[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

ZZ ACOMPLEJADO

Quizás sea por su origen de jugador ofensivo y de creación, quizás sea por tener que gestionar el corsé conocido como la BBC, que en condiciones normales ha de ser alineada con la consiguiente rigidez táctica, quizás sea por su incapacidad para interpretar correctamente la evolución de los partidos, el caso es que la manera en que ZZ maneja los cambios a lo largo del juego es sorprendentemente torpe en mi opinión, y ayer en Dortmund tuvimos que asistir a una nueva versión de la sintonía. De tan reiterada que resulta esta espesura, uno empieza a pensar si, además de las posibles razones anteriormente señaladas, no hay en el francés, además, un complejo por no manifestarse ante la opinión como un entrenador amarrategui, de manera que tendría como primer mandamiento no realizar cambios que puedan ser interpretados como maniobras para atar defensivamente un resultado favorable. Esta es la sensación que me ha transmitido este entrenador en un buen puñado de partidos, y justamente  esta es la que me transmitió ayer en Alemania.

Vaya por delante que, si hacemos una valoración global del resultado de ayer, tenemos que admitir que no está mal del todo, tanto si atendemos al nivel de juego mostrado por ambos equipos como si consideramos que obtener un empate contra un equipo alemán a domicilio siempre es algo aceptable, sobre todo no tratándose de la fase de grupos, donde lo que se juega son puntos y no goles. Sin embargo, los partidos se desarrollan a veces caprichosamente, y lances puntuales suponen a menudo giros inesperados y a veces injustos en el transcurso del juego. Desde este punto de vista, sin duda el resultados de ayer parece insatisfactorio, teniendo en cuenta que a nuestro equipo se le puso a favor todo, siendo ZZ quien fue desaprovechando los momentos con su gestión del equipo.

Empezó el encuentro de manera realmente preocupante para el Madrid, que vio cómo durante 17 minutos los alemanes le pasaban por encima, de manera que empezaba a oler a gol local cuando Modric largó el pase del año, tanto plástica como prácticamente, iniciando una jugada relámpago que terminó en un inesperado 0-1, tras una combinación que recordó a los mejores momentos del equipo de Mourinho y que terminó en convertirse en un gol portentoso.   Primer giro sorpresa del partido, del tipo de los que hacen del fútbol el deporte más grande, pues ningún otro da tanto margen para que el que menos hace se encuentre con el mejor resultado con sus escasos méritos. Como consecuencia de este gol, el Borussia se sumergió en una fase de aturdimiento, quedando en un estado semicatatónico que contrastaba con los ímpetus del primer cuarto de hora.

CR7, que ayer sí hizo un partido notable en todos los sentidos, no podía dejar pasar la ocasión para montar su show particular celebrando el gol,  a modo de subrayado dirigido a ZZ y sus manías de retirar a Dios del campo antes de terminar el partido, que menuda osadía, así que se fue a abrazar a sus compatriotas del banquillo. Es como un niño mal criado definitivamente irrecuperable. Una lata, realmente. Y en estas estábamos,  con el Borussia atontado, Cr7 reivindicándose y el Madrid controlando la situación pero a la vez renunciando a aprovechar el momento para dar el golpe definitivo, cuando Ramos entró en momento de inspiración divina al estilo camero, cascabelero. Es este jugador tan absolutamente insufrible que uno, cada vez que lo ve, se plantea su continuidad en esto de prestar atención al fútbol, que con este pelmazo de jugador se convierte en verbena inevitable y muy cargante. Hizo su faltita de rigor el sevillano después de montar su numerito de jugador de clase, producto de la cual Keylor decidió cantar La Traviata rechazando un balón al centro del área que terminó rebotando aquí y allá para terminar convirtiéndose en el 1-1. Y lo que era un equipo herido y a la espera de ser rematado, se convirtió en Lázaro, levántate y anda. Fue la primera ocasión en la que renunció el equipo madridista a ganar el partido.

Mantuvo ZZ  en la reanudación la sorprendente –suicida, diría yo–  alineación de inicio, que se había visto beneficiada por ese primer gol inesperado ya mencionado cuando andaba al borde del naufragio. Cualquiera diría que estaba nuestro entrenador tentando a la suerte. Lo que parecía un mal negocio, se encargó de convertirlo en un sinsentido con los cambios, siempre a rebufo del desarrollo del juego, sin anticiparse y errando en las decisiones. 

