[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

SISÚ, RAMOS Y LA MARMOTA

Leyendo el título de arriba y habiéndose desarrollado el Madrid-Deportivo de anoche en la manera en que lo hizo, de entrada parecería lógico hablar de floristerías, jardines y otras hierbas. Sin embargo, prefiero arrancar esto haciendo una mención especial a un tipo que a mí, por motivos ajenos a esto del fútbol, ciertamente me da un asco indiscutible, entre otras cosas por ser parte de ese sector social que apoya, simpatiza o simplemente mira a otro lado en el tema del terrorismo que sufre –repito: sufre, y sigue sufriendo– la gente de bien que vive en las provincias vascongadas y el resto de España. Obviamente, me refiero al Garitano, entrenador del Deportivo, pero sobre todo simpatizante del repugnante mundo abertzale o como carajo se escriba la cosa.

Sin duda, cualquiera se sentiría seriamente enrabietado perdiendo un partido como lo ha hecho el Deportivo, pero en vez de ser un llorón mal perdedor y forofo de sus intereses, a este vasco alguien debería explicarle, muy despacito a ver si lo coge, que cuando el Madrid juega con Ramos y lo dirige ZZ, y si vas ganando o empatando y estás en el minuto 93, tienes que andarte con mucho ojo, desatender a todo lo demás y rodear al killer con tus diez jugadores de campo para que ni pueda moverse. Porque ya le vale al vasco y a su equipo, andar por el descuento defendiendo un córner sacado por Kroos y dejar al sevillano volar libremente por el área a ver si la mete. Y, claro, la metió; ya lo creo que la metió: hasta el fondo, para ser exactos. Quizás, con el objeto de tapar su incompetencia, el Garinada  este se nos ha descolgado diciendo que  "Al final ellos tienen mucho potencial, cuando han dado 5 minutos en un partido dónde casi no se ha perdido tiempo sabíamos que era hasta que marcaran ellos. En el Bernabéu los descuentos duran más, hasta que el Real Madrid no marca gol no pitan". Debe de ser que este tipo no se entera de lo que ve, que fue lo que vimos todos: un portero, el suyo, impresentable haciendo teatro en dos actos y todo su equipo perdiendo tiempo a cada paso, a cada cambio y a cada todo. Y, ojo, que yo eso no lo critico, porque eso es lo que hacen todos cuando les interesa y el árbitro lo permite. Pero después del espectáculo que dio el Deportivo para alcanzar el final jugando el menor tiempo posible, ya es desahogo decir estas cosas, cuando, además, el gol se marcó incluso antes del minuto  oficial, que como sabemos es el 93, y el árbitro descontó hasta 7, en vez de los 5 anunciados, para, aplicando la misma lógica, ver si el Deportivo  volvía a empatar el encuentro. Hala, ajo y agua, chaval.

Para hablar del encuentro y dejar ya de hablar de lo indeseable, pues igual bien podríamos tirar de alguna crónica de las que aparecen por este blog últimamente. O sea, que esta película ya la hemos visto  repetida tantas veces que empieza a dar un poco de risa, y lo que es una de terror se está convirtiendo en una magnífica comedia. Jamás había visto yo un entrenador que hiciese más méritos para ir de derrota en derrota y, sin embargo, nos regalase a los madridistas el récord de todos los records de imbatibilidad. Es lo grande que tiene el fútbol, que a veces pones todo el empeño en hacerlo fatal y terminas batiendo lo que te pongan delante. Del Bosque sabía cantidad de este asunto, y si el salmantino era un dios en la materia, ZZ es su profeta. Sin duda, para poder disfrutar del ramosazo de turno, es necesario labrárselo adecuadamente y con empeño durante todo el partido, y esto sí que lo hace divinamente don Sisú. Veamos.

Sacó, para empezar, el conocido como equipo cataplasma, que consiste en alinear a la vez a tres jugones (dentera), que ayer fueron Isco, Asensio y James. Esto, en principio, no es malo en sí, si es que compensas la apuesta con dos laterales/extremos medio decentes. Lo que ocurrió ayer es que ZZ puso a la derecha a Danilo, que qué les voy a contar, y por la izquierda al peor lateral izquierdo en ataque del mundo, que es Nacho. Yo soy admirador de Nacho, que es un muy aseado central y magnífico profesional y, raro en estos tiempos, madridista de raíz, pero inútil en donde lo colocaron ayer. De esta manera, el Madrid se mostró todo lo espeso que se puede uno imaginar si se piensa en esos tres mosqueteros, que además ayer estuvieron especialmente inoperantes, dando toquecitos por el centro y sin extremos que abrieran el campo. Y así pasó la primera parte, en la que el Madrid tuvo una sola ocasión clara de gol que mandó James al limbo, y en la que el Deportivo pudo marcar en dos ocasiones, una de ellas desbaratada por una prodigiosa mano de Navas y la otra gracias al poste derecho, aunque en cualquier caso no hubiese entrado porque Navas tenía tapado el hueco en otra notable intervención.

