[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

PARTIÉNDOSE LA CAJA

Buena parte de los ciudadanos de España, país a la deriva en irremediable dirección al precipicio, produce cada vez más repugnancia.  Los hay de todos los colores y en ámbitos muy variados, desde el fundamentalmente trivial, como lo es el del deporte, a los más relevantes, como es el constituido por la basura que pulula por las altas esferas de influencia. Ante este tsunami de detritus ideológico y de acción/corrupción política, quienes deberían esforzarse por combatirlo no sólo no lo hacen, sino que además lo impulsan con sus manipulaciones constantes y un acomodamiento cuyo objetivo supuesto es evitar el enfrentamiento apaciguando a la bestia. Se aplica la estrategia de la claudicación permanente, lo que produce el efecto contrario del que se busca: la basura crece en cantidad, impunidad e ímpetu, y lo único que se consigue, además de ese triste resultado, es posponer la inevitable explosión, cuya violencia resultará directamente proporcional a la medida en que se claudique previamente. Lo más lamentable es que, hace casi ochenta años, Churchill lo explicaba en una célebre frase (“Se os ofreció poder elegir entre la deshonra y la guerra; elegisteis la deshonra, y tendréis la guerra”), aunque ya mucho antes, y por ello aún más lamentablemente, desde otra perspectiva Edmund Burke lo sintetizó diciendo "Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada". Trescientos años ha, nada menos.

Quienes campan por sus respetos en plena impunidad deben de estar, además de ganando la partida, partiéndose la caja –como vulgarmente se dice–, entre la alegría de esa victoria y la sensación de tener enfrente, como teóricos oponentes, a una caterva de descastados mentales, que además de risa les deben de producir mucha repelencia al contemplar la capacidad de acumulación de cobardía que les caracteriza. Miren, si no, el ejemplo del alumno aventajado conocido como Gerardo Piqué, que se ha tirado una semana larga deternillándose después de reírse por enésima vez de los valores más sagrados de un país, haciéndolo, además, de la manera más infame, que es la de la representación del payaso que tira la piedra y esconde la mano, estrategia que engaña exclusivamente a los tontos de capirote, que, por cierto, parece que son legión. Ante este espectáculo de irrespetuoso cachondeo, lo que recibió el catalán impresentable fue una serie de reacciones de lo más estrambóticas, entre las que es muy destacable la de un director de tebeo, de nombre Relaño, que aseguraba que Piqué en la selección siempre había sido ejemplar, lo cual, dicho de un marrano que en su momento escupió a un dirigente de la FEF un generoso lapo king size por la espalda, demuestra que o bien ese del tebeo es lelo, o bien le falla la memoria de manera preocupante, aunque lo que en realidad probablemente le ocurra es ambas cosas, la segunda, concretamente, de manera interesadamente selectiva. Es tan obvio el trasfondo político que tiene el asunto este que sólo mencionarlo resulta agotador. Parece, sin embargo, que algunos están por no enterarse.

Si al menos esto quedara en el ámbito mencionado, que es ese de la trivialidad habitada por personajes también triviales como los dos mencionados, y otros muchos más que han dado el espectáculo por tertulias, periódicos y radios, la cosa tendría un pase, sin duda muy desagradable, aunque a la vez, casi, casi, hasta podría invitar a compartir la risa con los malos, de ridículos que aparecen los que supuestamente debería corregir sus desahogos. En tal caso, además de reírnos con Piqué, nos reiríamos con Bob Dylan, que debe de estar descojonándose de la academia de lumbreras suecas a cuento del ridículo premio Nobel de literatura ese que le han colocado y del que el americano pasa tan olímpicamente que ni les ha contestado a la llamada. Igual es que Dylan anda buscando cosas por los cubos de basura de Nueva York o quizás es que efectivamente pasa del premio, pero lo que es seguro es el papelón que a veces se empeñan en representar algunos, ese de hacer el ridículo en sujeto, verbo y predicado vestidos de progretas acordes con los tiempos. Quizás es que la academia sueca pretendía anticiparse a lo que se avecina en la escuela, donde se está poniendo de moda eso de crucificar los deberes. Con Dylan en vez de autores serios, el niño no tendría que esforzarse gran cosa en atacar la asignatura de Literatura, al poder intercalar esta o aquella canción del literato de Minnesota entre los temas de última moda en su Ipod. 

Sin embargo, lamentablemente, la porquería está extendida de forma general, llegando a los niveles más críticos, transcendentes y corrosivos para el futuro del país.  El espectáculo de desvergüenza es permanente, sucediéndose los escándalos con una cotidianeidad que ya son recibidos con absoluta naturalidad, así que comportamientos como el de Iceta con Albiol (exigir lo inconcebible, recibir lo exigido y rechazarlo, dejando humillado a quien hace un gesto de generosidad –generosidad en lo que se refiere a quien recibe y rechaza el regalo– o de estupidez supina de comemierda de manual –desde el punto de vista de quien tenga dos dedos de frente–). A su vez, el comunista de la coleta anuncia, tan ancho, que, por carecer de fuerza en el parlamento, se dispone a armarla en la calle, en típico ejercicio antidemocrático de la izquierda más rancia, que cree en el sistema en tanto en cuanto vaya ganando la partida, porque si no, se rompe la baraja; en Andalucía, por su lado, salta otro escándalo de a cuatro mil millones de euros la pieza, quedando el escándalo en segundo plano porque ahora estamos entretenidos en el chocolate del loro de cuatro impresentables que se pagaban las juergas con tarjetas tan negras como el futuro del país; más allá, el otro niñato comunista que se comió el de la coleta nos propone ilegalizar al PP, ese partido socialdemócrata que ha ocupado el espacio que anteriormente pertenecía al partido de los mamporros y las mil pizzas en Ferraz; el responsable y heredero de ZP, versión venida a menos –y pensábamos que era imposible caer más bajo que el bobo solemne–, de turismo por la cuna del capitalismo más repugnante, que bien se podría haber ido a Cuba o a Venezuela a disfrutar del paisaje; el montaje  del gurtelazo, que parece una representación de ballet perfectamente coordinado, según el cual la culpa de todo la tiene Aznar, pero no el que fue su segundo durante el escándalo y actualmente presidente en funciones, o defunciones, porque esto se muere sin remedio…, y así, sin parar, hasta llegar al episodio más asqueroso, que vendría a ser el colofón  de lo que supone claudicar por apaciguar: obviamente, me refiero a las brutales agresiones que la manada batasuna ha propinado a dos guardias civiles y a sus acompañantes femeninas.

