria al Balón de Oro. Aparte de la supuesta política de administración del goleador treintañero, la ventaja de poner un tridente veinteañero y con ganas de reivindicación permitió al Madrid disputar cada balón con si fuera el último y estuviese perdiendo el partido en el minuto 93. Morata no marcó, pero ejerció una presión de la que se benefició todo el equipo, el centro del campo titular –Modric, Casemiro, Kroos- controló a gusto el balón y creó oportunidades por ambas bandas que no generaron más goles porque ni Carvajal ni Asensio estuvieron finos en el último pase. Una pena que no entrara el acrobático y elegante disparo de Modric en el minuto quince de partido y apenas cinco minutos después del golazo de James que abrió el marcador.

Párrafo aparte para James, que aprovechó la oportunidad que le dio Zinedán –o el destino; yo, sinceramente, no lo tengo claro- de aparecer de nuevo en las portadas blancas. No sólo marcó dos goles el colombiano –el primero de crack; el segundo, de penalti bien lanzado con pausa incluida-, sino que se movió muy bien por todo el campo, aportando lo suyo en defensa y asociándose muy bien con Modric y Kroos en ataque. Si lo que vimos ayer en el primer tiempo es una señal de que el James de su primer año madridista ha vuelto, es para celebrarlo como un buen regalo de Reyes.

Del resto del equipo –siempre hablo de la primer parte del partido-: bien Varane sacando en ocasiones el balón, bastante rápido en defensa y aportando un gol cercano al minuto treinta que dejó bien claro que el partido ya estaba cerrado; mención especial, una vez más, para Nacho, al que, con justicia, un Bernabéu entregado dedicó  atención especial; Marcelo, al que el Sevilla exigió poco o nada en defensa, se marcó un notable partido de ataque, con filigranas incluidas, que también divirtió mucho a la afición blanca; no me gustaron ni Carvajal –cosa ya habitual- ni Asensio, que me pareció un poco perdido, aunque, a ratos, dejara algunas  muestras de lo bueno que puede aportar. Isco, Danilo y Mariano el Bueno jugaron muy pocos minutos en una segunda parte en la que ninguno de los dos equipos mereció siquiera un aprobado raspado. Una pena que Zinedán no regale más minutos a Mariano, debería explicarnos por qué no lo hace.

Aunque la eliminatoria parece sentenciada, el contundente 3-0 es engañoso, pues el Sevilla –haciendo muy poco o nada- tuvo varias oportunidades, muy claras, de marcar gol; vamos, que si las tres oportunidades de oro -sólo ante Casilla- que falló Correa las falla Cristiano, hoy estaría toda la prensa exigiendo al portugués que devolviera sus cuatro balones dorados. De modo que no cunda la confianza, porque no creo que los muchachos del educado y deportivo Sampaoli repitan una actuación tan mala en casa; Malillo tendría entonces que estar un tiempo sin dar la cara ante la prensa.

P.D. De la segunda parte no escribo: sobró. Tampoco del árbitro-vedette que tan bien conocemos y que reparte generosamente coloridas tarjetas a tirios y a troyanos.

COMENTARIOS [0]
[ pezuco ] ha dicho:
05-01-2017

 

Como casi siempre, no pude ver el partido,tan solo el rusumen que del mismo ofrecen los medios canallescos y tengo que decir que si Modric marca en el acrobático remate de volea que hace es para sacarle a hombros del estadio, y el gol de James es de mucha calidad, por mucho que lo parezca, no es nada fácil darle ese efecto fuera-adentro al balón para ajustarlo al palo, tapado por varios contrarios.

Con la excelente crónica del partido advertimos varias cosas que venimos señalando aqui: esta plantilla tiene tanta calidad que si los jugadores le echan ganas es muy difícil siquiera hacerles frente. Hay suplentes que merecen más minutos. James es un jugador top, y su comparación con el filigranas da risa. No necesitamos a la BBC, al menos jugando todos los minutos. Asensio está a 4 telediarios de convertirse en Filigranas II. 

 

P.D. En respesta para el blogger, resulta metafísicamente imposible un partido completo a gran nivel (dos seguidos una utopía), mientras que en el banquillo se encuentre un alineador, pacificador de vestuarios y en la presidencia alguien cuya prioridad sea el negocio sobre lo deportivo.Ahora bien,calidad hay para arar un tren, o más.

 

[ bg_rules ] ha dicho:
05-01-2017

Completa coincidencia con el blogger: primera parte potentísima del Madrid, y, ojo, ante un equipo que, aunque ayer no tuvo su día, es un equipo muy competitivo; la segunda parte sobró completamente. Lo que más me gustó del Madrid fue que todos jugaron a tope y solidariamente. La juventud tiene estas cosas, supongo. Me gustó mucho James en la primera parte. A James hay que recuperarlo porque creo que es uno de los cinco mejores jugadores del mundo... en potencia. El primer gol es una obra de arte. Y ojo a sus números de asistencias y goles, habiendo jugado prácticamente nada este año.

Asensio creo que volvió a desperdiciar una oportunidad de reivindicarse, aunque más que desperdiciar habría que decir que, simplemente, hizo lo que sabe. Le perjudicó, como en otras ocasiones, la misión de extremo que le colocó ZZ, pero esto es lo que hay, y si se quiere tener oportunidad, hay que dejarse el alma y no ser un indolente, que es lo que caracteriza a este jugador en primer lugar. No triunfará en el Madrid, aunque de media punto por el centro y con libertad creo que tendría mucho mas que decir, pero muy blandito me parece ese chico.

De Ijko, más o menos minutos jugados, yo no digo nada; pa qué...

Lo de Malillo, retop.

[ NickAdams ] ha dicho:
05-01-2017

En la línea del blogger con dos discrepancias y una petición a los Reyes Magos.

Las discrepancias:

- A mi me gustó el juego de Asensio. Cierto que no apareció en los primeros 5 o 6 minutos de juego pero luego se fue entonando y formó buena pareja con Marcelo.

- Creo que hay que denunciar arbitrajes payasescos como el Mateu Lahoz. A este lo debían dejar para siempre en la nevera y que se vaya a arbitrar a Segunda Z.

La peticion a los Reyes Magos:

- Majestades, régalenme un partido en el que mi Madrid juegue bien durante los noventa minutos.