Quizás alguno pensara entonces si no sería adecuado hacer algún cambio, pero se equivocaría, porque Sisú sabe lo que tiene, y sabe que tiene a Ramos. Así que decidió saltar con las mismas, hasta que en el minuto 50 Morata volvió a repetir actuación, esto es, espesura máxima y golazo de primera en soberbio tiro desde fuera del área, en una de esas situaciones en las que piensas que, mira, con lo fácil que era y lo torpiños que estaban los muchachos, que les ha costado 50 minutos de bostezo.   

partir de entonces el Madrid se cree que esto ha terminado, y se pone a pensar en el mundialito o como se llame, y es entonces cuando a Casemiro, quien como Garitano necesita que alguien le siente y le explique, quizás más despacio aún, qué es lo que  hay que hacer con la pelotita cuando eres el último defensor, le roban el balón tras una flagrante falta que el árbitro se come tan ricamente, con lo que se monta la correspondiente jugada que sube el empate al marcador tras uno de esos disparos limpios y cristalinos que le habría gustado protagonizar a uno mismo. Y es entonces que empieza el festival Sisú, con media hora escasa para levantar el resultado.

No había pasado un minuto cuando Pepe, y sobre todo Ramos, se empeñaron en mejorar lo de Casemiro, defendiendo un contraataque rival de manera penosa, producto de la decadencia de ambos. Es una jugada para ver repetida y observar la pérdida de velocidad que sufren ambos centrales –sobre todo Ramos– en su natural evolución. Inevitablemente, lo seguiremos sufriendo en el futuro, y no será a ellos a quienes habrá que pedir responsabilidades.  De esta manera, nos encontramos a media hora del final con un 1-2 y muy dudosas perspectivas de recuperación. Es aquí cuando todo el campo piensa en que hay que hacer cambios, dado que jugamos sin extremos, y ZZ parece tener un minuto de lucidez y saca a quien debió jugar desde el minuto cero (Lucas) en vez de Asensio, que o espabila o termina en el Villarreal sí o sí.

Lo que no hizo ZZ es preocuparse de solucionar lo de la otra banda, donde Nacho era inoperante, de manera que dejó a Marcelo comiendo pipas en el banquillo, que para qué lo vamos a sacar si ya vendrá alguien a solucionarlo. En su lugar, de manera para mí incomprensible, sacó un segundo delantero centro (Mariano) y sentó a Isco, creando más atasco en el centro  y anulando la posibilidad de un momento de inspiración del malagueño, que estaba haciendo un partido francamente malo… como todos los demás.  Pero las flores tienen su peso, y lo que era una torpeza táctica se convirtió en el primer churro, en forma de gol tras hombrazo, que no cabezazo, de Mariano aprovechando un gran centro de Lucas (otra gran actuación), sacando un gol, el del empate, de donde no lo había.

Con dos 2-2 en el marcador, ya había tenido ZZ, por fin, el momento de inspiración tres minutos antes, concretamente unos 25 más tarde de cuando debía haberlo tenido, y Marcelo ocupaba la banda izquierda, con lo que el equipo atacaba por ambos flancos y jugaba con tres centrales, en sorprendente clarividencia viniendo de quien venía. Fue al final cuando descubrimos que lo que nos parecían fallos de dirección del juego por la tardanza no era sino lo habitual: el día de la marmota, el cabezazo en el descuento, ZZ tocando la flauta y, sobre todo, Ramos, o sea, la misma historia de siempre sobre sólidos cimientos; que dure, que dure, a ver cuánto dura. 

COMENTARIOS [0]
[ wh ] ha dicho:
12-12-2016

Me quedo tranquilo, la suerte sigue: Nápoles. 

[ wh ] ha dicho:
12-12-2016

Por cierto, hoy se pone a prueba la flor en el culo de Zinedán, pues si nos toca la Juve -que Él no quería- será un indicio para que nos preparemos para una mala racha...porque lo otro, el juego y las "zinedadas", parece que no tienen solución.

[ pezuco ] ha dicho:
12-12-2016

 

A servidor le encantaría saber por qué este equipo, probablemente el mejor del mundo, intercala bodrios infumables como el del sábado ante el Depor con partidos serios y de gran nivel como el disputado frente al Atlético o Farçelona. ¿Por qué los jugadores se ponen el mono de trabajo y se toman los partidos en serio cuando les sale de los mismísimos?.

