[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

EURABIA

Para quien no entienda el inglés, “Syrian Migrant Dies in German Blast” quiere decir “Inmigrante sirio muere en una explosión alemana”; para quienes no se están enterando bien de qué va realmente todo este infierno, lo que acaban de leer es el titular de un “prestigioso” medio de comunicación occidental conocido por las siglas BBC, nada más y nada menos, tratando de explicarnos lo que fue un atentado suicida en Alemania. Alguno quizás pueda creer que, probablemente, sólo se trate del patinazo puntual de algún inútil con carrera de periodismo a la boloñesa ejerciendo de lerdo de turno en una redacción de noticias, pero no es el caso, lamentablemente. Hay muchos ejemplos de titulares de medios occidentales que eluden llamar a las cosas por su nombre, exactamente igual que hay autoridades de países europeos que están ocultando la proliferación cada vez más extendida de violaciones y acosos a mujeres europeas por parte de esta media luna que nos ha caído encima, sea islamista, musulmana o mediopensionista. Lo que nos queda por dilucidar en cada caso es cuáles son las razones por las que ocurre esto, que a mí me parece que podrían reducirse básicamente a dos: unos, con el objetivo de dinamitar nuestros cimientos –o sea, la civilización cristiana–, muestran un aparentemente incomprensible posicionamiento pro musulmán o, al menos, pretenden desviar el foco de donde realmente debe estar; los otros, por su parte, pretenden ocultar la verdad por el temor a que la ciudadanía termine hartándose de hacer el papel del cordero camino del matadero y se revuelva contra toda esta gentuza, asumiendo de este modo las obligaciones de quienes tienen, y deberían ejercer, el monopolio de la violencia.

Lo verdaderamente relevante de la actual situación no es el acoso islamista en sí, con sus atentados y sus imposiciones, ni la cultura musulmana, con su repugnante forma de entender el papel de la mujer o su intolerancia con otras opciones de forma de vida, que, oiga, allá ellos, pero no en el jardín de mi casa. Lo verdaderamente dramático es la manera en que occidente está respondiendo a la amenaza con esas dos versiones ya comentadas, la primera para sacar tajada y la otra para tener la fiesta en paz. Resulta sorprendente cómo la misma izquierda que se rasga las vestiduras histéricamente cuando un católico critica la imposición de la ideología de género como única opción posible tiene, a la vez, tanta mano izquierda cuando de poner a quienes persiguen a gorrazos a los homosexuales se trata. Ya sabemos que la izquierda hace de la contradicción esencia, de forma que, obviamente, le importa exactamente una higa quedar al descubierto siempre que se alcance el fin deseado, que en este caso en concreto es la debilitación de los fundamentos cristianos de nuestra civilización, para lo cual la incursión de la cultura musulmana y su extensión es un instrumento impagable.

Lo que, sin embargo, resulta más llamativo es que los políticos europeos, sean de un lado o del otro, hayan decidido adoptar una postura de brazos caídos que abarca de manera exhaustiva todo el espectro que va desde lo más cobarde hasta lo más estúpido. Consecuencia de ello, ya tenemos que ir asumiendo, por ejemplo, que haya barrios de comunidades musulmanas en ciudades europeas donde la autoridad no se atreve a poner el pie, de manera que viven bajo sus propias leyes en guetos intolerables. Dando un paso más, ahora ya sabemos, a pesar de que han tratado de ocultarlo y minimizarlo, que se han extendido la prácticas de acosos sexuales a mujeres occidentales por parte de grupos de hombres musulmanes. Parece que a esto también tendrá que irse acostumbrando esta sociedad tan hipócritamente preocupada por los derechos de las mujeres…, a menos que sea necesario mirar a otro lado por andar metido de por medio un musulmán o dos. La cuestión, parece ser, es no crear un caldo de cultivo que produzca una reacción xenófoba o racista o anti musulmana o lo que ustedes quieran, pasando a ser secundario qué razones pueda haber para que se produzca esa reacción. Y si por medio le tocan el culo a una señora, pues tampoco vamos a dramatizar, ¿no?

Que estamos en una imparable islamización de Europa es algo obvio, y que es la propia Europa la que lo está propiciando, también lo es. Cuando una civilización  renuncia a sus fundamentos espirituales, indefectiblemente otra que sí tiene los suyos propios la sustituye. Lo que es más difícil de calibrar es qué o quiénes están detrás de todo este proceso de claudicación. El problema que tenemos encima es tan obvio que resulta imposible admitir que quienes deben ejercer un control sobre las corrientes migratorias sean inconscientes de lo que se está produciendo no sólo no ejerciendo ese control, sino además tomando medidas que alientan ese flujo migratorio, normalmente embozados en la viscosa capa de la solidaridad más hipócritamente manipulada y en la estúpida cantinela de la alianza de civilizaciones del tonto de turno. De todo esto ya se nos ha avisado, y autores como Oriana Fallaci –La rabia y el orgullo (2001); La fuerza de la razón (2004)– o Bat Y’eor –Eurabia (2005)– son muy recomendables para quienes quieran tener una perspectiva precisa sobre lo que está ocurriendo. Ya sabemos que mencionarlos, y no digamos leerlos y respaldar sus tesis, nos sitúa automáticamente en el más extremado racismo visto desde la perspectiva de superioridad moral de la izquierda –esa misma, ya se ha dicho, que cataloga de homófobo recalcitrante a quien no comulgue con las ruedas de molino de la ideología de género impuesta a golpe de embudo y se atreva a decirlo–; pero, oigan, ni caso y sin complejos.

