[ LA PIEL FINA ]

Blogs de MqM

EL PAPA COLORADO

Nos van cayendo los años, y la escasa memoria que siempre padecí se empeña en seguir menguando. Aun así, recuerdo como si no hubieran transcurrido más de tres de años la elección de Jorge Mario Bergoglio como Papa. En principio, dado mi desconocimiento sobre el protagonista de este humilde artículo, aquella misma tarde en que el humo blanco anunciaba la elección del nuevo sucesor de Pedro al frente de la iglesia católica, busqué información en "San Google", que no es Dios, pero lo sabe casi todo de todos.

Los periódicos digitales echaban humo aportando datos biográficos sobre el Santo Padre. Argentino, jesuita... Pero lo que me produjo mayor sorpresa fue la alegría que desprendía el progrerío patrio e internacional por la proclamación del nuevo Papa. Quizá algunos pecamos de ingenuidad, pensábamos que ese rojo júbilo se iba a estrellar contra la realidad de un personaje que no haría otra cosa que continuar la labor realizada por sus predecesores. Incluso al comienzo de su labor al frente de los católicos, llegué q pensar que podría traer un soplo de aire fresco a una institución quizá demasiado anquilosada en su amplio pasado.

Poco duró esa esperanza, y pronto asomó la roja patita del Papa Francisco. "Es verdad que no se puede reaccionar violentamente, pero si Gasbarri (el Papa aludió a uno de sus colaboradores junto a él en el avión), gran amigo, dice una mala palabra de mi mamá, puede esperarse un puñetazo. ¡Es normal!", dijo el santo padre a propósito de la matanza en el Charlie Hebdo. ¿Justificando la aberración cometida en esa basura de revista progre por terroristas árabes?

Cuando viajó a los Estados Unidos y acudió para realizar un histórico discurso a la Cámara de Representantes, se explayó acerca de la crueldad que supone la pena de muerte en ese gran país, referente democrático mundial. Nada tendría ningún católico que objetar, pues todos creemos en el "no matarás", en otorgar al Creador el don de dar y quitar la vida humana, pero extrañó su olvido sobre el tema del aborto. Al fin y al cabo, las ejecuciones en los EEUU son afortunadamente cada vez más limitadas y se les concede a los criminales ejecutados un juicio lo más justo posible. Sin embargo, la eliminación de vidas aún no nacidas es ingente en esa gran nación. ¿Olvido papal o silencio cómplice para contentar a sus amigos progres?

Quizá lo más vergonzoso de este Santo Padre "colorado" lo vimos en Cuba. Ni una sola palabra en sus discursos de consuelo para la disidencia cubana, ni un solo gesto de misericordia hacia ellos, y sin embargo, emotivas y amistosas reuniones con los hermanos Castro. A Fidel incluso fue a visitarlo a su casa porque estaba indispuesto, destacando la delegación vaticana la cordialidad de la reunión y el intercambio de regalos entre ambos personajes. Lo peor quizá fueron las declaraciones de Su Santidad en el avión que lo traía desde la isla del diablo: "Lo que quiero decir es que no lo sé. En la nunciatura primero estuvo bien claro que yo no iba a dar audiencias", respondió cuando le preguntaron su opinión sobre las detenciones de una delegación de disidentes que quisieron verlo y el porqué no los recibió. ¿Acaso no se le llena la boca a Francisco de peroratas acerca de ayudar a los pobres, a los necesitados y a los que sufren? ¿Quiénes son los que sufren en Cuba?

Últimamente le ha dado por poner en su punto de mira a las empresas: "Las empresas no deben existir para ganar dinero, sino para servir, y el dinero es el estiércol del diablo". No sabemos si eso significa que las empresas deben convertirse en ONGS, o que todos los trabajadores deben ser funcionarios pagados por los gobiernos, o que los que arriesgan su dinero creando empresas y produciendo riqueza empleando asalariados son pecadores, pero parece que lo que le gustaría a Bergoglio es el ejemplo de Cuba, China, Corea del norte y demás "paraísos" comunistas, y lo que le molesta es el sistema capitalista, ese horror que ha conseguido el progreso de las sociedades más capitalistas y liberales. ¿Será consciente el Santo Padre que ese progresismo que predica sólo provoca hambre, miseria y muerte?

Pero lo que se lleva la palma fueron sus declaraciones acerca de comunismo y cristianismo: "Son los comunistas los que piensan como cristianos", dejando perplejos a más de uno. ¿No sabe el Papa que esa ideología tan similar al cristianismo es la responsable de millones de muertos? ¿No sabe Su Santidad que en España esos que piensan como cristianos asesinaron a miles de personas sólo por ser católicos, y que él mismo ha beatificado a varios de ellos?