Probablemente porque esto es el flojoytimo style, y el fin de ganar de vez en cuando una Champions, justifica los medios de partidos infumables, tirando competiciones poco "comerciales" como la Liga.

El papelón de Zineduco en este circo flojentimiano es de traca, reservar titulares para el Mundialito para que su jefe se sienta feliz, intentar contentar a todos, repartiendo minutos tan arbitrariamente que va a terminar por hundir a James para estrellar al Filigranas... Y de temas tácticos mejor ni hablamos, que esto parece una trajicomedia. 

Que el Mundialito importa y preocupa en España en general y a los madridistas en particular poco más que la reproducción del esturión del Mar Negro es un hecho constatable, pero business is business, y si no te gusta, ajo y agua.

Por otra parte, sobre la fortuna de marcar en el tiempo añadido, me gustaría recordar, que probablemente el RM disponga de los mejores rematadores de cabeza. Ramos, Cristiano y Bale son top por arriba, y a balón parado hacen mucha pupa y Benzemá, Pepe, Varane o Morata tampoco lo hacen mal.

Lo que me extraña es que el salvador sea siempre Canelita, quien parece predestinado para acudir al rescate de su equipo en las postrimerías del partido. Parece transformarse, tener esa fe para rematar los centros que por otra parte, tanto Lukita como Toni le envían de cine. Es casi tan gran rematador como mal defensa, y a mi me sigue sobrando en el equipo, pues sólo le sacaría a jugar como revulsivo atacante, y ni siquiera puede hacer de Hierro en el centro del campo.

Creo que Carleto le cedió la flor a su exayudante Zineduco, pero éstas sólo florecen un tiempo para luego marchitarse. Haría mejor no fiándose de la salud de su flor en el trasero y dedicarse a lo suyo, que no es oco eso de lidiar con las vacas sagradas del vestuario. Que piense que los récords no sirven de nada, que es a final de temporada cuando se evaluan los resultados  estos depende sólo de la pelotita que tantas veces se niega a entrar en la portería rival.

 

P.D. Y hablando de récords, me viene a la memoria el de Pablo Laso hace algunas temporadas, su Lasoteam ganaba todo hasta que se dejó de ganar y al final no nos comimos ni los mocos. Por cierto, disfrutemos ahora de Doncic, lo de este chaval esloveno no lo había visto nunca en España, y tiene 17 añitos la criatura...

 

[ bg_rules ] ha dicho:
11-12-2016
Citando a Alekhine :: No. 4 :: 11-12-2016

Muy de acuerdo con el "zasca" a Garitano, añadiendo que, el saque de esquina, además, se produce en el minuto 89. Se lanza en el 92 por el teatro protagonizado por Titón, el portero del Depor.

Con respecto a la alineación,...

La queja no está en los cambios que hizo ZZ, o al menos no en todos, sino en cuándo los hizo. Mantuvo al equipo completamente atascado hasta que salió Lucas, que le dio algo de profundidad por la derecha, y, sobre todo, lo mantuvo inutilizado por la banda izquierda hasta el final, cuando se decidió a sacar a Marcelo. En los pocos minutos que se jugó con dos extremos, el Madrid, también es verdad que espoleado por la necesidad, hizo los mejores minutos. La cuestión es que ZZ redujo las posibilidades drásticamente por tardar tanto en reaccionar. Que el Madrid ganara ayer es fundamentalmente producto de la suerte, y desde luego no del juego ni del manejo del entrenador, y como en otras ocasiones, la cosa podría perfectamente haber terminado al revés. Ojo, jugando en casa contra un tercera fila. 

De la misma manera que contra el Atlético se hizo un notable partido y se ganó con contundencia, en otras muchas ocasiones se está ganando (o empatando) de milagro y de mala manera. Por eso me parece que la cantinela del récord de imbatibilidad es un mondongo de tres al cuarto que nos están colocando, exactamente como nos colocaron el de Ancelotti en su momento, preludio de una debacle que dejó al equipo con un mundialito, sí, pero hechos unos zorros en una temporada horrible. A mí me huele a lo mismo, con la salvedad de que ZZ está utilizando a toda la plantilla, con lo que eso supone física y psicológicamente para los jugadores, siendo este uno de los indiscutibles logros del francés.

En resumen, ayer salimos contentos del estadio, pero no salimos (al menos yo no salí) con la sensación ni de solidez ni control. Este equipo, como ha ocurrido casi siempre, aprieta a su libre elección, y ayer anduvo en modo pastueño hasta que se vio perdiendo y con media hora por delante. A mí me da igual lo que ganemos en términos de valoración de lo que veo, y lo que veo no me convence aunque Ramos gane en el último minuto, o precisamente por eso. Está muy bien la monserga esa de que el madrid lucha hasta el final, pero casi mejor sería que luchara desde el principio, creo yo.