A pesar del agujero negro permanente que se produce en el centro de la defensa con la presencia de Ramos, con sus lagunas mentales  y sus pasos de ballet imposibles, parecía que el transcurrir de un juego soso y sin sobresaltos podría llevar al empate final, cuando CR7, con precisión de relojero, lanzó un centro tipo cuerda de violín que Benzemá malogró en primera instancia para ser rematado finalmente por Varane. Fue entonces cuando a ZZ se le apagó la luz.

A veinte minutos del final del encuentro, con una segunda oportunidad ofrecida por el azar del juego, fue el momento en el que todos esperábamos que el entrenador ejerciera su función. Si ya había sido temerario jugar con tres delanteros y un medio centro a domicilio y donde cuecen salchichas, resultó letal la decisión que tomó ZZ, que sentó a James para sacar a Kovacic, lo que aparentemente era un cambio para encontrar más equilibrio en el centro del campo, pero que resultó, por la manera de distribuir a los jugadores, una manifestación de ese complejo que debe de tener ZZ por no parecer un entrenador amarrategui. Porque ese cambio produjo una cadena de situaciones que resultaron letales finalmente. 

Incrustó a Kovacic en la izquierda del centro del campo, desplazó a Modric a la derecha (anteriormente había ejercido de ancla del equipo) y colocó a Kroos en el medio, creando una línea de tres. Anteriormente, Kroos (con más movilidad) y Modric habían tenido por delante a James (también con movilidad), que en partido bastante espeso, pero interviniendo mucho, sí cubrió una franja entre la media y la BBC, conectando ambas y, sobre todo, ocupando espacio a la hora de defender. Al desaparecer James y colocar a Kovacic incrustado en la línea de tres, quedó un espacio y consiguiente desconexión entre la media y la BBC, que como sabemos tiene bula defensiva excepto Bale, que lo intenta con desigual fortuna porque, como es sabido, la cabra tira al monte. Lo lógico creo que hubiera sido plantear una modificación de control defensivo, sentando a Benzemá, que ejercía ampliamente de niño autista parcial en ataque y completo en defensa, para jugar con CR7 de delantero y montar un 4-3-2-1 en vez del sorprendente 4-3-3 que dibujó en el campo y que en momentos se convirtió en un galimatías. Finalmente, nos terminó costando el empate, que se olía en el ambiente por cómo se desarrollaba la cosa, en jugada producto de la descolocación de los centrales, descubierto que trató de cubrir Carvajal abandonando su marca, donde Schurrle recibió solo para largar un zapatazo monumental contra el que Keylor nada pudo hacer.

En resumen, no mal resultado por dónde y contra quién se produjo y tratándose de una liguilla, pero otro ejemplo más  de manejo inapropiado de ZZ. Claro que ¿qué sabe uno comparado con los profesionales…?

COMENTARIOS [0]
[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
28-09-2016

Abro el portátil con la idea de sumarme al bloguer y a los comentaristas en este enojo que año tras año se repite y se debate sin que la responsabilidad roce siquiera a su máximo responsable. Ya estamos cerca de cumplir una decena de años con una solo Liga en la mochila, lo que define perfectamente la "estabilidad" deportiva de la era Florentino. Destellos aparte en competiciones del K.O.

Pero me tropiezo con un gran titular que encabeza todas las webs por las que paso. Y se me olvida el Madrid. Y se apodera de mí un repentino sosiego, casi placentero, un poco cabroncete en realidad, pero relajante.

Y veo el transcurrir lento de las estaciones de este año en forma de ceros que se forman en el espacio con el humo de un cohiba al ser expulsado concienzudamente por algún experto en esa posición de absoluto reposo que se alcanza en el clímax de un sillón de orejas antes de un buen partido de fútbol en el que no te juegas nada. Y pasa el recuerdo en imagenes lentas, lentísimas...

Invierno

P.: - Usted no es decente.

M.: !!!

Primavera

P.: No

M.: !!

Verano

P.: No No

M.: !

Otoño

P.: No No No

M.: O...O...O...O...O...