COMENTARIOS [0]
[ Marcus48 ] ha dicho:
01-08-2016

Pues si nos quedaba alguna duda de que estamos desprotegidos, incluso por parte de aquello que más tendrían que hacerlo, os invito a leer las declaraciones de Paco I "el Jesuita" en el avión de regreso de la JMJ. Se comentan por sí solas.

[ chinchin ] ha dicho:
31-07-2016

El peligro es real y nos llega desde dos frentes diferentes: el yihadismo a cara descubierta, que lo tenemos fuera y dentro de nuestras fronteras y la cobardia de los líderes del mundo occidental, algunos de los cuales, como ya alguien ha apuntado, puede estar comprado y recomprado con dinero musulmán.

Saludos a todos. Espero no volver a ausentarmen durante tanto tiempo.

[ pezuco ] ha dicho:
30-07-2016

 

Pues sí, peor aún que los salvajes asesinos moros son los que tratan de exculpar o minimizar sus crímenes. Escuchar la radio o leer un periódico te lleva inevitablemente a soportar comentarios en la línea de "Occidente tiene mucha responsabilidad en lo que está ocurriendo", "Esto viene de la guerra iraquí, la famosa foto de las Azores", "Hay que buscar razones para que un pobre musulmán haya llegado a este extremo de desesperación"...

Es la degradación moral más abyecta que se recuerda, que siempre viene de la izquierda progre. Mi total desprecio hacia ellos, y ojalá que si algún día, Dios no lo quiera, se produce otra masacre, les toque a ellos y se libre toda la gente de bien.

Dejémonos de cuentos de hadas y cuentos chinos, estamos en guerra contra el Islán, nos atacan casi a diario y quieren destruir la civilización occidental, nuestra manera de vida, constumbres y nuestra libertad, o tomamos medidas o esto acabará mal o muy mal. Quizá echemos de menos un liderazgo fuerte que se atreva a combatir a esta gentuza, tal vez sobren discursos buenistas de todo a cien, pero lo que está claro es que algo hay que hacer, mejor hoy que mañana.

 

[ bipo66 ] ha dicho:
29-07-2016

Uno de las cosas que nunca entenderé es por qué no exigimos recriprocidad a todos los países musulmanes; aquí respetamos todas las religiones, oficialmente, porque la izmierda no ha disminuido ni un ápice en su odio a todo lo que huela a cristiano, y lo demuestran rápidamente en cuanto tocan poder. 

Y los cristianos ni ponen bombas, ni matan. ¿Hasta cuando vamos ha soportar esta humillación asesina? 

Asquerosos los medios comprados de Occidente silenciando esta violencia diaria contra sus propios conciudadanos, nada comparable a lo que se armó con los de Charlie Hebdo. No me explico cómo es que piensan que no irán tambien a por ellos.

Estamos en peligro y hay millones que todavía viven en la frágil burbuja de la estolidez.

[ NickAdams ] ha dicho:
28-07-2016

Creo que nadie con sentido común y mínimo coeficiente de inteligencia puede estar en desacuerdo con la excelente entrada de bg_rules y los comentarios de Lunalia1 y wh

Para situaciones excepcionales como las que estamos viviendo son necesarias medidas excepcionales porque, lo que está claro es que la frecuencia de estos atentados irá en aumento. O espabilan los que, lamentablemente, nos dirigen o el pueblo, esa palabra que tanto gusta a los demagogos, se creerá con derecho a defenderse y a hacer justicia rápida y directa.

[ wh ] ha dicho:
28-07-2016

Estoy en la misma línea que Lunalia1: leyendo a Oriana Fallacci -hace 10, 12 años- uno no podia imaginar que esto evolucionaría tan rápido; y lo peor no somos nosotros,ya mayores, que no veremos el final de esta miserable deriva los que debíamos estar más preocupados, sino los más jóvenes que, en lamentable mayoría,ni siquiera saben quien es Oriana Fallacci... y son esos los que lo pasarán peor.

Necesitamos lideres políticos limpios, es decir, no comprados con dineros saudíes y, sobre todo,valientes que, sin salirse de los cauces democráticos y legales, sepan defender al mundo Occidental de los que vienen a destruirlo. Siempre recuerdo, con oprimismo la efectiva conjunción Reagan-Thatcher que acabó, en pocos años, con una Unión Soviética y sus gobiernos lacayos (que no sus pueblos sometidos) que parecía eterna. No necesitamos a estos mierdas blandos de ahora, que sólo se limitan a lamentarse y rendir falsos homenajes post-morten tipo "todos somos Charlie Hebdó".Y no olvidemos para añadir más problemas, a lo que ya se está poniendo muy complicado, el "raro" golpe de estado en Turquía que está legitimando la deriva islamista de Erdogan.

Si seguimos perdiendo el tiempo, cada día será más costoso y dificil detenerlos...y leyes tenemos y podemos hacer para neutralizar por la via rápida a estos asesinos, que otra cosa no son.

[ lunalia1 ] ha dicho:
28-07-2016

La lectura de la trilogía de la Fallaci, hace ya más de diez años, me entusiasmó por su valentía en publicar lo que muchos pensábamos, y me inquietó por su visión tan pesimista del futuro, que no dejaba un resquicio a la esperanza.

No a la esperanza de que el Islam cejara en su empeño de destruirnos, no. La esperanza (remota) de que los gobiernos occidentales empezaran a "poner pies en pared".

Y efectivamente, el negro pesimismo de Oriana estaba justificado y razonado. Por eso ahora , la relectura de su obra, resulta tragicamente sobrecogedora.

Gracias, Rules, por tus palabras.Como siempre, gracias.