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
11-12-2016

No sé de ningún otro Blog de esta índole en el que, en general, se cuide tanto la buena prosa.

Enhorabuena y gracias.

[ Alekhine ] ha dicho:
11-12-2016

Los cambios LE dieron la vuelta. Perdón.

[ Alekhine ] ha dicho:
11-12-2016

Muy de acuerdo con el "zasca" a Garitano, añadiendo que, el saque de esquina, además, se produce en el minuto 89. Se lanza en el 92 por el teatro protagonizado por Titón, el portero del Depor.

Con respecto a la alineación, me parece que los jugadores que salieron de inicio, deberían tener la luficiente enjundia como para derrotar, sin paliativos a este equipo gallego. Hay que recordar que se venía de jugar dos partidos muy intensos, contra la farça y contra el Borussia, en los que, por ejemplo, Lucas Vázquez, además de jugarlos completos, fue el que más corrió, con diferencia. Creo que, el darle descanso, estuvo bien. Y, cuando, por las cantadas de Casemiro, Ramos, Pepe y el culégiado, el partido se puso cuesta arriba, los cambios lo dieron la vuelta. Luego, algo tuvo que ver Zizou, ¿no? O, ¿sólo fue suerte?

[ NickAdams ] ha dicho:
11-12-2016

Acuerdo total con el blogger y los dos comentaristas, incluido el modo telegráfico de ZAPEZIPI.

El Mundialito, y en Japón, es fundamental para los intereses de la empresa. Y ojo con lo que se le escapó a Ramos de la cabeza, ayer, tras el partido: ya da por hecho el título del Mundialito.

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
11-12-2016

Totalmente de acuerdo. Así que en modo telegráfico:

ZZ volvió a dejar claro que no maneja los partidos. Pero..

ZZ reiteró su condición de jefe que tiene a sus peones felices y son capaces de unirse como leones en caso de emergencia. Les tiene convencidos de que son los mejores, como demostró Casemiro.

ZZ está consiguiendo infligir las más crueles torturas mentales al Farsa, manteniéndolo ilusionado durante 89 minutos de cada partido nuestro -esta vez sí, vuelven a imaginar eufóricos- para luego esconderle la bolita a la que habían apostado. Esto les pone aun más furiosos que una goleada. Les vuelve a colocar en su tradicinal condición de desesperación e impotencia.

ZZ demostró su total sintonía con FP al reservar titulares para su trofeo predilecto, el Mundialito. Ahí está la mayor fuente de su mayor negocio: el márketing en todo el mundo mundial ante el cual se pueden arriesgar tres puntos de esa cosa localista y pueblerina que es la Liga.

 

 

[ wh ] ha dicho:
11-12-2016

Completamente de acuerdo con la excelente entrada de bg_rules y, sobre todo, con el comienzo, dando caña al impresentable de Garitano al que por poco le da un síncope cuando vio el esperado, anunciado y deseado golazo de Ramos. Y tampoco soy precisamente un fan de Zehio, siempre hay que decirlo, pero con esos goles modelo 90 ya está inscrito, para siempre, en la historia del Real Madrid. Nadie que los haya vivido podrá olvidarlos.

Zidane volvió a ofrecernos una nueva alineación legiana, esta vez la 3.0: James, Isco, Asensio (¡despierta ya, muchacho, que vas a perder el tren blanco!) de enganches enganchados; Danilo el encogido y al gran Nacho fuera de puesto; la pareja veterana, Pepe y Ramos; Morata el discutidor, de delantero centro. Algunos dicen que lo de Zinedán no es suerte sino que sabe, y mucho,  pero, curiosamente, no pueden explicarlo. Tenemos un récord, sí, pero estamos jugando de pena. ¿Por qué no jugó Lucas Vázquez desde el inicio? ¿Por qué no jugó Mariano (gol de churro, pero estaba allí para intentarlo) en lugar de Morata (una nulidad antes y después del golazo que abrió el marcador)? 

Lamentable el error de Casemiro que demuestra que hay un punto de soberbia en este equipo que hay que corregir urgentemente. Cierto que, para mi, hubo falta sobre él en la disputa de balón que nos cuesta el empate, pero ni al momento de la falta debimos llegar pues debió despejar mucho antes ese balón o entregarlo a Navas, que lo estaba esperando. Y luego del error enorme de Casemiro, el derrumbe que nos pudo costar el partido.

Y sí, disfrutamos con el gol de Ramos, con el afortunado empate de Mariano, con la salida de Lucas y la tardía de Marcelo en modo Séptimo de Caballería pero, coño, Zidnedán, que no siempre vamos a tener tanta suerte. A ver si te enteras de una vez o, al menos, te lo dice el SS.