Debían estos terroristas de estar igualmente muriéndose de la risa, con sus partidos en las instituciones, recibiendo dinero del sistema que quieren destruir y con todo el patio diciendo que hemos de congratularnos porque hemos ganado al terrorismo, cuando nos enteramos de que en Francia descubren un zulo donde no les cabía el armamento de tanto como acumulaban. No nos vamos a extrañar, porque esta peculiar victoria del estado sobre los asesinos ha consistido en ver cómo se hacían con esas instituciones y ese dinero, y en no ver la devolución de ni siquiera la vaina de una bala, que estos tontos no son, y de momento han planteado lo de dejar de matar si se lo dan todo: instituciones, dinero, armas y, sobre todo, un futuro despejado para ir evolucionando hacia la separación definitiva. Consecuencia de este abandono de sus funciones por parte de la autoridad política, se producen crímenes como los perpetradas en Alsasua hace unos días, donde dos guardias civiles y sus acompañantes femeninas fueron salvajemente agredidos por esa manada de bestias con coletilla y flequillo cortado con hacha que campan por sus respetos gracias a nuestro ejército de claudicantes políticos, que lo han permitido, si es que no alentado. La agresión ha tenido como respuesta un rosario de condenas de esas vacías de significado y de cumplir el expediente.  Algunos, incluso, han tenido la desfachatez de ni siquiera hacer referencia al acto terrorista, como si no existiera. Este es el panorama de desolación y abandono en el que vive lo decente del país vasco, consecuencia de una política de concesiones intolerables. El final no podría haber sido otro. Durante años decenas de miles de vascos se han tenido que ir de su tierra o han tenido que asumir vivir en un infierno, colofón de lo cual es la presencia de esta gentuza en las instituciones, con argumentos como el de que son respaldados por equis miles de votos, y que a eso hay que darle respuesta y un clima en la calle donde lo más totalitario de cada casa marca el paso del desfile; como en Cataluña; como en la Alemania Nazi.

COMENTARIOS [0]
[ bg_rules ] ha dicho:
18-10-2016

Gracias mil por tus inmerecidos halagos, Lunalia. Siempre es un placer verte por aquí.

[ wh ] ha dicho:
18-10-2016

Excelente, como es habitual, la entrada de bg_rules. Explica de una forma tan clara la situación por la que está atravesando España que a uno le cuesta entender que la mayoría de españoles, que está claro que no son ni idiotas, ni podemitas, ni separatistas, ni filoetarras, no se den cuenta que algo hay que hacer y urgentemente para cambiar la peligrosísima deriva que lleva el país.

Está claro que no es fácil porque no hay (o al menos no lo conozco yo) un lider político que tenga las virtudes necesarias para encabezar un cambio profundo que tiene que, inevitablemente, pasar por profundas reformas de la Constitución que acaben, entre otras cosas, con el fraude de la Ley D´Hont, la depolitización de la Justicia y la Educación y el mangoneo de Hacienda con las clases medias.

Podemos tiene claro a dónde va, lo mismo que aún no totalmente desactivado Piotr Snchz, a la deriva del comunismo creador de miseria con el deseo de perpetuarse en el poder al modo Castro Ruz. Lo jodido es que de Rajoy no se puede esperar nada más que la inacción proactiva (para usar un palabro de los de moda) y Riverita ha sólo la demostrado que le gusta el circo pero no quiere entrar en la pista. VOX, no tiene voz, no liderato; simplemente no existe. Y dentro del PP los que podían liderar una regeneración están más que quemados. Cristina Cifuentes es una roja en bando blanco y Pablo Casado y las otras jóvenes caras conocidas no parece que tengan lo que hace falta para forzar el necesario cambio de rumbo.

P.D. Pero siempre hay algo de lo que alegrarse. Hoy, la reaparición, en pleno día, de la luna Lunalia.

[ Marcus48 ] ha dicho:
18-10-2016

Obituario: España. R.i.P.

[ lunalia1 ] ha dicho:
18-10-2016

Nada sobra.

Nada falta.

Lúcido e incisivo como siempre, mi querido Rules.

Abrazo a los ''masquemadridistas''

[ NickAdams ] ha dicho:
18-10-2016

Lo Alsasua, lo de Badalona, el maniqueo jucio de la trama Gurtel, el nuevo fraude de miles de millones del PSOE en Andalucía, el Coletas pidiendo violencia y un país sin gobierno y sin cojones.

No sé donde carajo estaremos dentro de un par de años, si en Espazuela, Espacuba, Venezpaña o Cubapaña... pero si no se para esto, jodidos, seguro.