Se nos ocurren algunos ejemplos más: el crucifijo que Morales regaló a Su Santidad apoyado en una hoz y martillo comunista. ¿Todavía no se ha enterado que el comunismo liberticida, miserable y criminal es incompatible con el catolicismo que lidera? Tras su bendición al acuerdo de rendición de Colombia ante la criminal narcoguerrilla de las FARC, ¿habrá tomado nota de la lección de los colombianos en el plebiscito? Después de su coqueteo con la ideología de género, ¿veremos a Francisco feminista?

Bueno es que quien dirige la Iglesia la modernice e incluso impulse su progreso, nada que temer ante quien siga ese camino, pero no entendemos que se intente romper con la línea trazada por sus antecesores. Bededicto XVI y sobre todo Juan Pablo II fueron grandes ejemplos en los que mirarse. En cierta medida, nos apena tener que decir que si esta es la iglesia del siglo XXI y éste su representante de Dios en la Tierra, ¡cuánto tenemos que rezar por ella!

COMENTARIOS [0]
[ bg_rules ] ha dicho:
25-11-2016

Teniendo en cuenta los tiempos que corren, uno se pregunta si lo que realmente necesitan los católicos es una catapulta hacia el progresismo o más bien una presa que lo contenga. Dado que yo lo tengo absolutamente claro, a esto le veo tres tres posibles explicaciones.

Una, el Papa es un infiltrado del demonio (literal esto del demonio), el infiltrado perfecto para ser exactos, que ha llegado para minar y destruir la Iglesia desde dentro, que es el tipo de destrucción más efectiva.

Dos, Bergoglio es en realidad Liborio, el de la canción de "Tonto Liborio te pican los mosquitos, dile a tu papá que te compre un sombrerito", y se cree que adaptándose a los tiempos va a reclutar más soldados para su ejército. De ser este el caso, con el tiempo se nos terminará haciendo abortista y homosesuá, a ver si la gente se anima y eso.

Tres, este es simplemente un progreta de la teología de la liberación que realmente se cree las barbaridades que dice, teología que fue caldo cocinado por el comunismo de forma controlada y afortunadamente puesto en cintura por el santo Juan Pablo II (este sí fue un representante de Dios digno de serlo). 

Como se ha comentado, el enigma es en qué está pensando la curia para poner a este personaje al mando. En definitiva, el frío del carajo que hace fuera se ha metido en casa. Dios nos coja confesados.

[ pezuco ] ha dicho:
25-11-2016

 

Por aclarar el tema de la elección del Pontífice, apuntar que Francisco se alzó con el papado en la quinta votación, y estuvo la cosa reñidísima. Así mismo se rumorea que ya cuando se eligió a Benedicto XVI  el Papa colorado estuvo a punto de ganarle el pulso.

En cualquier caso, la Iglesia mantiene que el proceso de elección papal viene auspiciada o sugerida por el Espíritu Santo...no seamos mal pensados, éste nunca se equivoca.

Por otra parte, apuntar que en su Argentina natal, Berboglio fue un gran antiprogre, al menos se enfrentó al progrerío de los Kircher, no sabemos cuando ni como le sobrevino su progrerío.

 

P.D. Efectivamente, a lo largo de lsu dilatada historia, la Iglesia Católica ha padecido a papas de todo pelaje, algunos verdaderos monstruos, y ahí sigue, todavía perseguida y acosada, pero en pie, ni el Papa colorado se la puede cargar.

 

[ NickAdams ] ha dicho:
25-11-2016

La pregunta que siempre me hago cuando veo o escucho a este personaje lamentable es: ¿no sabían los cardenales a quién estaban votando? Y cualquiera de las dos posibles respuestas es mala.

Y, al final, termino consolándome con el mismo argumento que el amigo portega: no podrán conseguir sus nefastos objetivos ni el Papa Rojo ni los amigos que lo han aupado.

[ portega ] ha dicho:
25-11-2016

Cuando leo las cosas que dicen determinados patriarcas de la Iglesia, como este Papa montonero, cada vez estoy más convencido, de que la católica es la verdadera religión.

Sin en 2000 años, personajes como éste no han logrado sepultarla, por algo será.

Por otro, si todo el progrerío colorado es ateo, me pregunto qué demonios les importará a quién nombra o deja de nombrar la Iglesia católica.

Creo que en el fondo piensan lo mismo que todos los de su cuerda, que con nombramientos como el de Bergoglio, se acelerará la caída de una institución que odia.