 

 

[ wh ] ha dicho:
28-09-2016

Aparte del mal endémico de Ramos -culpa única y exclusiva de Forbestino-, cada vez más peligroso porque va a más, y la mala forma de Benzema y CR7 (que ayer, aún al trote, estuvo mejor que en partidos anteriores, a pesar de perder más de un balón en zona de peligro), el mayor problema del Madrid, a día de hoy, es Zidane. Sigo pensando que no estaba preparado para un equipo del nivel del Madrid y, ya lo dije, creo que nunca lo estará pues los errores que creo que está cometiendo no son de pardillo, son de alguien que no tiene los conceptos claros. Y me molesta decir eso, porque entiendo que Zidane sabe de fútbol infinitamente más que yo, pero luego de oír los comentarios de Helguera –que también se supone que sabe más- estoy, como mi compatriota Dinio, confundido.

La teoría del blogger, interesante, es también un poco compasiva: complejos. Bueno, lo que más deseo es que bg_rules tenga razón pues en las ricas manos de Forbestino I de ACS está conseguirle el mejor psicoterapeuta del mundo. ¡Desacompléjenme a ZZ, por favor!

[ portega ] ha dicho:
28-09-2016

Magistral la entrada de hoy. Coincide con lo que pienso sobre Zidane y que he expuesto en numerosas ocasiones en EPRV. 

Reconozco que es un entrenador que está aprendiendo y que le queda un gran recorrido. Así como en la parte de gestionar grupos me parece bien que su maestro fuese Ancelotti, en lo táctico el italiano nunca fue bueno y Zidane ha heredado lo peor de él. Su incapacidad, a mí en entender, se ha visto con los cambios realizados en estos dos últimos partidos. Ha tenido la oportunidad de cerrar los partidos y no lo ha hecho . Ayer sin ir más lejos el cambio era Benzemá fuera y Kovacic (que debió jugar de entrada) dentro. Con eso reforzaba el centro del campo y mantenía la pelota. Luego podía cambiar a James y meter a Isco o a Asensio, pero ya tenía las espaldas guardadas. Incluso y viendo lo mal que lo estaba pasando Carvajal podía dar entrada a Lucas para que le ayudase, pero quedó como paralizado. Y ese cambio absurdo de Morata en el 88, después de mantener a Benzemá todo el partido también es para hacérselo mirar. 

Y luego está la confección de la plantilla. Soy de los que piensa que no se ha fichado a ningún 5 para esperar a Llorente, pero mientras tanto hay soluciones intermedias. Por ejemplo fichar a un veterano que entendiera su papel provisional o una cesión por un año de algún jugador, pero sin embargo se pensó que Casemiro era inmortal. 

Estamos de acuerdo que la defensa está horrible, pero hay que tener en cuenta que juega sola, sin ayudas de los centrocampistas y eso hace que los fallos se vean más. También es verdad que últimamente, cada fallo se penaliza con un gol o una tarjeta en contra y la suerte en ese sentido nos es esquiva.

De momento ZZ me está defraudando, pero quizás el equivocado soy yo dado que no entiendo un pimiento de fútbo, mientras que él lo ha sido todo. 

[ chinchin ] ha dicho:
28-09-2016

Pues no tengo más remedio que imitar al caradura de Arenas en lo único admisisible para mi: ¡Cumbre, bgrules, has estao cumbre!

[ Galego49 ] ha dicho:
28-09-2016

Totalmente de acuerdo con el blogger en el análisis del partido de ayer, que podemos extrapolarlo al anterior de Las Palmas y es que Zineduco con sus manías de la BBC sigue erre que erre y así parece imposible mantener un resultado favorable partido tras partido y los cambios parecen ordenados por el entrenador del equipo contrario, pues normalmente Zineduco siempre saca del campo al que mejor lo está haciendo y mantiene como ayer a Benzemenos que estaba pidiendo el banquillo a gritos, pero el bueno del entrenador que tenemos me da la impresión que trae ya el esquema del partido y los cambios ya programados y de ahí sea cual sea el resultado, no cambia más que a los jugadores que les toca ese día la rotación e independientemente del resultado que esté en el marcador en ese momento y de variar el sistema que se olviden los madridistas.

[ NickAdams ] ha dicho:
28-09-2016

Pues no sé yo si es que está acomplejado o está incapacitado para ejercer de entrenador de primer nivel. Son ya muchos partidos donde, en mi opinión comete errores y, como todos los demás (con la excepción de Mourinho) está subordinado al sesohueco de Ramos y la obligación de alinear a la BBC. 

El resultado de ayer no fue malo, cierto, pero las maneras y la forma en que se llegó a él, sí.