[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

LAS FLORES DE ANCELOTTI

Ayer el Madrid rectificó esta fea costumbre que ha venido adquiriendo en los últimos tiempos que consiste en encajar un gol (o casi) en el primer minuto. Bien. Ayer el -afortunadamente- seudogol se produjo en el minuto dos, de manera que en este sentido vamos mejorando. Esta vez, el cara a cara lo resolvió Casillas como solía hacerlo antaño, y para que no se nos olvide cómo era en otras facetas del juego, después de eso nos dio uno de esos típicos recitales suyos de balones regalados al contrario en cada saque de puerta. Alguno dice que quizás no fuera mala idea sugerirle al súper capitán  que al golpear la pelota  intente que le llegue al contrario, a ver si así conseguimos el efecto contrario y nos aprovechamos de la ventaja del saque de portería.

Al poco se nos lesiona Ramos, parece que por cuestión muscular que, se nos ocurre, quizás tenga que ver con la acumulación de partidos. El Sevilla merodeaba con peligro y el Madrid trataba de encontrarse a sí mismo, lo que a esas horas, en ese día y con semejante temperatura no era tarea fácil. Y como Ancelotti tiene dos versiones de floristería, apareció una de ellas, que es la sempiterna de poder contar con el mejor género del mercado. Y mientras uno ponía el juego y el criterio, el otro marcaba los goles porque Marcelo tiene un guante en la bota, James tiene mucho olfato de gol, Casillas desvía con la mirada los disparos que le llegan –como dijo un tonto una vez– y Jesé se encuentra con un balón para empujarlo al fondo de la portería y poner a los que peor lo estaban haciendo dos goles por encima.

¿Jesé?, se preguntarán ustedes. Sí, porque Ancelotti hoy debió de pensar que necesitaba, además de las flores mencionadas de disponer de la crème de la crème, la otra, esa enorme que tiene en el culo y le protege como si fuera su ángel de la guarda; acuérdense del minuto 93, por ejemplo. Porque tuvo que ser Jesé, y no otro, el que marcara, como para validar el disparate táctico que su presencia suponía. Y andaba Jesé por el campo porque Ancelotti le dio entrada, claro, en una situación forzada por la lesión de un jugador (James en el minuto 25). Hasta ese momento, el Madrid jugaba un 4-4-2, con Khedira y Kroos en el centro, con los habituales Isco y James a los lados, el primero algo más retrasado (posicionalmente sólo, oigan, que el chico está mostrando estar muy centrado y maduro asumiendo su rol multitarea) que el segundo. Arriba, Bale y Benzemá. O sea, el bendito dibujo que sólo la ausencia de uno de los tres intocable de arriba permite, que debe de ser el que le gusta a Ancelotti y no utiliza porque la BBC tiene que jugar sí o sí. Circula por ahí un estudio estadístico que demuestra que el rendimiento del equipo con el 4-4-2 es infinitamente superior, y en todo caso a mí me lo parece independientemente de las estadísticas. 

A pesar de ese dibujo, el Madrid se mostraba vulnerable atrás, con un Sevilla que llegaba con peligro y llevaba el control del partido en lo que al juego se refiera. Cuando se produce la lesión de James, pues, el Madrid se encuentra 1-0 en el marcador, pero en precario en cuanto al juego.  La lógica dictaba que el sustituto fuera Illarra, con el objeto de: (1) mantener un dibujo más equilibrado y defensivo y (2) reforzar defensivamente un centro del campo que tenía a Kroos en estado gris y a Khedira tapando huecos como podía. Sin embargo, sorprendentemente, nuestro entrenador prefirió cambiar el dibujo a un 4-3-3, sacando a un jugador que juega en vertical, cuando lo que parecía obvio es que necesitábamos uno que lo hiciera en horizontal.  Mi compañero de asiento, hombre perspicaz e inteligente, propuso como explicación a la presencia de Jesé la posibilidad de que Florentino tenga firmado un contrato de estos de publicidad  que obliga a que la primera sustitución en cualquier partido la cubra Jesé, quizás utillero incluido. Pues igual van a ir por ahí los tiros…

Y en estas estábamos cuando Jesé marcó. Para los de los resultados, esto será demostración del acierto del entrenador, que fue quien lo puso ahí para que empujara la pelota; a otros, lo que nos parece un disparate lo sigue siendo después del éxito cosechado, pero qué sabemos nosotros, ¿verdad? La lección de Ancelotti de ayer con los cambios (esos que sólo hace si se ve forzado a ello, y visto lo visto y la potra que tiene, no nos extraña nada que sea tan reacio a realizarlos) fue un disparate mayúsculo. Pero el caso es que, una vez más, el contrario se iba al vestuario mirando al suelo cariacontecido, y preguntándose qué puñetas tienen estos blancos que siempre se terminan saliendo con la suya. Pues lo que tienen, entre otras cosas, es que son los mejores jugadores.

Entre el desánimo de unos por ver tanta injusticia y la tranquilidad que daba el resultado a los otros, el Madrid empezó a jugar con gran autoridad, inusitada diría yo, con un Khedira rotundo y un muy notable Isco que se lució como sabe en ataque y, he aquí la cuestión, no se le notó en defensa. De Isco ya sabemos que es un buen mediapunta, con lo que ello conlleva, pero, como nos lo han reciclado, se le ve el cartón defensivamente, y por su naturaleza de atacante a lo más que podemos aspirar defensivamente es a que no se le note, es decir, a que no cree agujeros en medio del campo. Esto es lo que suele ocurrir generalmente, pero ayer su segundo tiempo fue redondo: brillante en ataque, sin molestar en defensa. Bien por Isco.

Para que el público no perdiera interés en la contienda, con el resultado enfilado y un frío que pelaba, nuestro equipo decidió echarle pimienta a la cosa y, después de varias y clamorosas ocasiones erradas, decidió abrir un pasillo y recibir un gol en el minuto 80. Emoción hasta el final. A uno que tenía al lado casi le dio un infarto, pero, señores, no nos quejemos, que de esto se trata el fútbol: fuertes emociones. Ayer terminaron bien; veremos el sábado próximo contra el Atleti, sobre todo teniendo en cuenta que nos faltarán Marcelo, James, Pepe y Ramos, aunque lo del último seguramente deberíamos ponerlo en el haber.

COMENTARIOS [0]
[ Galego49 ] ha dicho:
07-02-2015

Decía días pasados, que el panettone Cagalotti, cada día que pasa se parece más al Marqués del Nabo y a cada partido que pasa me ratifico más en la afirmación. Hoy cuando todo el mundo afirmaba que lo ideal sería jugar con 4 en medio campo, va el inmovilista y vuelve a repetir con la BBC y claro, nos hacen un roto que va a pasar a la historia. Luego le parece poco y mete a Jesé de cuarto delantero debilitando aún más el medio campo, igualico igualico que el marquesito. Al final descosido de escándalo y derrota que va a ser histórica y sin penaltis ni lesionados, ni expulsiones. Pero como decíamos muchisimos, hace mucho tiempo, estas cosas ocurren cuando se ficha un pacificador y no un entrenador con conocimientos y que se moja y da la cara, aunque se la rompan, cuando es necesario. Y luego al final, son muchas derrotas se guidas como para que esto sea una casualidad."SE BUSCA ENTRENADOR DIGNO PARA DERBI"

[ pezuco ] ha dicho:
06-02-2015

 

No pude ver el partido pero viendo el parte de bajas, voy a decir algo que para algunos será un sacrilegio y para mi es tan claro como el agua: Sin el guitarrista metido a cantaor, Marcelo y James salimos ganando para el partido frente al Atleti.

Sin ramos perdemos remate a balón parado, pero ganamos paz, tranquilidad para la defensa y los madridistas que padecen del corazón. Varane es infinitamente mejor atrás.

Sin Marcelo perdemos presencia arriba, carácter ofensivo, pero con Coentrao ganamos seguridad defensiva, tapar la autopista que aconstumbra a dejar el brasileño y sobre todo ganamos dureza para un partido que se adivina duro-intenso.

Sin James a lo mejor a Carleto le da por buscar su famoso equilibrio, mete a un tío que sepa defender como Illarra y hasta ganamos el partido.

 

 

[ Galego49 ] ha dicho:
06-02-2015

Menuda paliza le hemos propinado a los farsantes en basquet y nada menos que de 24 puntos de diferencia. Como no vi el partido espero que alguno de los especialistas que tenemos en el blog, nos haga por lo menos un resumen del partido. 

[ Galego49 ] ha dicho:
05-02-2015

Cada día el maestro Cagalotti se parece más al Marqués del jardín anal, y es que siempre repite los mismos sistemas y planteamientos aunque estos sean contra-natura, pues como muy bien dice Bg_rules, el cambio claro, natural y a huevo que tenía ayer con la lesión de Jame, era meter a Illarramendi, sobre todo con el partido ya encauzado. Pero no, las tácticas cagalottianas son así y sino para eso tiene el jardín en semejante parte. Otra cosa pasa con el tema de los cambios que hace, ya que son siempre tarde, mal y arrastro y claro los únicos descansos que tienen los titularísimos, o son por lesión o por castigo federativo y con la deriva que está tomando el equipo, este año creo que no vamos a conseguir ningún título.

[ chinchin ] ha dicho:
05-02-2015

Excelente entrada, bg_rules. 

Visto el juego de Nacho ayer, tengo clarísimo que es ganancia neta no tenerlo frente al Atleti. Pero si Coentrao no está listo si creo que echaremos mucho de menos a Marcelo, injustamente tarjeteado (como Varane) anoche.

Jesé estuvo bien e Isco, muy bien. Al que veo cada vez más impreciso  es a Kroos que no parece el mismo que el que disfrutamos en la primera vuelta. Y para mi está claro que la culpa es del "sobreuso" de Ancelotti.

[ NickAdams ] ha dicho:
05-02-2015

Hay otra cosa que también ha tenido mucho peso en los dos últimos partidos y que, desgraciadamente, no tendremos contra el Atleti, y es Marcelo. Lo estoy viendo mucho mejor esn los últimos partidos y si, como ayer, no hay demasiada presión en ataque por su banda, puede ser letal. 

Vamos a ver el sábado pues está claro que el Cholo tiene bien calado al, claramente previsible, Ancelotti. Ahora, a la fuerza, tendrá que hacer algo nuevo en el Calderón, el habitual once cagalottiano no es posible.

[ wh ] ha dicho:
05-02-2015

Abundando en lo comentado en la entrada de Zarpi sobre este mismo partido y en el comentario de Marcus48: coincido con la argumentación de bg_rules en relación a que, ayer, el cambio adecuado tras la lesión de James era la entrada de Illarra. 

Tengo claro también que este Madrid es más seguro con un 4-4-2 que con un 4-3-2 y, como dije en la entrada anterior, que Isco es mucho más útil y efectivo jugando más adelantado. ¿No lo ve Ancelotti? No me lo puedo creer y, por tanto, no se me ocurre otra cosa que todo lo que vemos, partido tras partido, no sean otra cosas que imposiciones extrafutbolísticas.